Entrevista a Salvo Laudani, de Freshfel Europe

Los desafíos del sector hortofrutícola

"En Freshfel seguimos la evolución de las expectativas de los consumidores. En una sociedad donde los hábitos de consumo y de compra están en constante cambio, es fundamental que nuestro sector conozca lo mejor posible las necesidades y las expectativas de los consumidores. En comparación con otros sectores agroalimentarios, el sector de los productos frescos siempre va rezagado, por lo que es necesario tener un mejor conocimiento de estas tendencias, así como de la importancia de la tecnología digital para los mercados de los productos frescos", señala Salvo Laudani, de 59 años, vicepresidente y director comercial del grupo Oranfrizer, en una entrevista concedida a FreshPlaza.

Salvo Laudani

Sobre el consumo de frutas y hortalizas en Europa
Laudani apunta que el consumo de frutas y hortalizas en la UE está muy por debajo de las recomendaciones de la OMS: 400 gramos al día como mínimo. "En la primera mitad del siglo, han sido varios los factores que han provocado un retroceso del consumo: un estilo de vida diferente, un entorno alimentario muy competitivo, problemas de percepción, hasta cuestiones de accesibilidad y disponibilidad en los segmentos crecientes del food service".

En cuanto a la comercialización, la exportación se ha visto fuertemente afectada por el veto ruso. Además, han surgido muchos problemas de accesibilidad en los países del sur del Mediterráneo (Argelia, Libia, Egipto).

Por otro lado, ha crecido la importación gracias a la banana, el aguacate y otras frutas exóticas. La comercialización dentro de la UE es estable, con más de 31 millones de toneladas.

¿Cuál es la postura de Freshfel en lo relativo a las declaraciones de propiedades saludables?
Laudani responde: "Los productos frescos son muy saludables, previenen la obesidad y otras enfermedades cardiovasculares, que constituyen enormes retos sociales. La fruta y las hortalizas desempeñan un papel fundamental en nuestra nutrición, son capaces de mejorar de manera significativa la dieta de los europeos. No obstante, si bien los científicos y los médicos pueden defender los beneficios de los alimentos frescos para la salud, el sector hortofrutícola tiene recursos limitados para obtener una declaración de propiedades saludables, debido a la diversificación de productos y variedades, y a los altos costes que conlleva la apertura de los expedientes necesarios en la EFSA, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

¿Cómo crece la demanda productos de proximidad y ecológicos en los países europeos?
Según Laudani, los productos europeos son una de las categorías de alimentación más locales. "En el ámbito europeo, casi el 80% de las hortalizas se consumen o transforman en los mismos países de producción. Solo un porcentaje muy pequeño se vende en los países vecinos. En cuanto a la fruta, el consumo de proximidad ronda un 60%. Esto viene dado por motivos de estacionalidad o porque se hace necesario diversificar la oferta: cítricos en el norte de Europa, frutas exóticas, productos de contratemporada). En cuanto a los productos ecológicos, están creciendo despacio casi alcanzando un 3%. Algunos países de la UEtienen un gran porcentaje de productos ecológicos en sus producciones. Al fin y al cabo, el sector trabaja por una mejor sostenibilidad, afrontando las preocupaciones de la sociedad avanzando hacia alternativas de biocontrol".

¿Cuál es el rol de Italia en el panorama hortofrutícola europeo e internacional?
"Italia siempre será un actor importante en el mercado europeo e internacional. En el mercado de la UE, Italia ha expedido 3,2 millones de toneladas (3.600 millones de euros) a Alemania, Francia, Austria, Polonia: 750.000 toneladas de manzanas, 450.000 toneladas de uva, 200.000 kiwis, 200.000 toneladas de melocotones", subraya el vicepresidente de Freshfel Europe.

Como otros países de la UE, Italia se ha visto afectada por el veto ruso, por el cierre del mercado argelino y por la inestabilidad económica y política de Libia y Egipto. El sector italiano siempre busca de manera proactiva nuevos mercados, aunque el proceso de firma de tratados sigue siendo largo, complejo y caro para las contrapartes.

¿Cuál es la perspectiva europea de Freshfel en el sector hortofrutícola?
Freshfel pretende aprovechar las oportunidades de futuro y aumentar el consumo el año que viene para llegar al nivel recomendado por la OMS. "Por tanto, el sector tendrá un futuro prometedor solo si podemos construir una imagen positiva de él. Deberíamos educar a nuestros consumidores sobre cómo comer y preparar los productos frescos para consumirlos durante todo el día, como parte de una comida o como aperitivo".

¿Cómo ve Freshfel la seguridad alimentaria?
"La legislación europea en materia de seguridad alimentaria es una de las más exigentes del mundo. Ofrece un elevado nivel de seguridad en cuanto a protección de los consumidores. No obstante, no está exenta de desafíos: el sector debe hacer frente a los intereses encontrados entre las diferentes políticas, como la reducción de los productos fitosanitarios autorizados, mientras sigue aumentando la presión fitosanitaria sobre las plantas. También el cambio climático y la proliferación de nuevas plagas y enfermedades son motivo de preocupación. Sin olvidar el debate sobre el desperdicio alimentario y la prevención de contaminaciones microbiológicas".

El debate sobre la seguridad alimentaria debe enmarcarse en un contexto más amplio de conciliación de los diferentes objetivos políticos. El debate sobre la sostenibilidad plantea más preocupaciones, pues hay que tener en cuenta distintos elementos: los aspectos sociales, la economía circular, le evolución del embalaje (plástico, logística, emisiones energéticas, agua, etc.). Durante más de tres años, Freshfel ha creado y gestionado un grupo de trabajo sobre sostenibilidad para analizar estos distintos aspectos para compartir experiencias y mejores prácticas".

La misión de Freshfel Europe
Freshfel Europe es una asociación única en el contexto agrícola europeo. La empresa tiene o objetivo de dar una voz a la cadena hortofrutícola europea. Representa a diferentes segmentos del sector: desde la producción y las varias categorías de la comercialización (expedidores, exportadores, mayoristas e importadores) hasta el retail. Además, Freshfel cuenta con diferentes proveedores de servicios (logística, productos fitosanitarios, etc.). El actual presidente es Stephan Weist (grupo Rewe) y el vicepresidente es Salvo Laudani (Oranfrizer Catania). La sede de Freshfel está en Bruselas, lo cual le permite seguir de cerca los aspectos de la política europea, entre ellos:

-La próxima reforma de la PAC.

-La nueva legislación de ecológicos.

-Las políticas de promoción y las prioridades del programa de trabajo anual para frutas y hortalizas.

-La reforma de la legislación fitosanitaria.

-La renovación de la legislación sobre pesticidas.

-El impacto del brexit.

-El seguimiento de nuevos tratados de libre comercio y otros asuntos relacionados con el acceso a mercados.

-La preparación de un programa de promoción centrado en los usuarios de redes sociales de entre 18 y 30 años.

-Numerosos expedientes relacionados con la sostenibilidad y la economía circular.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor