Los daños por tormentas hacen subir el precio del tomate en Norteamérica

Transición en Europa; Empieza España y Países Bajos pasa a la iluminación artificial

La temporada europea está dividida. Los productores neerlandeses se están pasando al cultivo bajo iluminación y el suministro de España y Marruecos está comenzando. Esto provoca la satisfacción de los productores neerlandeses. En Europa del Este la temporada ha concluido y la exportación se está deteniendo. Italia también está en el mercado. En Norteamérica las tormentas han limitado los volúmenes y, por tanto, elevado los precios. Aunque el cultivo a campo abierto ha sido dañado particularmente por las condiciones meteorológicas y los productores canadienses de invernadero también se benefician de los buenos precios. En Sudamérica, los tomates solo se cultivan para el mercado interno. Esto significa que apenas hay jugadores extranjeros para invertir y la tecnología es limitada. Aun así, en Paraguay se ha producido un exceso de producción, lo que ha provocado el desplome de los precios. En China, los precios también han sido más bajos que el año pasado de media.

Un obtentor japonés con sucursales en todo el mundo debate sus expectativas para el cultivo de tomates. Los nichos de mercado son cada vez más importante y se presta más atención a ciertas características de los tomates, como el sabor y el color. La vida útil también está cobrando más importancia.



España comienza tarde y con más especialidades

Parte de los productores españoles han plantado demasiado tarde. Otra parte ha plantado, pero esa producción se ha perdido en su mayoría debido al calor. En estos momentos, están en producción Almería y Motril (Granada). La cosecha se ha retrasado debido a dificultades para el cuajado de los tomates provocadas por el calor. Los precios son altos debido a este retraso con pequeños volúmenes, también para los tomates convencionales. La disponibilidad de cherry individuales y pera cherry ha sido mejor. La cosecha está comenzando de verdad ahora, por lo que ya no hay escasez. Solo los tomates en rama se han retrasado. Se prevé que los precios desciendan y que el mercado se estabilice.

La producción de especialidades está aumentando rápidamente. Ello supone una amenaza para este mercado porque conforme se van dedicando más productores se dedican a las especialidades, la naturaleza especial de estos tomates disminuye. Eso podría causar problemas entre los productores españoles.


Países Bajos: transición al cultivo bajo iluminación
En los Países Bajos, han llegado los primeros tomates de las islas Canarias. Después de los camiones, en la semana 45 o 46 llegarán los primeros barcos. La temporada pinta bien para los holandeses. España se retrasó debido al cálido verano y, gracias a la alta demanda, el mercado ha sido bueno. La semana pasada, comenzó la temporada marroquí con los primeros tomates cherry (en rama) y pera baby, pero los volúmenes todavía no son grandes. A partir de noviembre, aumentará el suministro desde Marruecos.

En el cultivo neerlandés de tomate, los productores que no cultiva bajo iluminación se aproximan al final de la temporada. Sin embargo, debido al incremento de la superficie de cultivo bajo iluminación, la oferta de tomates neerlandeses, también en invierno, es mayor que nunca. Eso alivia parte de la presión también en verano, pero no ha podido salvar el verano esta temporada. Hasta mediados de agosto, la temporada no funcionó bien, aunque el año empezó bien con una producción limitada y precios altos. Después hubo mucha luz, una producción alta y precios decepcionantes, pero a partir de mediados o finales de agosto, dio comienzo la transición. Desde entonces, los precios han sido buenos.

La temporada para las especialidades neerlandesas también está llegando a su fin. La fijación de precios es buena. La temporada comenzó bien, pero se dieron algunas semanas malas durante el máximo de la temporada y la ventaja del inicio de desapareció. No obstante, hace uno o dos meses, el precio empezó a subir y se mantuvo a un buen nivel. Los tomates pequeños, los de aperitivo, los cherry y los cherry en rama, tuvieron un buen mercado.

La importación desde España y Marruecos está aumentando poco a poco. Ambos países llegan más tarde de lo habitual; el año pasado ya llevábamos tres semanas importando, por lo que los productores neerlandeses están satisfechos ahora. La mayoría de los productores neerlandeses ya han escogido su variedad para el próximo año y el segmento del aperitivo está creciendo. Pero eso lleva años ocurriendo y cada año se teme que aumente demasiado. La superficie para los tamaños medios individuales parece estar reduciéndose. Los tomates en rama ofrecen una mejor producción y un precio más alto que los individuales, por lo que la superficie para los individuales menguará, y eso ya está provocando algunas tensiones.

El cálido verano retrasa la temporada en Italia
En el mercado mayorista de Bolonia, los tomates en rama neerlandeses están logrando buenas cotizaciones, igual que los tomates cherry (3,20 euros por kilo) y los tomates pera (3-3,50 euros por kilo) de Sicilia. Los tomates de Apulia y Campania obtienen en torno a 1,50 euros por kilo. Italia posee doce regiones productoras: Piamonte, Lombardía, Véneto, Emilia-Romaña, Toscana, Lacio, Abruzos, Apulia, Campania, Sicilia, Calabria y Basilicata.

Debido al comienzo del otoño, el mercado para los tomates verdes, San Marzano y Corazón de Buey, es estable. La baja de las temperaturas limita el consumo de este tomate típico veraniego. Los precios de estos tomates rondan 80 céntimos y 1,30 euros por kilo. La nueva temporada de Sicilia comenzará realmente en diciembre, pero la fecha exacta también depende del tiempo. Los italianos esperan una buena temporada para los tomates.

Según un productor de Rávena, Emilia-Romaña, las altas temperaturas del pasado verano retrasaron la cosecha en septiembre. Igual que en el norte de Europa, los tomates se desarrollaron más despacio y eso dio lugar a escasez. Por esa razón, los precios son más altos en estos momentos. En dos meses, hay que llenar el hueco del mercado.

Un productor de Apulia que cultiva tomates cherry dice que la temporada comenzó con calma. Debido a las altas temperaturas de julio y agosto, se obtuvo una gran cosecha de buena calidad. En otras grandes regiones productoras, se observó una tendencia opuesta. Los productores se quejan de que la cosecha es pequeña, lo que contribuyó a que los precios fueran altos a mediados de septiembre.

En Sicilia, los precios rondaron los 2,50 euros por kilo en agosto, satisfactorios para los productores. Desde la semana 41 en adelante, los precios bajaron a 1,80 euros por kilo. En la temporada de verano, los mayores problemas están relacionados con las altas temperaturas y las fuertes lluvias. En invierno, se espera un aumento de los tomates cherry y pera.

Además del mercado del tomate en fresco, Italia tiene una importante cuota de procesamiento de hortalizas. Según las estadísticas oficiales, las compañías italianas procesaron alrededor de 4,9 millones de toneladas de tomates en 2014. Esto dio lugar a una cuota de mercado del 12 por ciento en todo el mundo, lo cual colocó al país en el tercer puesto de la clasificación mundial, por detrás de Estados Unidos y China. En Europa, Italia es, con diferencia, el mayor procesador de tomates, con una cuota de mercado del 54 por ciento e ingresos de 3.000 millones de euros.

La temporada polaca ha finalizado
En Europa del Este, la temporada del tomate ha finalizado. Todavía hay volumen disponible, pero la calidad ya no es buena para la exportación. Los principales mercados para Polonia son Bielorrusia y los Balcanes, y se exporta dentro de la UE. La nueva temporada comienza en primavera; en estos momentos los tomates se importan de Países Bajos y España. Los precios son altos en estos momentos, pero se espera que desciendan rápidamente en el futuro próximo.

El mercado belga funciona bien
El mercado belga de las hortalizas de invernadero está calmado, pero el mercado del tomate funciona bien desde agosto. Los precios oscilan entre 1 euro y 1,30 euros. A principios de la pasada semana, el suministro de tomates individuales y tomates en rama en subasta era bajo, pero no se determinó una causa clara. La temporada nacional también está finalizando y los productos españoles están ganando terreno en el mercado.

El mercado alemán depende de la importación
El comienzo de la nueva temporada en el sur de Europa no ha podido abrirse paso en el mercado alemán todavía. Debido a la limitada disponibilidad, los precios son altos. Los tomates son una de las hortalizas más vendidas de Alemania; el alemán medio consume 8,6 kilos de tomates al año. El mercado es tan grande que no se plantea la autosuficiencia, ni siquiera durante el punto máximo de la temporada. La producción de tomates de invernadero fue de 84.496 toneladas el año pasado, según las estadísticas, un 22 por ciento más que en 2013. De media, la superficie crece un 11 por ciento al año. Las principales regiones productoras son Baden-Wurtemberg, Baviera y Renania del Norte-Westfalia, que suponen el 51 por ciento de la producción alemana de tomate.

Suiza cosecha 50.000 toneladas
La superficie en el país alpino se encuentra bajo presión. Según las cifras oficiales, la superficie es estable o ligeramente menor. En 2014, se cultivaron en torno a 40.000 toneladas de tomates y se cosecharon 8.000 toneladas de tomates cherry. En total, el volumen ascendió a 50.000 toneladas en 2014. El pasado verano, las altas temperaturas también provocaron problemas a los productores suizos, y fue especialmente difícil para los empleados de los invernaderos. La alta cantidad de luz solar provocó un pico en la producción, lo que a su vez provocó escasez. Actualmente, el cultivo ha vuelto a la normalidad.

Tomates caros en Israel
En Israel, las recientes altas temperaturas también han provocado una cosecha menor y precios altos. En los años anteriores, no obstante, los precios fueron malos, lo que llevó a que muchos productores abandonaran. Esto también causó que se disminuyera el volumen cosechado. La escasez en el mercado se prevé que continúe hasta principios de diciembre.

Durante una sesión en el Parlamento israelí sobre la crisis del mercado, el Gobierno apeló a reducir las restricciones a la importación y a la importación de tomates. Además, a causa de la escasez, también se ha producido el mal establecimiento de precios en los últimos años.

Los precios pueden permanecer altos porque el Gobierno sigue cerrando las fronteras a la importación de tomates de países competidores. En invierno, Israel exporta tomates a Rusia y Europa, pero debido a la tasa de cambio de estas monedas, la situación para los exportadores no es sencilla. Además, algunos productores exportan a los Estados Unidos, pero deben cumplir estrictos requisitos para ello.

Más tomates redondos de Marruecos
La temporada ha comenzado de forma calmada con los primeros tomates cherry (en rama) y pera baby, pero los volúmenes todavía no son elevados. A partir de noviembre habrá más volumen disponible de Marruecos. Aunque la superficie se ha mantenido igual, varios productores han pasado de los tomate pera baby y los cherry al cultivo de tomates redondos. El año pasado, el precio para estos tomates fue bueno. En el mercado nacional, los productores están obteniendo buenos precios para los tomates redondos sin clasificar, lo que está dando lugar a que se reduzca el volumen de exportación a países como Rusia.

Sudamérica: producción para el mercado interno
Los tomates, repartidos por todo el continente, se cultivan todo el año. En Colombia, por ejemplo, cerca del ecuador, un año tiene dos temporadas, una seca y otra de lluvias. Los tomates se pueden cosechar durante todo el año en el país, con el empleo de variedades que pueden resistir las circunstancias durante estas temporadas.

Cabe destacar que apenas hay exportación de tomates desde Sudamérica. La importación también es nula, pues la mayoría de los países son autosuficientes. En el continente, Brasil es el mercado con el mayor potencial, con una población de 200 millones.

Todos los países latinoamericanos están notando las consecuencias de El Niño, aunque los efectos varían. Ciertas regiones se enfrentan a la sequía, mientras que en otros lugares llueve más de lo habitual. En el cultivo del tomate, los efectos sobre el mercado se perciben en la oferta y el precio. Por ahora, se ha cosechado volumen suficiente y la importación no se plantea.

Los tomates son, junto con las zanahorias y las cebollas, los cultivos más importantes cultivados en Sudamérica. Sin embargo, dado que todo el volumen se vende en el mercado interno, el mercado está calmado, y solo la meteorología puede influir en los precios.

Sin embargo, esta tendencia también tiene consecuencias para el desarrollo del sector. Las inversiones tienen que proceder del propio país y en la producción de tomate entran pocas partes extranjeras. Mientras que en México, por ejemplo, la producción podría incrementarse significativamente con la ayuda de tecnología de importación e inversores extranjeros, ese desarrollo es menos notable en otros países del continente. La inversión en una invernadero neerlandés es demasiado alta, generalmente un invernadero de lámina es lo máximo que se pueden permitir. El mercado del tomate tiene dos variedades: redondo y pera.

Precios bajos debido a la sobreoferta en Paraguay
Paraguay ha tenido una sobreoferta hace poco, la cual ha dado lugar a menores precios. Una caja de 18 kilos de tomates obtiene 25.000 guaraníes (3,86 euros). Eso supone un descenso de 5.000 guaraníes (77 céntimos). Para los productores, no queda mucho. Parece que cada vez están entrando más tomates al mercado al mismo tiempo, y solo algunos en Abasto, el mercado central del país. La tendencia apunta a cada vez más suministro directo para los supermercados, o que termine más cantidad en el consumidor mediante ventas callejeras. Según los informes, esta sobreoferta continuará una semanas más.

EE. UU.: las tormentas hacen subir los precios
En el este de Estados Unidos, la producción se ha visto afectada por las tormentas, lo que ha provocado escasez. En el conjunto de Norteamérica, la demanda sigue siendo alta, lo que hace subir los precios. aunque la tormenta ha causado problemas principalmente para los productores de campo abierto, los productores canadienses de invernadero también se benefician del aumento de precios. Pese a que se dice que estos mercados no se influyen entre sí, la realidad tiene más matices. Los consumidores optan por un tomate distinto si no hay producto disponible.

A principios de este mes, ha comenzado la cosecha de tomates en Baja California. La temporada se prolonga hasta mediados de enero. La lluvia en la víspera de la temporada ha dificultado la predicción de volúmenes.

Australia: sobre todo, tomates para la industria transformadora
En la temporada 2014/2015, las estadísticas hablan de una producción de 300.000 toneladas para Australia. Para la próxima temporada, los productores australianos cuentan con una cosecha de 310.000 toneladas. Las condiciones meteorológicas son positivas durante la temporada de plantación, con tan solo dos días de calor extremo, sin heladas y poco viento. La mayoría de la cosecha se transforma. Los australianos son unos de los mayores consumidores de tomate procesado, con un consumo de entre 23 y 24 kilos per cápita al año.

Para los productores, los costes del agua son el mayor reto. Sin embargo, la tasa de cambio es favorable, y eso hace improbable que los tomates importados sean más baratos. Se prevé que la exportación se reduzca, y Asia y Oriente Próximo son los mercados más importantes.

Los precios chinos, bajo presión
Con un volumen de entre 5 y 6 millones de toneladas anuales, China es uno de los mayores productores de tomate del mundo. El cultivo se concentra en las provincias de Shandong, Hebei, Sinkiang y Henan. La mitad de la superficie consiste en invernaderos. Entre octubre y junio, están en el mercado los tomates de invernadero, y en los meses de verano les siguen los tomates de campo abierto. El máximo de la temporada se produce de junio a septiembre.

En Sinkiang, los precios son de entre 380 y 400 yuanes (52-55 euros) por tonelada. Esto significa que los precios son más bajos que el año pasado, cuando los tomates obtuvieron entre 450 y 500 yuanes por tonelada. En la provincia, se ha cancelado una subvención que se concedía a los productores de algodón y se alienta a los productores a pasarse al cultivo de tomate. Esto ha provocado el aumento de la producción.

El cultivo tailandés es complicado
El cultivo de tomates en Tailandia es complicado, pues el clima no siempre coopera en la región de Chiang Mai. Sin embargo, con un invernadero especial, dos empresarios neerlandeses han logrado producir 30 kilos por hectárea. Con este invernadero especialmente diseñado, han podido conseguir una producción de tomates prácticamente durante todo el año.

Cada semana, FreshPlaza publica un resumen de la situación de mercado de un producto en un contexto global. Con estos artículos, nos proponemos ofrecer una visión del mercado global, que cada vez es más pequeño como resultado de la globalización.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor