Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Oliver Huesmann, de Fruit Consulting ltd. (Alemania)

"El mercado alemán podría perder a España como proveedor más importante de frutas y hortalizas"

Oliver Huesmann lleva 30 años trabajando en el sector hortofrutícola, asesorando a diversas empresas de todo el mundo. A principios de diciembre, FreshPlaza ya publicó una nota de prensa de Eurofreshproduce en la que se afirmaba que el mercado alemán es cada vez menos interesante para los productores españoles. Huesmann ha hablado con nosotros sobre las circunstancias exactas que explican esta afirmación y por qué el mercado asiático es el futuro para los productores europeos.

Cinco grandes actores
"La oferta y la demanda en Alemania están básicamente copadas por cinco grandes clientes, que juntos acumulan una cuota de mercado de alrededor del 70%", dice Huesmann. "Tanto las pequeñas como las medianas explotaciones ya no son capaces de comunicarse con las grandes empresas al mismo nivel que antes. Los productores con un máximo de 100.000 kg de producto ya no son un punto de contacto para el sector minorista alimentario alemán, que a veces exige 50 camiones semanales de un mismo producto. La falta de comunicación entre productores y minoristas alemanes hace que las compras determinen los precios".

Los precios, más que las certificaciones, son decisivos para los productores
"Las certificaciones diseñadas según las normas alemanas sugieren una sostenibilidad global que no existe como tal". Huesmann señala que esas certificaciones también conllevan unos costes que los productores de los países más pobres o estructuralmente más débiles apenas pueden asumir. Además, estas certificaciones están sujetas a leyes más estrictas en Alemania que, por ejemplo, en países como España: "Por ello, sería mejor que las certificaciones fueran acompañadas de una verificación in situ, lo que garantizaría un control regular", dice Huesmann. Además, el factor decisivo para los productores españoles no es la adherencia a las certificaciones, sino los precios de las materias primas, añade. "Los productores también tendrían que beneficiarse del aumento de los precios. Al fin y al cabo, si los minoristas ganan un 30% más, también deberían poder trasladar un porcentaje de esto a los productores, para que estos puedan producir de forma más sostenible y justa".

Según Huesmann, a la luz de estos retos, los productores españoles se enfrentan ahora a la pregunta de si seguir en el sector agrícola, especialmente para el mercado alemán, es rentable en absoluto. "Apenas hay oportunidades para que los agricultores entren en contacto con los minoristas directamente. Como productor con apenas 100.000 kilos de producto, sería más probable encontrar socios en un nicho de mercado en Asia".

Productos estándar para el comercio minorista, productos premium con otros proveedores
En la actualidad, los productos especiales de primera calidad solo pueden encontrarse en los comercios minoristas que no pertenecen a grandes cadenas. Sin embargo, ya no cabe esperar un gran crecimiento en este ámbito, ya que se trata sobre todo de un mercado de desplazamiento, dice. "Por su parte, los minoristas de alimentación quieren productos estándar con la garantía de grandes entregas y precios estables. La mayoría de los demás proveedores de los mercados mayoristas son básicamente compradores de los productos que no se venden o se producen en exceso. Una de las razones por las que el mercado mayorista sigue funcionando es que revende el inventario sobrante de los comestibles a los servicios de alimentación, etcétera".

Las explotaciones familiares que han existido durante generaciones han dado el salto a la venta al por menor, pero los consumidores finales siguen creyendo en las certificaciones, que en su mayoría son inexistentes en este ámbito, según Huesmann. "El mercado alemán se enfrenta ahora a una situación en la que España podría dejar de ser su proveedor de frutas y verduras más importante", afirma. Debido a las mercancías procedentes de México, Perú, Marruecos, Egipto, Turquía, etc., los productos españoles cada vez tienen menos hueco en el mercado. Por ejemplo, España ha perdido ya cerca del 30% de su cuota de mercado de tomate", concluye Huesmann.

Para más información:
Oliver Huesmann
Fruitconsulting ltd.
Apto. Correos 155
ES-29730 Málaga (Rincón d.l.V.)
info@fruitconsulting.eu  
https://de.fruitconsulting.eu/startseite 
Tel.: +34 951 105 792 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor