Resumen del mercado global de las setas

Con la llegada del otoño en el hemisferio norte, la demanda de setas suele aumentar. Un reciente estudio muestra que el mercado tuvo un valor de 35.000 millones de dólares en 2015. Entre 2016 y 2021, está previsto que el mercado crezca un 9,2 por ciento. Esto elevaría su tamaño a casi 60.000 millones de dólares en 2021.

Donde mayor crecimiento se espera es en los mercados asiáticos. El consumo de setas en China, Japón y la India es muy abundante. En parte gracias a que cada vez se buscan más productos saludables y ecológicos, la demanda en estos países continuará creciendo. Europa es el mayor mercado para las setas cultivadas, pues representa más de un 35 por ciento del mercado global. Además, la demanda está en aumento en Norteamérica, y Sudamérica también está registrando un crecimiento explosivo. Por otro lado, África y Oriente Próximo están experimentando un crecimiento razonable.

El principal destino de las exportaciones polacas es Reino Unido
Los exportadores polacos que operan en el Reino Unido se han visto obligados a subir sus precios debido a la inestabilidad de la libra esterlina tras el brexit. Reino Unido es el mayor mercado para los exportadores polacos.Sin embargo, la mayor parte de los precios están estipulados en contratos anuales, por lo que, en estos momentos, se está exportando a pérdidas. No todos los importadores del Reino Unido están dispuestos a pagar el precio más alto que demandan los exportadores polacos. Pese a esta situación, Reino Unido sigue siendo un mercado interesante para los exportadores polacos debido a su alto consumo.

La demanda es alta todo el año, pero alcanza su máximo en septiembre y noviembre, justo antes de las vacaciones. La mayoría de las setas suministradas al mercado británico son champiñones blancos y marrones. Un exportador indica que su gama se amplió hace dos años con las setas shiitake, enoki y shimeji. Las mezclas de setas asiáticas funcionan bien en el mercado de Reino Unido. Por el momento, parece que este crecimiento no se está produciendo a expensas de la demanda de champiñones blancos.

Además de setas cultivadas, también hay una buena demanda de setas silvestres. Sin embargo, la sequía estival en el oeste de Polonia ha dado lugar a una escasez de oferta. Por tanto, los exportadores están buscando volumen en el este del país y en Lituania y Ucrania. La temporada de las setas silvestres comienza en agosto y dura hasta octure.



Alemania espera una producción histórica
El mercado de las setas está tranquilo ahora, dado que es el momento de transición de las setas silvestres a las cultivadas. A diferencia de muchos países del oeste de Europa, Alemania tiene una temporada estival muy animada. Además, la demanda alcanza su máximo hacia Navidad. Aparte de champiñones blancos, también hay demanda de variedades exóticas, como seta de cardo, shiitake, shimeji y melena de león. Según la asociación sectorial alemana, el país espera una buena temporada con una producción histórica. Por primera vez, el volumen total superará las 70.000 toneladas, un incremento de 3.000 toneladas en comparación con 2015. De estas, 63.000 toneladas se destinarán al mercado en fresco. No obstante, esto no es, necesariamente, una buena noticia para el sector, ya que los precios han mostrado una tendencia ligeramente a la baja, mientras que la producción muestra una tendencia opuesta.

La demanda de setas se ha mantenido estable diez años y este año no es una excepción. Debido a los bajos precios de champiñones blancos y a la buena disponibilidad durante todo el año, el crecimiento de las setas exóticas no ha tenido efecto en este mercado. Aunque hay más competencia de los champiñones marrones, los blancos siguen dominando el mercado. Un minorista explica que, cada semana, su compañía vende 50 toneladas de champiñones blancos, en comparación con las tan solo 10 toneladas de setas exóticas.

El volumen no ha descendido este verano en Países Bajos
El mercado de la seta se está preparando para un otoño más activo. Tradicionalmente, la demanda cae en verano, pero no ha sido el caso este año, por lo que los precios no han bajado. Reino Unido suele ser un gran destino de exportación y, por lo tanto, el brexit y el tipo de cambio han suscitado algunas preocupaciones. Mientras, bajo la presión de las setas polacas, muchas compañías se han visto forzadas a fusionarse. De los cientos de productores de setas holandeses que existían antes, tan solo quedan unos cien. Las variedades especiales también han estado creciendo considerablemente, siendo los champiñones marrones los más importantes. Dada la reducción de la oferta, el precio de las setas procesadas se ha incrementado de manera sustancial con el paso de los años. En cuanto a las setas ecológicas, se esperan grandes cosas a largo plazo, pero la cuota holandesa sigue siendo pequeña.

Bélgica: escasez de trabajadores en diciembre
El sector belga de las setas se ha consolidado fuertemente en los últimos años. De los más de 80 productores que estaban activos hace 10 años, quedan alrededor de 30. La mayoría de ellos tiene sede en Limburgo. En un principio, todos los productores celebraban subastas, pero a finales de los 80 empezaron a ser cada vez menos rentables. Entonces, muchos optaron por vender sus productos ellos mismos. En Bélgica, actualmente no existen intermediarios en este sector, mientras que en Países Bajos todavía quedan algunos. La mayoría de los productores belgas son, por lo tanto, también comercializadores. Existe un precio de mercado dado y lo que ganas puede ser un poco por encima o por debajo de este, dependiendo de la calidad que suministres. El principal competidor es Polonia. En el pasado, los minoristas belgas compraban muchas setas polacas, pero ahora encuentran el producto local cada vez más importantes. Antes, todo se basaba en el precio, pero ahora se presta más atención a la calidad. Por lo tanto, parece que se ejerce menos presión sobre los precios, una tendencia que ha confirmado un comerciante.

Este año, la temporada de la seta se ha recuperado un mes más tarde que en años anteriores. Normalmente, el mercado vuelve a ganar fuerza en septiembre, tras la tradicional caída estival; sin embargo, debido al calor extremo de septiembre y principios de octubre, no ha ocurrido hasta mediados de este mes. En estos momentos, la demanda está creciendo con fuerza y es probable que se produzca escasez de un momento a otro.

Las ventas a Reino Unido se han visto gravemente obstaculizadas por el descenso del 15 por ciento en el tipo de cambio de la libra esterlina. En este mercado existe mucha competencia de los productores polacos, debido a que la diferencia de cambio entre el esloti y la libra no es tan pronunciado.

Las perspectivas apuntan a una importante escasez durante las vacaciones de diciembre. El principal motivo es la falta de mano de obra durante dicho periodo.

Los consumidores británicos están descubriendo las setas exóticas
Reino Unido es un buen mercado para las setas y las ventas están funcionando bien. Los champiñones blancos siguen teniendo demanda, pero los marrones se demandan cada vez más. Debido a la depreciación de la divisa británica, existe mucha presión en el mercado, pero no parece haber afectado demasiado al mercado de las setas. Las setas especiales están registrando cierto crecimiento, pero la demanda de estos productos sigue siendo reducida. El crecimiento se debe a la atención cada vez mayor que se da a las setas en los programas de televisión. Los consumidores quieren probar nuevos colores y texturas. algunas de estas setas son silvestres; otras, como las shiitake o las setas de ostra, se cultivan en túneles.

Con el invierno a la vuelta de la esquina, la demanda de setas se incrementa, pero hay una demanda estable durante todo el año. Hacia Navidades, crece la demanda de variedades exóticas. Un comercializador de un gran productor de setas explica que cada semana llegan a los supermercados y mayoristas de Edimburgo y Londres siete toneladas de especialidades. En la actualidad, el aumento más considerable de la demanda lo ha registrado la shiitake. Un productor explica que apenas puede seguir el ritmo de la demanda.

En cuanto a los champiñones blancos, hay competencia de Europa del Este. Además, cada vez son más habituales los packs de cultivo de champiñones en casa.

La sequía reduce la oferta en Francia
El hongo Boletus edulis es una delicatessen en Francia. Sin embargo, debido a que los meses de verano han sido secos y ha escaseado la lluvia este año, hay menos setas en los bosques. Eso significa que hay menos volumen disponible para el sector horeca. El precio de este hongo se sitúa en 20 euros el kilo, casi diez veces más que el de los champiñones blancos, que cuestan entre 2 y 3 euros el kilo.

Italia quiere cultivar más setas exóticas
Aunque la oferta de setas cultivadas es estable todo el año, el pico de consumo tiene lugar en otoño e invierno. El mercado es extremadamente estable en términos de oferta y precios, y no se esperan cambios este año. Los champiñones blancos son la seta más consumida en Italia, y cuestan entre 1,80 y 2 euros por kilo. Les siguen la setas de ostra, con un precio de entre 2,50 y 3 euros el kilo. En tercer y cuarto lugar se encuentran la seta de chopo y el cuerno de la abundancia, que cuestan 9 y 4 euros por kilo, respectivamente.

En otoño, se cultivan en Cerdeña champiñones y setas de cardo. La demanda cae en primavera, pese a la afluencia de turistas. La mayoría de los productores produce champiñones blancos. Para el futuro, están previstas inversiones en el cultivo de setas de chopo, shiitake y setas de ostra. Para incrementar el consumo de estas setas, se requerirá una campaña promocional.

Los precios en los mercados mayoristas de Roma y Turín oscilan entre 1,70 y 1,85 euros para los champiñones blancos, y las setas exóticas alcanzan precios más altos. En Verona, los rebozuelos cuestan 9-14 euros el kilo, la seta de ostra de Véneto se sitúa en 3,20 euros el kilo, mientras que las setas de chopo cuestan 10 euros el kilo y el Boletus edulis alcanza 25,50 euros el kilo.

EE. UU.: Temporada complicada para las setas silvestres
La temporada de setas silvestres no tiene buena pinta. El verano ha sido largo y caluroso, y la lluvia llegó tarde, según un recolector de setas. Como resultado, la producción disponible será menor. Las setas se recolectan en Montana, California, Oregón y Washington. La temporada suele comenzar en agosto y dura hasta octubre. El volumen de setas silvestres depende en su totalidad de los fenómenos naturales. Según un recolector, el mercado estadounidense es complicado por la falta de conocimientos culinarios entre la población. Además, los precios son altos debido a un arancel de importación del 22 por ciento para las setas silvestres. Las importaciones proceden de Europa del Este y Sudáfrica, entre otros lugares.

Los champiñones son las setas más cultivadas en Estados Unidos. En 2015/2016, su producción ascendió a 461.000 toneladas. Esta categoría incluye también variedades marrones, como la portobello y crimini. La cuota de estas setas es reducida, pero está creciendo.

Entre 2013 y 2016, el mercado de los champiñones marrones ha crecido un 8,3 por ciento, mientras que en el mismo periodo los blancos han registrado un crecimiento récord del 4,5 por ciento. Los marrones tienen ahora una cuota del 18 por ciento del sector. El año pasado, los champiñones costaban en torno a 1,20 dólares el medio kilo.

La categoría de especialidades ha experimentado un mayor ritmo de crecimiento. Entre 2013 y 2016, ha crecido un 36 por ciento, de 9.350 toneladas a 12.750 toneladas. En esta categoría, la seta de ostra y la shiitake tienen una cuota conjunta del 80 por ciento. El precio medio se ha situado en 3,94 dólares el medio kilo, 40 centavos más que en la temporada anterior.

Dentro del mercado de las setas en su totalidad, la cuota de setas ecológicas está creciendo. La producción total en la campaña 2015/2016 alcanzó las 45.550 toneladas, un incremento del 49 por ciento en comparación con la temporada anterior. Los champiñones blanco suponen dos tercios del mercado ecológico. En total, las setas ecológicas tienen una cuota de mercado del 7 por ciento.

El mercado brasileño crece repentinamente
El mercado brasileño está creciendo en torno a un 20 por ciento al año, según un comerciante. La mayor parte de la demanda del mercado se cubre con la producción nacional, aunque también existen pequeñas importaciones de China. Un productor de setas de ostra y shiitake explica que su deseo es producir siguiendo el ritmo del mercado, y, por lo tanto, amplían su superficie de cultivo cada año. En comparación con otros vegetales, las setas son un producto caro.

Corea del Sur opta por la exportación
Los productores de Corea del Sur están creciendo, por lo que los precios están bajo presión. Por consiguiente, un comerciante indica que están buscando nuevos mercados en ultramar. El mercado nacional es estable, pero todavía hay mucho espacio para la exportación. Europa y Norteamérica son mercados particularmente interesantes. Se cultiva una amplia gama de variedades, como setas de ostra, enoki y shimeji. Estas setas se exportan a Países Bajos, Alemania, Suiza, España, Grecia, Austria, Polonia, Estados Unidos, Canadá, Indonesia, Vietnam y Australia. Además de los mercados existentes, también buscan nuevos mercados como Indonesia, donde la demanda de setas coreanas está al alza.


Cada semana, FreshPlaza y AGF.nl publican un resumen de la situación del mercado de un producto en su contexto global. Con estos artículos, nuestro objetivo es ofrecer una idea de un mercado global que se vuelve cada vez más pequeño como resultado de la globalización. El próximo artículo se centrará en las coles.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor