La variedad amarilla impulsa la recuperación del kiwi italiano en Europa

La 39.ª reunión de la Organización Internacional del Kiwi (IKO), que debería haberse celebrado en Nueva Zelanda, se llevó a cabo por videoconferencia los días 16 y 17 de septiembre. Aun así, la reunión, en la que participaron delegaciones de Nueva Zelanda, Chile, Italia, Grecia, España, Portugal y Francia, ofreció una buena oportunidad para el intercambio y la discusión sobre el cultivo del kiwi. Por Italia, CSO Italia, miembro de IKO, participó junto con un gran número de asociados: Agrintesa, APO Conerpo, Consorzio Jingold, Frutta C2, Naturitalia y Spreafico.

Entre los principales temas tratados se encontraron las previsiones de producción del hemisferio norte. Se prevé una producción europea de unas 707.000 toneladas, un 6% más que en 2019, cuando la producción era limitada. En comparación con el año anterior, se espera una cosecha italiana en leve aumento, con cerca de 327.000 toneladas, es decir, un 3% más que los bajos volúmenes de 2019. La oferta de Grecia también está creciendo, llegando a casi 272.000 toneladas, un 10% más respecto a la temporada pasada. Las cosechas aumentarán también en Portugal y España, mientras que la producción en Francia parece caer un 6%.

En cuanto a Italia, el crecimiento depende del kiwi de pulpa amarilla, que este año debería llegar a aproximadamente 80.000 toneladas, un 35% más que el año pasado gracias a las nuevas plantaciones que entran en producción. Para el kiwi verde, en cambio, se espera que la producción vuelva a disminuir un 4% en comparación con el mínimo histórico del año anterior, debido al daño por heladas y la reducción de la superficie cultivada a causa de la enfermedad de "la muerte del kiwi" y los daños por asfixia de las raíces que también afectan a los rendimientos de las plantas.

"La muerte del kiwi" es un fenómeno que se ha extendido desde 2012 en la zona de Verona, para luego afectar a otras regiones importantes de cultivo de kiwi, como Piamonte, Lacio y Friuli-Venecia Julia. Recientemente se ha informado también de la presencia en Calabria, Campania y Basilicata. Es sin duda un fenómeno muy preocupante que, según las estimaciones de CSO Italia desde 2012 a la fecha, ha afectado a unas 4.500 hectáreas que ya no son productivas, sin considerar las parcelas que se encuentran en estado de afectación, con rendimientos lejos del potencial.

A nivel comercial, la mirada está puesta en Grecia, que a lo largo de los años ha visto crecer sus plantaciones hasta aproximadamente 11.000 hectáreas de kiwi en producción, con cantidades que crecerán aún más en un futuro próximo.

Todos los participantes informaron sobre las buenas demandas del mercado a raíz de la crisis sanitaria.

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor