La temporada de uva india se enfrenta a muchos retos

"Las empresas navieras han decidido aprovecharse de la situación"

La temporada de uva india, que está a punto de comenzar, está cargada de desafíos. Ómicron supone una seria amenaza con restricciones y confinamientos, los fletes marítimos están por las nubes, la escasez de contenedores es inminente y el coste del material de envasado ha subido alrededor de un 25%.

Samir Singh, promotor de ventas del exportador de uva indio Mersel Foods, afirma que la temporada de uva india podría verse muy afectada por la variante ómicron del coronavirus: "Al igual que en el resto del mundo, el pánico se ha apoderado de la India debido a la rápida propagación de ómicron por el país. El año pasado, la variante delta azotó el país en abril, justo después de que terminara la temporada de uva india. Este año, nos enfrentamos a ómicron justo al comienzo de la temporada de la uva. Las partes interesadas del sector de la uva observan la situación con la máxima ansiedad y se preparan para lo peor. Para la temporada actual, esperamos uvas de calidad y más volumen que el año pasado. Las condiciones meteorológicas han sido favorables. Estamos intentando exportar más volumen a nuevos mercados, como Canadá".

Un gran reto para los exportadores de productos frescos de la India en general es el fuerte aumento del precio del transporte, afirma Singh. "Las empresas navieras han decidido aprovecharse de la situación. Están cobrando tarifas extremadamente altas sin tener en cuenta el impacto perjudicial que puede tener para las demás entidades de este ecosistema empresarial. Las tarifas que cobran en los puertos europeos, británicos y rusos ascienden a 7.500 dólares sin THC por un contenedor frigorífico. Hace dos años, el nivel de las tarifas era de unos 2.500 dólares; el año pasado, de unos 4.500 dólares. Parece que ha surgido un cártel que pretende mantener las tarifas al nivel que ellos elijan. Los exportadores se ven impotentes y obligados a aceptar lo que se les ofrece. Incluso con este nivel de tarifas, la disponibilidad de contenedores no está garantizada".

Afortunadamente, todavía hay quien lucha por los intereses de los viticultores, explica Singh: "La asociación de productores de uva ha tomado una excelente iniciativa para proteger los intereses de los agricultores, cuya contribución a la cadena de valor ha sido mayor con diferencia y cuyos ingresos han estado a merced de las condiciones del mercado. Realmente merecen recuperar sus costes y obtener beneficios. La asociación ha establecido unas tarifas mínimas específicas a los exportadores para la cosecha en enero, febrero, marzo y abril. ¿Será sostenible? La respuesta depende de las tarifas para las uvas indias que se mantendrán en Europa y otros mercados a lo largo de la temporada".

"Europa, al ser un gran mercado de exportación para las uvas indias, tiene una mayor influencia en las tarifas que pueden obtener los agricultores. Las tarifas del mercado en Europa, como en cualquier otro lugar, se guían totalmente por la oferta y la demanda. La única forma de mantener el precio de mercado en Europa es limitar el volumen de exportación de uvas a la demanda. Hay muchas formas posibles de limitar el volumen de exportación, pero la más práctica y eficaz, en mi opinión, es mantener el precio mínimo garantizado (PMG) por los exportadores por encima del nivel de su coste. Por ejemplo, si los importadores deben pagar una media de 9,50 euros CIF por las uvas blancas sin pepitas, en bandejas de 5 kg, como PMG, harán los pedidos y aceptarán el volumen con mucha precaución y se evitará el exceso de oferta. Veremos cómo se desarrolla la situación", concluye Sing.

Para más información:
Samir Singh
Mersel Foods Pvt. Ltd.
Tel.: +371-29516075
Email: samir@unisel.lv
www.merselfoods.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor