Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"En esta etapa, podemos compartir que tendrá éxito en una amplia gama de productos"

Investigación australiana sobre un nuevo tratamiento postcosecha con aire sobrealimentado

Los productores de frutas y hortalizas de Australia podrían disponer pronto de un nuevo método de tratamiento para sus productos, dados los resultados prometedores de un proyecto actual con el potencial de mejorar enormemente la inocuidad alimentaria y reducir las pérdidas poscosecha.

El Departamento de Industrias Primarias de Nueva Gales del Sur encabeza el proyecto sobre el tratamiento poscosecha que utiliza aire sobrealimentado, que tiene un gran potencial para mejorar la inocuidad alimentaria y los resultados del control de la descomposición en una serie de productos hortícolas. El doctor SP Singh, científico de inocuidad alimentaria, dice que la contaminación microbiana es uno de los mayores desafíos para los productores y envasadores.

"Es importante adoptar un enfoque integral para minimizar el riesgo de contaminación y reducir aún más los niveles microbianos en los productos, a niveles que no deberían plantear problemas para la salud pública", comenta Singh. "La operación de lavado poscosecha no es una solución para minimizar los peligros microbianos asociados con los productos hortícolas producidos en el campo".

El proyecto está financiado por el Fondo de Salud, Nutrición y Seguridad Alimentaria de Hort Frontiers, que forma parte de la asociación estratégica de Hort Frontiers desarrollada por Hort Innovation, con la coinversión del Departamento de Industrias Primarias de Nueva Gales del Sur y contribuciones del Gobierno de Australia.

El aire sobrealimentado se genera aplicando una corriente eléctrica al aire normal, lo que provoca la formación de varios tipos de especies reactivas. Singh expresa que dichas especies interactúan con los patógenos microbianos potencialmente presentes en la superficie del producto y los matan.

"El lavado con desinfectante químico es una práctica común en la actualidad", explica. "Los procesos de lavado reducen la carga microbiana presente en la superficie del producto pero no eliminan completamente los contaminantes microbianos si están presentes. Por lo tanto, es fundamental reducir los niveles microbianos al mínimo posible mediante un tratamiento auxiliar como el aire sobrealimentado. El tratamiento también puede reducir la dependencia de los desinfectantes y fungicidas químicos utilizados para garantizar la inocuidad alimentaria y la conservación de los productos. Mundialmente, existe una tendencia que se inclina hacia los 'cero' residuos químicos en los productos hortícolas. El tratamiento poscosecha con aire sobrealimentado tiene un gran potencial para lograr la sostenibilidad y buenos resultados en el medio ambiente".

Singh ofreció recientemente un seminario web a los miembros del sector de la manzana y la pera, y el equipo de investigación ha experimentado con una gama de productos hortícolas frescos y frutos secos. Singh señala que la naturaleza biológica y morfológica de los productos hortícolas es diversa, así como la respuesta al tratamiento poscosecha con aire sobrealimentado.

"En esta etapa, podemos compartir en confianza que el método tendrá éxito en una amplia gama de productos", continúa. "El Departamento de Industrias Primarias de Nueva Gales del Sur ha trabajado en el desarrollo de la tecnología durante más de tres años. Tras el éxito de los experimentos de laboratorio, la tecnología se encuentra actualmente en una fase de ampliación en la que los sectores objetivo participarán en la demostración de los beneficios de la tecnología y realizarán estudios de validación. Hay varias etapas que hay que atravesar antes de que la tecnología esté disponible para las empresas comerciales".

Añade que las tecnologías de desinfección, como el aire sobrealimentado, se han vuelto más importantes que nunca en la era pos-COVID-19, y los consumidores quieren disfrutar de productos sanos, nutritivos y seguros que se hayan producido, envasado y suministrado con las mejores prácticas y con un impacto mínimo para el medio ambiente.

"Garantizar la inocuidad alimentaria de los productos es un gran desafío para los productores y envasadores", concluye Singh. "Actualmente, es necesaria la adopción de un tratamiento poscosecha que mate los microbios sin dejar residuos químicos en poco tiempo. Esta tecnología tiene el potencial de mejorar la inocuidad de los alimentos y aumentar la vida útil de los productos, contribuyendo a reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos. Es una situación en la que todos los participantes de la cadena de suministro salen ganando".

Para más información:

Dr. SP Singh
NSW Department of Primary Industries
Tel.: +61 2 4348 1935
sp.singh@dpi.nsw.gov.au


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor