Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La obtención de cerezas en África ofrece oportunidades para satisfacer la creciente demanda

Desde su creación en 2001, IFG se ha centrado en la obtención de uvas de mesa y cerezas que proporcionan una experiencia gastronómica increíble. La empresa está ubicada en Bakersfield, California, pero quiere que sus variedades sean disfrutadas por consumidores de todo el mundo. "Desde el principio de la empresa, IFG se centró en la obtención de cerezas para climas más cálidos", dice Alwyn van Jaarsveld, director comercial de International Cherries. "Con esa estrategia en mente, llevamos nuestras primeras cerezas a África hace más de diez años, sabiendo que el desarrollo de nuevas variedades lleva tiempo", añade.

El lugar lógico para empezar era Sudáfrica, ya que tiene una gran riqueza de zonas climáticas, abundancia de recursos, infraestructuras y mano de obra, así como un sector frutícola arraigado. "El sector frutícola sudafricano no solo abastece a nivel local, sino también a nivel regional y al extranjero". Aunque el vivero autorizado de IFG se encuentra en el Cabo Occidental, se están probando variedades desde esa zona, en el sur, hasta Limpopo, en el norte.


El mercado de las cerezas está desabastecido
Las cerezas son muy populares, y la oferta no puede satisfacer la demanda. "Son una fruta de hueso temprana, y los clientes que anhelan el verano se alegran de que lleguen junto con el calor", afirma van Jaarsveld. Explica que las cerezas se asocian a la Navidad en el sur del continente. "Los africanos adoran la fruta dulce, y como el mercado está desabastecido, nos centramos en la obtención de variedades que rindan bien en un clima cálido y puedan alargar la temporada", menciona. Es especialmente beneficioso adelantarse a la temporada, ya que la ventana de cosecha de Sudáfrica es ligeramente más temprana que la de Chile. Con la previsión de un tiempo más cálido en el futuro, las cerezas deben ser capaces de mantener el ritmo. Como Sudáfrica tiene una gran variedad de microclimas, es vital adaptar la variedad al entorno.

La variedad Cher-ten de IFG.

Tamaño uniforme, buena textura y diferentes colores
En Sudáfrica, las cerezas se consideraban tradicionalmente como un nicho, y durante mucho tiempo solo se disponía de las variedades tradicionales. "Algunas de ellas tenían más de 100 años. La mayoría de estas variedades convencionales procedían de lugares con mucho frío y no son adecuadas para el cultivo en África", explica van Jaarsveld.

Las cerezas con poca necesidad de frío son las que mejor se adaptan al clima de África y, por tanto, las más populares. Para que una cereza satisfaga la demanda de los consumidores actuales, es fundamental que tenga un tamaño y un cuajado uniformes. Además, el producto debe tener una buena textura y forma y, sobre todo, proporcionar una experiencia de consumo increíble. Las cerezas de IFG se obtienen para que reúnan todos estos atributos y, según van Jaarsveld, también hay mercado para los distintos colores. "A los clientes les encantan las opciones divertidas, como estamos viendo con las manzanas rosas, los kiwis amarillos y las fresas blancas. Han elevado las categorías de fruta que antes eran estándar. La época de los productos sin sabor o aroma ha quedado atrás".

Variedad Cheery Glow™. 

Variedad Cheery Moon™.

Alwyn van Jaarsveld
IFG
ajaarsveld@ifg.world
www.ifg.world


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor