Christophe Laffon, director comercial de Fernández Global Fruit Group:

En 2022 tendremos que ser capaces de repercutir el alza de costes al consumidor

Son muchos los factores que hacen que 2021 termine con grandes cambios en la economía global, cambios que afectan, por supuesto, al negocio de las frutas y hortalizas frescas y que deja incógnitas de cara a 2022.

“2021 ha sido un año disruptivo. La pandemia continúa sin dar tregua, la logística marítima se ha encarecido con fletes de forma exponencial, en concreto desde China ha pasado en unos meses de 3.000 euros a 14.000 euros y ha perdido eficiencia tanto en las llegadas como en los envíos, la inflación continúa subiendo... Todo esto está alterando el entorno económico y repercutiendo en los costes de los insumos, lo cual está aumentando la presión en los productores e intermediarios”, cuenta Christophe Laffon, director comercial de Fernández Global Fruit Group, una de las mayores empresas de distribución mayorista de frutas y verduras en España, con un volumen de comercialización anual de alrededor de 230.000 toneladas de producto de todo el mundo.

"Nuestro reto para 2022 es ser capaces de repercutir esta alza de costes generalizados a nuestro consumidor. Entendemos que el producto fresco tiene más flexibilidad a la hora de asumir un incremento de precio sin que se vea mermado su consumo", sostiene.

Sigue aumentando la cuota de las cadenas de supermercados en la venta al detalle
"El primer trimestre empezó con buenas ventas en la gran distribución, ya que, con el horeca bastante mermado, el consumo creció en los hogares. Más adelante, a medida que se levantaban las restricciones para contener los casos de COVID, las ventas en los supermercados fueron bajando en favor de las ventas fuera del hogar", recuerda Christophe Laffon. "A partir del otoño, se volvieron a recuperar las operaciones con la gran distribución, quien ha ejercido más presión en las ventas, en términos generales".

Cabe recordar que este año vuelve a consolidarse el crecimiento de su cuota de mercado frente al negocio de la venta al por mayor. “Las cadenas de supermercado han hecho un esfuerzo grande en mejorar la calidad de la venta al detalle, consolidando aún más las compras de los consumidores y ganando terreno al mercado tradicional en los últimos 5 o 6 años. Ha aumentado el profesionalismo por parte de la cadena de compra, hay una mejor gestión de la frescura de los productos y, por tanto, lo están haciendo mejor. Su poder de captación ha crecido por lo que respecta a las frutas y hortalizas, que era una asignatura pendiente", destaca el director comercial de esta compañía.

“No obstante, como empresa, seguimos teniendo fe en el mercado tradicional, que creo que convivirá con la gran distribución. Y no hay que perder de vista el canal online, que sigue creciendo a pasos de gigante. Veremos cuál es su impacto en las ventas de frutas y hortalizas en los próximos años. En mi opinión, los consumidores necesitarán compensar esta sociedad digital con un mayor contacto directo personal, y el sector detallista y en especial con el producto fresco tiene la oportunidad de ofrecer un trato más personalizado y cercano, detrás de una manzana o un plátano uno puede contar una historia…

“El aumento de la facturación nos indica que seguimos por el buen camino”
“En los últimos años hemos aumentado nuestra capacidad comercial. Aún nos quedan un par de años para consolidar las inversiones en nuestro plan de expansión, pero de momento nuestra facturación sigue creciendo y este año lo ha hecho a razón de un 5%, lo cual nos indica que estamos en el buen camino”, afirma Christophe.

El plátano y la banana siguen siendo el core business de esta compañía, que también ve cómo aumenta su gama de productos tropicales en el mercado español. “La gama de tropicales está ganando más adeptos entre los consumidores españoles respecto a los Europeos. Esto, a mi criterio, es por dos motivos. Por una parte, la restauración de cocina fusión en España se está extendiendo a todo el estrato social de la población con precios asequibles y esto hace descubrir nuevas tendencias y gamas de productos (exóticos entre otros) para el consumidor, que luego quiere replicar esa experiencia en casa. El segundo punto sería que el aumento de la producción local de aguacate y mango, así como otros productos exóticos como la pitahaya, también ayuda a divulgarlos”.

“A pesar de los desafíos que ha presentado 2021, cabe recordar que tuvimos la oportunidad de volver a celebrar la feria Fruit Attraction en Madrid, que se convirtió en el primer evento internacional relacionado con el negocio de las frutas y hortalizas. En este mismo sector tenemos en el ADN una tremenda capacidad de adaptación que nace del propio negocio. Estoy seguro de que sabremos afrontar los nuevos retos que nos plantea el 2022”, concluye Christophe Laffon.

 

Para más información:
Hnos. Fernández López, S.A
T: (+34) 93 262 66 90
info@grupofernandez.es
www.grupofernandez.es

 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor