Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Alberto Casanova, comercial de Frutas Manzano, sobre los subtropicales españoles:

“Tenemos suerte de tener un producto tan nicho y que lo cultivan tan pocos productores”

La Costa Tropical de Granada y parte de la Axarquía malagueña concentran la mayor parte de la superficie destinada al cultivo de chirimoyas en España, que se ha erigido en la actualidad como el líder mundial en la producción de esta fruta originaria de Sudamérica.

“La campaña de la chirimoya se desarrolla de septiembre a mayo”, indica Alberto Casanova, responsable del departamento de Import-Export de la compañía granadina Frutas Manzano, especializada en frutas subtropicales y referente nacional en la comercialización de chirimoyas y aguacates. “Los volúmenes suelen ser más fuertes entre mediados de septiembre y mediados de noviembre, que es cuando tenemos picos de producción, tras lo cual disminuyen y vuelven a aumentar a mediados de marzo. Aunque ahora hay menores volúmenes de fruta, nos permiten dar una continuidad en la producción de entre 8 y 9 meses al año”, detalla.

Como destaca Alberto, la demanda ha sido buena durante toda la campaña de comercialización. “Tenemos suerte de tener un producto de nicho que cultivan tan pocos productores, lo cual influye en que siempre tengamos buena demanda. Además la oferta está muy concentrada, lo que nos ayuda a ser como un pequeño clúster”, subraya.

Asimismo, indica, los precios no se han visto afectados significativamente por el complejo contexto desatado por la segunda ola del coronavirus y la adopción de nuevas restricciones en toda Europa, que se ha desarrollado paralelamente a la campaña nacional de la chirimoya. “En el sector agroalimentario no estamos notando mucho la pandemia en términos generales y en estos productos que nosotros tocamos, tampoco”, confirma Alberto. “De hecho, al inicio de la crisis sanitaria, precios como los del aguacate se reforzaron mucho porque hubo retrasos en los embarques de Sudamérica por los confinamientos y han seguido esa tendencia. Además, no está habiendo mucha producción de ninguno de estos productos, aunque sí hay partes del sector que están más afectadas, como el horeca, y muchos clientes que nos hacían pedidos diarios o semanales ya no están pidiendo. La demanda se ha ido compensando por otros canales y al final el consumo total prácticamente se ha mantenido”.

En Navidad se dispara la demanda de chirimoya, justo en unas fechas en las que la producción de esta fruta, más sensible al frío, es menor. “Ese es un problema que tenemos, que los clientes demandan bastante fruta en esas fechas, que es cuando realmente hay menos. Desafortunadamente, la chirimoya no es un producto como el aguacate, que lo puedes mantener durante meses en el árbol, sino que hay que recogerla en su momento”.

Arranca el aguacate Hass español
La campaña de subtropicales española se complementa en estas fechas con la incorporación del aguacate Hass, otro de los productos principales para Frutas Manzano. “En estos momentos estamos iniciando el aguacate nacional. Hicimos algo el mes pasado, pero ahora a inicios de año es cuando el aguacate está en el mejor momento y alcanza un punto de maduración muy bueno”, señala Alberto. “Además, es cuando empieza a estar más demandado en los mercados”.

De hecho, están bajando bastante los volúmenes de importación, tanto de Colombia como de México y Chile, lo cual está favoreciendo una mayor demanda de aguacate español, subraya el comercial. “Aparte, la semana de lluvias que estamos teniendo está haciendo que el mercado cambie rápidamente. Los precios están subiendo bastante y se prevé que vamos a tener varias semanas/meses de precios altos al ir desapareciendo progresivamente cada uno de estos orígenes del mercado. Hasta que entre Perú”, puntualiza Alberto. Y es que la llegada de los aguacates de Perú suele suponer un punto de inflexión que da inicio a los orígenes de verano.

“Perú entra al mercado a finales de marzo con volúmenes bajos, pero desde mediados de mayo hasta mediados de julio se produce una inundación de aguacates peruanos. Lo importante es que los envíos se hagan de forma ordenada, no nos interesa ni a nosotros ni a ellos que se produzcan esas llegadas masivas de aguacates porque se para el mercado y baja mucho el precio”.

“Lo que nos puede ayudar es que parece que Perú está enfocándose también en nuevos mercados como China, donde está despertando mucho su consumo, y eso es muy interesante para Europa”, enfatiza Alberto. “Si se dividen esos envíos entre Europa, EE. UU y China y se hacen las cargas para Europa de forma ordenada, podríamos tener unos precios más constantes y razonables”, remarca.

Mango español, un producto que aún requiere un esfuerzo promocional
A finales de noviembre acabó la temporada española de mango, que comenzó en septiembre, por lo que la compañía con sede en el municipio de Salobreña trabaja actualmente con mango importado. “Prácticamente todo nuestro suministro procede de Brasil, aunque ahora está empezando a entrar la variedad Kent de Perú”, especifica Alberto. “Parece que hay menos producción este año, lo que sería positivo para los precios, porque suelen caer todos los años por estas fechas. El año pasado cayeron a 2 o 3 euros por caja, mientras que ahora están en torno a los 4 o 5 euros por caja, un precio medio bajo, pero aún razonable”.

En cuanto al mango nacional, en los últimos años también se están alcanzando precios relativamente bajos, aunque la calidad de estos es espectacular respecto al mango de barco.

Por ello, según Alberto Casanova, el sector español aún tiene que hacer un esfuerzo adicional para otorgarle el valor añadido que tiene el mango cultivado en la península, que destaca en Europa por su calidad y su punto de maduración.

“Los supermercados aquí en Europa quieren el mango a un precio determinado y se esfuerzan desde todos los ángulos para que se mantenga. Producción siempre hay, y cuando viene la cosecha española intentan no pagar mucho más por ella. Aunque sí hay un porcentaje cada vez mayor de clientes que prefiere el mango nacional por su calidad, y a quienes no les importa pagar 2 o 3 euros más por caja.

Se están haciendo esfuerzos de promoción importantes, pero hasta ahora no son suficientes, señala Alberto. “Mientras el consumidor europeo no demande a la cadena de supermercados que tenga en los lineales el mango español, será muy difícil que exista una diferenciación más clara en el precio del mango en función de su origen”, sentencia. “Eso es complicado, pero a base de promoción, de años y de consolidación de esa calidad, la percepción del mango español se está cambiando”.

Para más información:
Alberto Casanova
Frutas Rafael Manzano e Hijos S.L.
Poli. Ind. "La Gasolinera", 43-44
Salobreña (Granada)
T: +34958612597
alberto@frutasmanzano.com
www.frutasmanzano.com


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor