La COVID-19 provocó que muchos contratos se interrumpiesen y no se renovasen

Las exportaciones de mango de Costa de Marfil cayeron un 28% el año pasado

Ha sido un año difícil para los productores de mango africanos. Los volúmenes de exportación cayeron el año pasado, por primera vez después de años de aumentos estables. La pandemia también está dificultando las cosas, con muchos contratos interrumpidos desde 2020, y esos contratos no se han renovado este año.

La temporada de mango está a punto de comenzar en menos de un mes para varios países africanos, según Tidiani Rouamba, gerente de importación de la empresa francesa Exotic Nature. "La temporada de mango en Costa de Marfil va de finales de marzo a mediados de junio. Por nuestra parte, estamos presentes en Costa de Marfil, Malí, Burkina Faso y Senegal. En general, por tanto, podemos ofrecer mangos hasta agosto, con el Amelia de Burkina Faso y Malí desde mediados de marzo, y el Kent y el Keitt desde finales de marzo. En total, nuestra temporada de mangos va desde mediados de marzo hasta agosto. Nuestros principales mercados de exportación se encuentran en Europa, en países como Francia, Alemania y los Países Bajos".

Según Rouamba, los volúmenes de exportación de mangos han bajado en 2020, y volverán a bajar esta temporada. "Para este año, los productores esperan un descenso de los volúmenes exportados. Costa de Marfil, que es el tercer exportador mundial, y que ha tenido un aumento constante de los volúmenes durante años, vio una caída drástica de las exportaciones el año pasado. De casi 35.000 toneladas, cayó a 25.000 toneladas. Y los volúmenes de exportación de Malí cayeron a casi 20.000 toneladas. Para la próxima temporada, seguimos esperando un descenso de los volúmenes de exportación".

Una de las principales explicaciones de dicho descenso del volumen es la pandemia. "Después de inmensos esfuerzos, los productores africanos parecen no obtener recompensa. Debido a la COVID-19, muchos contratos se interrumpieron en 2020 y no se han renovado este año. También hay reducción del personal en los centros de manipulación para adoptar y aplicar mejor las medidas. Podemos esperar que este año las exportaciones caigan por debajo de las 25.000 toneladas que exportamos en 2020", explica Rouamba.

Aparte de la pandemia, los exportadores de mango africanos tienen que hacer frente a diferentes retos: "Los principales retos a los que nos enfrentamos tienen que ver con la COVID-19, que ha cambiado la forma de trabajar y los intercambios en el mundo. Sin embargo, hay otros retos que acompañan al mango africano, como la lucha contra la mosca. También hay competencia con ciertos mangos en el mercado europeo, como el mango de Perú, que tiene un ciclo más largo. Por último, pero no menos importante, los precios se han mantenido estables durante mucho tiempo, lo que significa que es difícil que se produzca una gran temporada en la que los precios aumenten un poco", concluye Rouamba.

Para más información:
Tidiani Rouamba
Exotic Nature
Email: tidianirouamba@yahoo.fr 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor