"No creo que nadie más analice el azúcar de sus 'berries'"

Las pruebas de Brix en las fresas han ayudado a construir una fuerte marca en Australia Occidental

Tomarse el tiempo para dominar el sabor de las fresas mediante pruebas de Brix y rigurosos procesos de selección ha permitido a una empresa de productos agrícolas frescos de Australia Occidental crear una exitosa marca de primera calidad para el mercado.

Quality Produce International (QPI) fundó la marca Heavenly, que ahora está en su 13.ª temporada, con alrededor de 400.000 bandejas vendidas cada año.

"Una muestra de la fruta es triturada y el jugo es analizado por nuestro equipo de pruebas científicas, lo que nos ofrece una lectura del azúcar", dice el director de QPI, Damon Watling. "Hacemos eso para cumplir con el estándar de la marca Heavenly, y no creo que nadie más pruebe el azúcar de sus berries. Para obtener los niveles de Brix correctos y la mejor fruta para Heavenly, queremos que las fresas estén lo más maduras posibles, algo que casi va en contra de lo que hace el sector, en particular en el cultivo de fresas. Se necesita mucha gestión para hacerlo bien y nuestra fruta está madura para la cosecha".

Las fresas Heavenly se producen en la finca de la familia Lieu, al norte de Perth, con una temporada que va desde finales de julio hasta noviembre. Watling dice que han sido un éxito a nivel local debido a su sabor y aroma dulce garantizado, lo que las convierte en una fruta de primera calidad muy demandadas.

"La berry en particular es una variedad antigua olvidada hace mucho tiempo por otros productores locales", explica. "Obtuvo la licencia y fue presentada por la Universidad de California y es conocida por su excepcional calidad, sabor y singular forma cónica larga y simétrica. Es delicada y su producción es desafiante, pero tomándose el tiempo para conocerla, pensamos que los resultados hablan por sí solos. Las Heavenly tienen un aspecto liso, un color intenso y un aroma asombroso; se puede oler la fresa, mientras que las variedades más recientes que se suelen producir han perdido su aroma".

Foto: El productor Chi Lieu con el director de QPI, Damon Watling, en la finca de Carabooda (Perth).

Como con la mayoría de los productores, QPI admite que ha habido desafíos para encontrar trabajadores que cosechen la fruta, especialmente porque las Heavenly se cosechan cuando están maduras, a diferencia de muchas otras variedades que se cosechan semimaduras. Pero Watling dice que Heavenly siempre será una marca premium en el mercado, por lo que no ha habido atajos este año a pesar de los obstáculos con la mano de obra.

"Los volúmenes son consistentes este año y la familia Lieu solo planta según su capacidad dentro de las limitaciones de mano de obra", explica Watling. "Además, los consumidores se preocupan más por el origen de sus productos frescos, y hemos visto un mayor enfoque en ello desde la perspectiva de los retailers. Heavenly tiene una presencia de marca reconocida tanto entre nuestros retailers como entre los consumidores, y muchos de ellos han llegado a comprender lo especial que es el producto a lo largo de los años y esperan la temporada con muchas ganas, más que cualquier otra fresa en el mercado. Incluso hemos oído hablar de tiendas que tienen 'listas de espera'. La fuerte reputación que Heavenly ha construido a lo largo de los años significa que los consumidores están dispuestos a pagar una prima. A diferencia de otras frutas, por ejemplo la fruta de hueso, los consumidores pueden confiar en una buena experiencia de consumo e identificar Heavenly con esa fiabilidad".

Aunque la demanda de los mercados de la costa este de Australia es masiva, QPI dice que solo enviará sus productos allí cuando la demanda del mercado de Australia Occidental esté cubierta. Actualmente, no hay demanda de fruta más madura en los mercados de ultramar. Los desafíos del transporte aéreo y las fluctuaciones de temperatura suponen que los productores cosechen la fruta más verde para poder enviarla.

Watling añade que las berries pasan por un riguroso proceso de selección para asegurar que se mantiene la calidad, y que todas se cosechan y envasan a mano.

"La primera ronda de envasado será la de Heavenly", continúa Watling. "La segunda etapa de envasado se enfocará en otra etiqueta que sigue siendo igual o mejor que la de otras frutas en el mercado. Nuestros productores, la familia Lieu, ya tenían experiencia en la producción de Heavenly en particular e identificamos que su fruta era especial. Su respeto por la marca y la continuidad que son capaces de ofrecer tiene mucho que ver con el éxito de la comercialización de la marca. La familia Lieu está respaldada por el equipo de tecnólogos de alimentos y de control de calidad de QPI, para presentar el producto más seguro posible. La formación y la asistencia están disponibles en todos los aspectos de la garantía de calidad. QPI disfruta de una fuerte relación con Buy West, Eat Best y otros organismos del sector para apoyar a las fresas Heavenly".

En 2020, algunas de las importaciones de QPI que dependen del transporte aéreo han sufrido una reducción de los vuelos y un aumento de los costes, como resultado de la pandemia de COVID-19. Watling admite que algunas existencias simplemente no pueden llegar a su destino, ya que los vuelos han sido cancelados por completo y, cuando hay vuelos disponibles, las importaciones tienen un coste exorbitado.

"No hemos visto un efecto enorme en los precios de los productores locales, ya que importamos sobre todo productos de contraestación", comenta. "La demanda de algunas importaciones, como los dátiles Medjool que llegan por mar, ha sido fuerte, en particular por parte de los consumidores más conscientes de la seguridad alimentaria, que se han inclinado por los dátiles preenvasados en los diversos tamaños de envase de consumo. Nuestras exportaciones siempre se han centrado en clientes muy específicos con los que hemos tenido una relación muy larga. En su mayor parte, sus mercados han podido absorber el aumento de los costes de flete y nos las hemos arreglado con las limitaciones de vuelos desde Perth".

El crecimiento de la empresa ha sido un viaje constante, desde un productor con un palé de zanahorias en 1977 hasta ahora más de 500 productores. Watling dice que sus fundadores, Gary Watling y Geoff Moore, construyeron un fuerte equipo de ventas con una buena ética de trabajo que se mantiene hoy en día.

"La trayectoria de nuestro actual equipo de ventas es de 17 años y la cultura de la empresa sigue siendo fuerte", expresa. "El desarrollo de las marcas ha sido algo que realmente ha evolucionado en los últimos 12-15 años, y proviene de un enfoque de nuestro equipo que desea proporcionar apoyo al productor más allá de obtener el mejor rendimiento de sus productos. Dicho apoyo no solo se produce a través de la marca y la comercialización, sino también a través de los tecnólogos de alimentos y expertos en garantía de calidad que QPI proporciona, que guían a los productores a través de los desafíos de las diversas certificaciones".

Watling añade que, aumentando el apoyo a los productores, el objetivo número uno de QPI es elevar el perfil de los mismos e identificar a los que están produciendo un producto de primera calidad que debe ser recompensado por ello.

"En algunos casos, como en el de las fresas Heavenly, la marca está vinculada a un productor y la variedad, y la experiencia en el cultivo es fundamental para el éxito de la marca", concluye Watling. "En otros casos, como el de Cue Bites y NaNa's, hay un grupo de productores con un enfoque similar en cuanto a la calidad".

Para más información:
Damon Watling
Quality Produce International
Tel.: +61 8 9455 2777
mail@qualityproduce.com.au
www.qpi.net.au


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor