El riego extra aumenta los calibres

La temporada del limón de California avanza hacia la región del desierto

En California, se cultivan limones prácticamente todo el año. Ahora mismo, conforme se asienta el otoño y el calor del verano se desvanece, las regiones productoras que limitan con el desierto comienzan su cultivo de limones, tomando el relevo de los climas más fríos.

"En estos momentos, estamos en transición desde las regiones de cultivo D2 hacia las D3", explica Russell Takahashi, de Allied Avocados and Citrus. "Las D2 son las regiones costeras, como los condados de San Luis Obispo, Santa Bárbara y Ventura. Las D3 están en el borde del desierto, entre las que se encuentran condados como el de Riverside e Imperial, y se pondrán en marcha a mediados de octubre. En esta época del año, la mayoría de los productores producen limones Eureka y Lisbon".



El rendimiento es estable, pero los productores se enfrentan a costes más altos
En cuanto a rendimiento, este verano la producción se ha acercado a la media, pero Takahashi explica que el calor ha provocado un incremento de los costes para los productores. "Este verano ha hecho calor, pero el rendimiento se acerca a la media. Los limones no se han visto afectados como las naranjas y algunos cítricos más. El problema es que los productores han requerido de riego extra, lo cual ha tenido un efecto doble: sobre el crecimiento de la fruta y también sobre el incremento de los costes de producción", señala Takahashi.

"El agua adicional ha permitido que la fruta alcance calibres más grandes. Esto puede ser bueno y malo, porque aunque la fruta grande es más deseable para los clientes, si es demasiado grande, no se puede vender", continúa.

Los productores culpan a las importaciones de la caída de los precios
Los productores de limón de California se enfrentan a marcadas fluctuaciones de precios todo el año. En gran parte, se debe a que la temporada dura todo el año y las importaciones influyen en los precios en varios momentos del año. Según Takahashi, los productores estadounidenses tienen que competir con las importaciones en precio y han visto cómo este caía en las últimas 4 semanas.

"La demanda de consumo es muy fuerte, como ocurre la mayor parte del año, pero los productores locales tienen más dificultades ahora que comienzan las importaciones. El precio actual de una caja ha caído hasta unos 20 dólares, que es menos de la mitad que hace un mes", asegura Takahashi. "La competencia de las importaciones es intensa y estas tienen un efecto negativo sobre los productores estadounidenses de limones. Los agricultores locales todavía no han visto ningún avance en las negociaciones del TLCAN que se prometió a comienzos de año".

Más información: 
Russell Takahashi
Allied Avocados and Citrus
Tel.: +1 (805) 625-7155

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor