El mercado chino de la uva es excepcionalmente exigente esta temporada

"No está siendo un buen año para las uvas sudafricanas"

No ha habido una fuerte demanda de uvas de mesa en ningún mercado del Lejano Oriente, según los comerciantes, y en China esperan que los numerosos contenedores de cerezas chilenas que quedaron sin vender antes del Año Nuevo chino se hayan liquidado a finales de febrero.

"El año pasado no sentimos realmente el efecto de la pandemia de COVID", dice un especialista en fruta del sudeste asiático, refiriéndose a la campaña de uva sudafricana que estaba terminando cuando se hizo evidente el alcance de la pandemia.

"Este año sí lo estamos experimentando. No se están tomando riesgos, hay un enfoque conservador y los compradores son más agresivos con los precios, no solo en las uvas, sino también en la fruta de hueso".

La actual relación comercial entre Australia y China crea oportunidades para Sudáfrica en el mercado chino de la uva, pero el aumento de las uvas australianas que se exportan a otros países del sudeste asiático, como Vietnam, somete a esos mercados a una mayor presión.

El duro confinamiento de Malasia desanimó a muchos comerciantes de ese mercado.

Demanda limitada en el mercado
Los compradores chinos han sido extremadamente selectivos, y se empeñan en aceptar sólo Sweet Globe y Autumn Crisp, y una mera desviación del 5% de la especificación de calidad tiene un impacto desproporcionado en el valor de venta del producto.

"Mi sensación es que este año son aún más estrictos", señala, "y es porque hay poca demanda en el mercado".

"Lo que sí ha provocado un repunte ha sido la noticia de las lluvias en Chile, que ha estimulado la demanda de Autumn Crisp y Sweet Globe sudafricanas, pero tienen que ser de la calidad adecuada".

El especialista comenta que, en China, la Sweet Globe peruana ha tenido un precio de venta muy superior al de las uvas sudafricanas, pues con los daños causados por la lluvia en las uvas del río Orange, ha sido difícil para Sudáfrica competir.

"El producto peruano se vende entre 170 y 180 RMB, mientras que las variedades sudafricanas se quedan atrás con 90 RMB o, si hay suerte, con 120 RMB. Apenas estamos empezando a ofrecer las variedades que busca el mercado".

"La situación no es tan buena como el año pasado"
Otro exportador de uva califica de desastrosa la temporada en el río Orange y achaca a la calidad de Sudáfrica los bajos volúmenes de exportación a China, inferiores a los de años anteriores, medidos en la sexta semana, aunque esta temporada empezó dos semanas más tarde de lo habitual.

"Nuestra calidad no ha sido exactamente la que debería ser y nuestras llegadas a China han estado lejos de ser perfectas. Creemos que la razón ha sido la humedad en el Cabo Occidental. Normalmente Paarl (la zona del río Berg) es más húmeda que el Hex, pero desde hace un mes y medio la humedad en el Hex es mayor y ha llovido un poco".

Añade: "En cuanto a color y tamaño, diría que es una temporada bastante mediocre".

Otro confirma: "Definitivamente no es un año de calidad. No es tan bueno como el año pasado".

Se esperan mejores oportunidades para las uvas sudafricanas en marzo y abril, pero solo para las uvas de alta calidad, según advierte un exportador.

La cosecha de Crimson continúa en el valle del río Hex, junto con las variedades mencionadas anteriormente, así como Allison, Sweet Joy y Scarlotta Seedless. Las zonas situadas fuera del Cabo Occidental han finalizado su temporada de uva de mesa.

Hasta la sexta semana, Sudáfrica ha exportado más de 40 millones de cajas de 4,5 kg, el 78% de ellas a la Unión Europea y al Reino Unido, una cifra ligeramente superior a la habitual. Se trata de una segmentación del mercado que el sector sudafricano de uva de mesa está deseando modificar mediante una mayor presencia en China como productor de uva de mesa.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor