Los estadounidenses no pueden comer aguacates nacionales durante la Super Bowl

A pesar de que las ventas en 2020 se vieron afectadas por la COVID-19, se espera que el aguacate logre un home run en la temporada de la Super Bowl, haciendo que el comercio vuelva a niveles normales en las semanas previas a ese evento deportivo anual.

El partido de la NFL, que se celebrará el 7 de febrero de 2021, es uno de los mayores espectáculos deportivos del mundo. A pesar de que muchos bares están cerrados o tienen restricciones en el número de clientes, se espera que el evento tenga mucho apoyo como siempre, con un gran número de hogares sintonizados para ver el partido.

Además de las celebraciones tradicionales en torno al partido, los espectadores de la Super Bowl de EE. UU. consumen cerca de 48.000 toneladas de aguacates en forma de guacamole en un solo día. En comparación, el volumen medio de importación de la fruta por mes es de 80.000 toneladas, lo que significa que el partido es el día de mayor consumo individual de aguacate en el calendario. Cada enero las importaciones de aguacate aumentan alrededor de un 30% y los almacenes empiezan a ver el incremento desde mediados de diciembre.

A pesar de que los aguacates producidos en California han aumentado en popularidad y rendimiento, su temporada termina en noviembre, lo que significa que México se convierte en el mayor proveedor, representando alrededor del 95% del total de aguacates consumidos en EE. UU. La ampliación de la temporada de producción significa que México ha sido capaz de cumplir con el drástico aumento de la oferta, ya que la gran mayoría llega desde el estado de Michoacán (actualmente el único estado certificado por el Gobierno estadounidense bajo estrictas normas de exportación).

Aunque la COVID-19 ha afectado a la demanda general durante toda la temporada debido al cierre de los restaurantes, María Castañedas, vicepresidente de MexWorld Consulting, un importante comerciante de Michoacán, espera que el consumo durante la Super Bowl no se vea afectado. "Ciertamente va a haber menos consumo en la hostelería, pero, con la cantidad de aguacates que se han negociado con nosotros hasta ahora, no creo que vayamos a ver ningún cambio notable en la demanda y la gente va a seguir disfrutando del guacamole en sus casas". Se espera que los volúmenes de exportación sean de alrededor de 120.000 toneladas en enero de 2021.

Los datos de Tridge han revelado que las exportaciones a EE. UU. tuvieron una caída significativa durante el año 2020. En los últimos cinco años se han registrado aumentos anuales de los volúmenes de exportación de alrededor del 10%, pero en 2020 se redujeron a solo el 2%, lo que dio lugar a un superávit de producto en la zona de Michoacán.

El reto que enfrentarán las exportaciones de aguacate a EE. UU. durante el período previo a la Super Bowl es la falta de contenedores disponibles para transportar los productos al otro lado de la frontera. Eso ha sido una consecuencia directa de la pandemia, ya que las importaciones a México se han reducido, significando que un número menor de contenedores regrese al país, limitando la logística y haciendo que el transporte sea más caro que en 2019.

Para más información:
Tridge
www.tridge.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor