Las consecuencias económicas del percance del Ever Given podrían durar años

A finales de marzo, el portacontenedores japonés Ever Given se quedó atascado en el canal de Suez, un suceso que todavía recuerda mucha gente, según cuentan Jolien Kruit y Silvia Gawronski, abogadas de Van Traa Advocaten, en Róterdam (Países Bajos). "El teléfono no para de sonar", dice Jolien. "Hay una gran necesidad de información en el mercado. Nunca habíamos vivido algo así: un encallamiento en el canal de Suez y que luego las autoridades egipcias detengan el barco".

Hay más de 10.000 contenedores a bordo del Ever Given, lo que complica aún más las cosas. "Hay muchísimas partes implicadas en esto de alguna manera". En la actualidad hay muchas cosas que no están claras. "El modo en que las distintas partes se van a ver afectadas depende de los acuerdos contractuales que se hayan establecido, y de los sistemas jurídicos aplicables". En determinadas situaciones se podría reclamar una indemnización por daños y perjuicios. En otras situaciones similares, podría no ser el caso. Sin embargo, Jolien indica que, en general, la responsabilidad por los daños causados por el retraso suele estar excluida contractualmente.

Daños a los bienes
Sin embargo, esto no se aplica a los daños a los bienes, pues no se considera un daño causado por el retraso. "Dependiendo de los acuerdos, suele haber más posibilidades de recuperación", comenta Silvia, especializada en legislación alimentaria. Sin embargo, los daños a las mercancías pueden ser consecuencia de un retraso. Cita como ejemplo los cereales.

En la foto, Jolien Kruit

"Algunos cultivos, como los cereales, son portadores naturales de ciertos hongos, lo que se tiene en cuenta para el transporte y sus condiciones. Digamos que un contenedor de maíz, que ya tiene una pequeña infestación de aflatoxinas, se deja en el mar a pleno sol durante una semana. El hongo puede empezar a comportarse de forma diferente, algo que no se puede prever".

"En otras circunstancias, el hongo ya presente durante el transporte se mantiene dentro de la normativa, pero podría tener consecuencias importantes". Tampoco hay una solución estándar para los daños a la mercancía. "Las empresas se ponen de acuerdo en lo que quieren. Por ejemplo, una empresa puede garantizar a sus clientes que entregará bananas de calidad comercializable".

"Si luego ofreces bananas podridas, no cumples con tus obligaciones. Otro vendedor podría haber cargado las bananas en el barco reservado por el comprador a tiempo. En ese caso, el vendedor sí ha cumplido con sus obligaciones de venta. El hecho de que las bananas hayan empezado a pudrirse por el camino porque han acabado en ese barco es un riesgo del comprador".

En la foto, Silvia Gawronski

Seguridad
No obstante, las autoridades también juegan un papel en las secuelas del Ever Given. Silvia afirma que, en la Unión Europea, los importadores suelen ser los primeros responsables del cumplimiento de la normativa europea sobre seguridad alimentaria. "Los importadores no pueden hacer nada para evitar, por ejemplo, que se desarrolle la aflatoxina. Sin embargo, la Autoridad Holandesa de Seguridad de los Alimentos y Productos de Consumo (NVWA) se dirigirá a los importadores. La NVWA les dirá que no pueden comercializar el producto analizado. O, si se ha entregado, debe ser retirado del mercado".

Todos los productos del Ever Given han estado en tránsito mucho más tiempo del previsto, pudiendo acarrear problemas de seguridad alimentaria. Si hay el más mínimo indicio de un problema de seguridad alimentaria, hay que tomar medidas. "Esto no significa necesariamente que haya que destruir los productos, pero puede que haya que tomar muestras y que se tengan que comprobar para garantizar que siguen siendo seguros. Solo así se pueden comercializar", continúa Silvia.

Media bruta
El coste es otro factor, pues se ha incurrido en gastos para salvar la carga y remolcar el barco. El Gobierno egipcio también ha presentado una reclamación de 900 millones de dólares para cubrir sus daños. Las autoridades egipcias están reteniendo el Ever Given hasta que se pague la reclamación, se llegue a un acuerdo o se ofrezca una garantía para la reclamación. Se ha presentado un recurso contra el embargo.

"Tenemos que esperar y ver qué pasa. También se están llevando a cabo intensas negociaciones y las partes están intentando llegar a acuerdos. Los importes son tan elevados que es muy difícil ofrecer garantías", comenta Jolien. "Todas las partes involucradas están interesadas en que el barco sea liberado". Si se libera el buque, todos esos costes podrían entrar parcialmente en el concepto de media bruta.

"Eso significa que todos deben contribuir a ciertos costes, pues se produjeron de forma inesperada y razonable al rescatar el buque y la carga, y no se han tenido en cuenta en el precio del transporte. Por lo tanto, se puede exigir a las partes que contribuyan". Todos los implicados deben aportar una garantía por su parte de la media bruta, antes de que el Ever Given llegue a Róterdam. Después, pasarán varios años antes de que se sepa si habrá que pagar y cuánto.

Riesgos
"Hay algunos riesgos que no se pueden evitar, pero para los que se puede estar preparado", continúa Silvia. Pueden mitigarse a veces mediante un seguro. Pero pueden incluirse en el contrato muchas cosas sobre el estado en que se entregan las mercancías. Jolien señala que la media bruta se presta muy bien al seguro en una póliza de mercancías de transporte. La posibilidad de que se produzcan daños es bastante pequeña. Sin embargo, los costes derivados de la media bruta pueden ser considerables. "Puedes enfrentarte a costes como los del Ever Given. Por lo tanto, ayuda mucho que solo tengas que llamar a tu aseguradora".

Los costes del seguro son relativamente limitados. "Es una pena. En los últimos años hemos tenido regularmente este tipo de situaciones", expresa haciendo referencia a los incendios que se han producido a bordo de los barcos en los últimos años. "En ese caso también se toman medidas para salvar el barco y su carga. La carga se sacrifica o se daña, o se tiene que contribuir porque la carga no se ha dañado. En cualquier caso, acaba sufriendo daños".

Condiciones
Jolien dice que es un poco más difícil asegurar las cargas de frutas y hortalizas. Sin embargo, hay aseguradoras que están dispuestas a contratar un seguro de transporte también para esos productos. Se trata de un aspecto importante, comparte Jolien. La mayoría de las grandes compañías de transporte de contenedores tienen poco margen de negociación en lo que respecta a la responsabilidad. El seguro de mercancías en tránsito no solo cubre la media bruta, sino también otros riesgos, como un mal funcionamiento del contenedor frigorífico.

Jolien indica que entonces un transportista podría ser considerado responsable. "Pero incluso si son responsables, a menudo se aplican condiciones basadas en una responsabilidad limitada". En ese contexto, explica Silva, los contratos del proveedor y los clientes de las partes comerciales deben ser lo más compatibles posible en cuanto a condiciones y seguros. "Si cuadran bien, se corren menos riesgos".

Falta de voluntad
No se suele tenerlo en cuenta. Se suele prestar poca atención a las condiciones generales cuando se cierran los tratos. "Solo cuando algo va mal se hace evidente que alguien tiene que asumir el riesgo. Y quién es el responsable puede ser simplemente cuestión de mala suerte. Digamos, por ejemplo, que el proveedor no es responsable y que el seguro tampoco ofrece cobertura en un caso concreto. Eso podría convertirse de repente en un problema importante".

Por ejemplo, puede ocurrir que no se puedan entregar los limones ya vendidos. "Eso supone una pérdida de facturación para el comerciante. Además, es posible que tenga que comprar limones de repuesto, por lo que ese retraso también puede suponer una pérdida para el comprador de los limones, que tampoco podrá entregarlos. Si se convierte en el amortiguador de todos esos daños, tiene un problema. Así que es esencial conocer el seguro y las condiciones contractuales". Jolien lo compara con los acuerdos prematrimoniales. "Los redactas cuando todavía estás muy enamorado y esperas no tener que utilizarlos nunca. Pero si las cosas van terriblemente mal, es conveniente tenerlos", concluye.

Jolien Kruit 
Kruit@vantraa.nl

Silvia Gawronski
Gawronski@vantraa.nl

Van Traa
Minervahuis II
Meent 94
3011 JP Rotterdam

Postbus 21390
3001 AJ Rotterdam
T +31 10 413 7000
F +31 10 414 5719
info@vantraa.nl 
www.vantraa.nl 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor