"Fruta de cumpleaños"

Australia: La ciencia mantiene las manzanas crujientes y firmes más de un año

Los supermercados las promocionan como "frescas", pero algunos productores llaman a sus manzanas "fruta de cumpleaños" porque ahora, gracias a la ciencia, pueden conservar su color y permanecer crujientes durante más de un año.

"La expresión es jerga de la industria", explica Stephen Morris, científico de calidad poscosecha de Sídney. "Es una broma de la industria, porque algunas manzanas pueden cumplir su primer año antes de venderse al público".

El Consejo de Regulación Publicitaria acusó recientemente al supermercado Coles de haber violado el código alimentario promocionando las manzanas tasmanas Pink Lady como fruta "fresca" y "de primavera", cuando en realidad habían sido recolectadas meses antes.

Coles arguyó que la descripción era acertada porque "el almacenamiento refrigerado avanzado" las ayudaba a conservar cualidades como "el sabor, la textura, el aroma, el tamaño, el color, la ausencia de deterioro y la ausencia de manchas" durante un periodo de tiempo prolongado.

El doctor Morris, director del Laboratorio de Poscosecha de Sídney, señala que la mitad de las manzanas de Australia se tratan ahora en las explotaciones y los almacenes con SmartFresh, un gas sintético desarrollado y comercializado por AgroFresh, propiedad del gigante agrícola Dow. El gas también se aplica a peras, kiwis, mangos y fruta de hueso.

En el pasado, la frescura de las manzanas podía ampliarse colocándolas en cámaras refrigeradas con oxígeno reducido al 1 o 2 por ciento. SmartFresh desacelera el proceso de maduración todavía más.

Los consumidores pueden comprar manzanas nacionales "frescas" durante todo el año. Sin embargo, el doctor Morris opina que el término es confuso y que debe pagarse una multa.

"Los experimentos realizados cuidadosamente mostraron que el 1-MCP [gas] reduce la dulzor y el aroma de las manzanas, aunque la fruta muestra un exterior perfecto".

El doctor Morris añade que el gas puede prolongar la vida útil de alguna fruta hasta dos años.

Sin embargo, John Dollisson, director general de la organización de productores Apple and Pear Australia, explica que los agricultores suelen conservar sus manzanas tratadas con SmartFresh en almacenamiento refrigerado entre seis y ocho meses. El producto químico lleva usándose una década. "Es mucho mejor que la alternativa, porque cuando un australiano no compra una manzana, va al siguiente pasillo y compra alimentos para la salud que, claramente, no son tan nutritivos como las manzanas, contienen muchas más calorías y son mucho más caros", asegura Dollisson.

Desmiente las insinuaciones de que las manzanas fueran más dulces y nutritivas hace tres décadas. "Nosotros creemos que son igual de nutritivas que cuando entran [en la cámara frigorífica]", asevera.

La experta en poscosecha y seguridad alimentaria de la Universidad de Sídney, Robyn McConchie, dice que está totalmente a favor de la tecnología SmartFresh que pone a "hibernar" la fruta.

"Significa que apenas hay ningún metabolismo en funcionamiento y eso incluye la cantidad de azúcares, la cantidad de almidones, la cantidad de vitaminas, la cantidad de polifenoles", añade. "Todo se mantiene en un nivel bastante próximo al del momento de almacenamiento", continúa. "Solo se necesita la temperatura adecuada".

Un portavoz de Woolworths, supermercado que se autodenomina la compañía "para las personas que consumen alimentos frescos", dice que no se oculta que las manzanas han estado almacenadas en frío durante meses.

"Les hacemos saber a los consumidores, en la tienda a través de nuestro personal y carteles, y a través de nuestra página web cuándo están de temporada nuestras manzanas".


Fuente: smh.com.au

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor