Feria virtual PMA

Descubrir los patrones de los brotes de enfermedades en las lechugas

La feria virtual de la PMA de la semana pasada analizó los brotes de enfermedades en las hortalizas y la investigación que se está llevando a cabo sobre los factores que contribuyen a dichos brotes. El panel estuvo dirigido por Trevor Suslow, vicepresidente de Seguridad de Productos de la PMA, y contó con la participación de Jim Brennan, presidente de SmartWash Solutions; Michele Jay-Russell, que es microbióloga de Investigación en la Universidad de California en Davis; Kristen Pogreba-Brown, profesora de Epidemiología en la Universidad de Arizona, y Neva Cochran, que es consultora de Comunicaciones sobre Nutrición.

Pruebas de campo para rastrear la E. coli en la lechuga romana
Jim Brennan habló de las investigaciones en curso que incluyen múltiples ensayos para comprender lo que está sucediendo con la lechuga romana en la zona agrícola del Valle de Salinas y lo que se puede esperar en el futuro. "Trabajamos con dos parcelas de 4 hectáreas cada una. Las parcelas se produjeron utilizando prácticas ecológicas estándar y permitimos a los productores llevar a cabo sus procedimientos normales. La lechuga romana se plantó en ciclos de dos semanas utilizando trasplantes y cada una de las muestras se sometió a las mismas pruebas microbiológicas en las que analizamos el suelo, el agua y los tejidos de las plantas tanto antes como durante la cosecha, así como el equipo agrícola, el equipo de apoyo y el equipo de cosecha", explica Brennan.

Los datos en esta etapa del proyecto se han recogido y están siendo analizados, pero Brennan pudo compartir algunos de los hallazgos iniciales. "Aunque encontramos que hay presencia de patógenos en el suelo, no había pruebas de transferencia del suelo al tejido de la planta. Vimos una excepción con la práctica de los productores de romper los lechos del suelo para aumentar la eficiencia de la irrigación. Dicha práctica puede arrojar trozos de tierra al marco de plantación de la romana, que permanece allí si se encuentra en una etapa específica del ciclo de desarrollo. Las muestras de romana que tenían dichos trozos de tierra estaban vinculadas a un aumento de E. Coli y a patógenos en la propia romana", comparte Brennan.

"También descubrimos que las últimas 72 horas antes de la cosecha parecen ser las más críticas. Durante ese período de tiempo, se podrían aplicar potencialmente fungicidas, dependiendo de la condición de la cosecha, la época del año y los patrones meteorológicos, y eso podría ser una forma de disminuir la contaminación. También nos dimos cuenta de los efectos de la higienización de la cosechadora. Una cosechadora puede parecer limpia al comienzo del día, pero a los 15 minutos de funcionamiento, después de que las correas y los motores han estado en movimiento, los restos dentro de la cosechadora que no se han limpiado adecuadamente se caen al suelo y pueden conducir a la contaminación del propio cultivo. También notamos un cierto grado de autolimpieza, donde al final del día la cosechadora y el cultivo que salía de ella estaba bastante limpio", añade Brennan.

Estudios longitudinales
Michele Jay-Russell discutió algunos de los estudios longitudinales que está llevando a cabo el Centro Occidental de Seguridad Alimentaria. "Los estudios longitudinales suelen abarcar períodos de tiempo más largos, entre dos y cinco años. En el caso de productos como las hortalizas de hoja, los estudios analizan los orígenes trabajando con los productores tanto en tierras públicas como privadas para desentrañar los ciclos de transmisión. Una de las conclusiones de un estudio realizado hace unos 10 años por USDA ARS, UC Davis y USDA Wildlife Studies fue que dentro de las operaciones de los ranchos de ganado había un pico constante de E. coli O157 durante el verano y el otoño. Este hallazgo se confirmó en diferentes zonas geográficas y climas. Lo que era preocupante era que, mientras que en general había mucha menos incidencia en los ranchos de cría de vacas, había picos inexplicables, por lo que es necesario hacer más investigaciones para entender esos picos. En general, los hallazgos mostraron que la estacionalidad de los brotes estaba significativamente asociada con los impactos de los animales domésticos y salvajes".

Actualmente, Jay-Russell está trabajando en propuestas de subvención para seguir ensayando una vacuna contra la E. coli O157 para el ganado. "La vacuna fue muy estudiada en el Medio Oeste pero no se encontró que fuera exitosa para la seguridad de la carne de vacuno. Sin embargo, podría haber un nicho en fincas más pequeñas y zoológicos para utilizarla de manera selectiva en zonas donde hay una gran proximidad de ganado y producción de productos", agrega. Además, comparte que la comunicación también es importante para prevenir la contaminación. "La idea de ser un buen vecino, hablar con los demás y trabajar estrechamente con otros granjeros para reducir el riesgo podría resultar muy útil", señala.

Respuesta de la salud pública
Kristen Pogreba-Brown analizó brevemente la respuesta de la salud pública a un brote y lo que puede causar los retrasos en la determinación del origen específico del brote. "Un desafío es que muchas personas a menudo no pueden recordar exactamente lo que comieron, pues hay que tener en cuenta que para cuando se han enfermado, han recibido ayuda, se les ha diagnosticado una E. coli u otra infección, y Salud Pública se ha puesto en contacto con ellos, es difícil que esas personas recuerden lo que comieron semanas o incluso meses antes del momento de la entrevista. Además, otro desafío es que no existe un proceso centralizado para la recolección de información. A veces difiere por estado, y a menudo incluso difiere por condado. La forma en que se formulan las preguntas es diferente en cada uno de ellos y no hay una forma sistemática de reunir los datos. Por último, especialmente en el año 2020, es importante recordar que una gran parte del personal de CDC está enfocado en el trabajo de la pandemia, y el personal que normalmente trabaja en la investigación de brotes podría no estar disponible porque está trabajando en la COVID-19", comparte Pogreba-Brown.

Finalmente, Neva Cochran compartió algunas reglas de oro en la comunicación con el público sobre los brotes. "En primer lugar, informar de los hechos. Cuando no hay hechos, la gente tiende a inventar historias porque el cerebro humano busca explicaciones y patrones. En segundo lugar, mostrarles que nos importa el tema tanto como a ellos: que los agricultores e investigadores se comprometen a encontrar las respuestas y proteger al público, y que nosotros nos comprometemos a proporcionarles los hechos cuando los conocemos", explica.

La feria virtual de esta semana explorará cómo los retailers están respondiendo a las preocupaciones de los consumidores sobre la sostenibilidad, los plásticos y los envases pidiendo a sus proveedores que se unan a ellos en el desarrollo de soluciones. Únete a la feria para descubrir cómo los proveedores y los retailers pueden trabajar juntos para aumentar el atractivo de los productos frescos para el consumidor. La próxima feria será la primera para PMA que se presentará íntegramente en español.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor