Marc Harskamp, de Orim Energy (Países Bajos):

"La disponibilidad limitada de diésel ya está causando problemas"

"El diésel está racionado", dice Marc Harskamp, Trader Fuel Oil/Risk Management en Orim Energy, una empresa holandesa que se dedica a la comercialización, la mezcla y el abastecimiento de fueloil con bajo contenido de azufre. Como una de las razones de la limitada disponibilidad de gasóleo, Marc indica la baja producción actual debido al mantenimiento que se está realizando en varias refinerías de Róterdam y alrededores. No obstante, la razón más importante, según Marc, es el boicot al petróleo ruso por parte de Estados Unidos y el Reino Unido. La escasez de diésel ya se está notando en Europa y el comerciante espera que esta situación se acentúe aún más en el próximo período.

Los precios se disparan
Aunque la Unión Europea aún no ha vetado el petróleo ruso de manera formal, Marc señala que en la práctica este boicot ya existe. "En realidad, ya se ha instalado un veto, puesto que las grandes empresas ya no se atreven o no pueden comprar petróleo ruso. Empresas como Esso o Shell –empresas americanas y británicas– no pueden comprar petróleo ruso y la empresa francesa Total no quiere comprarlo para proteger su nombre y su cuota de mercado en EE. UU.". La política vacilante de la Unión Europea con respecto a la prohibición de importar petróleo ruso complica la situación. "Y es que en el mercado del petróleo las ambigüedades dificultan el comercio y por eso los precios se están disparando".

No hay alternativas (de momento)
Ya no llegan al mercado europeo grandes cantidades de petróleo ruso. Marc también ve que las empresas dudan en comprar petróleo de otros orígenes debido a la incertidumbre en el mercado petrolero. Además, por falta de enfoque claro en la industria refinadora en los últimos 30 años, Europa tiene actualmente una grave escasez de capacidad de refino. "La escasez siempre se compensaba comprando diésel refinado, principalmente de Rusia".

Aversión al riesgo
No obstante, hay bastante diésel disponible en el mercado mundial, de acuerdo con el comerciante. "En Asia hay un excedente de diésel, porque no circulan tantos coches de gasóleo allí". El hecho de que el combustible no llegue a Europa se debe en parte al aumento de las tarifas de flete marítimo debido a la guerra. Y es que, debido a las sanciones, las rutas son otras y más largas. "Pero la razón más importante es que todo el mundo sabe que falta petróleo, por eso los precios son altos". Este conocimiento tiene un impacto en el mercado de futuros, que juega un papel decisivo en el comercio de petróleo. Esto fomenta la aversión al riesgo entre los principales actores del mercado.

Mercado de futuros
"Los precios en el mercado de futuros están bajando. Debido a que no existe una prohibición de importación de petróleo ruso en Europa, los comerciantes de Malasia, por ejemplo, no se atreven a enviar su petróleo a Europa. Por ejemplo, el petróleo de Malasia tiene un valor de 1.050 $ por tonelada. Si se pudiera vender en Europa por 1.130 $ por tonelada, nos lo enviarían. Pero sabiendo que el barco no llega hasta un mes después y el mercado de futuros puede haber bajado a 1.080 $ por tonelada en ese momento, son reacios a mandar el combustible a Europa, ya que los márgenes de beneficio son limitados. Si todos estuvieran seguros de que no hay problemas a este respecto, el precio del mercado de futuros sería más alto".

Gasóleo para automóviles
Hasta que los flujos comerciales no encuentren otros rumbos, Marc espera que Europa experimente dificultades con la disponibilidad de algunos productos derivados del petróleo, especialmente el diésel. "El petróleo de Rusia probablemente irá a China en el futuro y nosotros lo sustituiremos por petróleo de Medio Oriente y otros países". Pero está claro que se producirán grandes problemas a corto plazo, de acuerdo con el comerciante, quien dice que él mismo ya lo está notando. Orim Energy suministra una gran cantidad de diésel para el transporte marítimo. "Ese petróleo actualmente no está a la venta. Por primera vez, ahora estamos suministrando a los buques de alta mar el gasóleo para automóviles mucho más caro. Y es que el gasóleo que se suele suministrar a los buques marítimos puede tener un alto contenido de azufre y una mayor densidad. Como no está disponible ese tipo de diésel, actualmente estamos suministrando el gasóleo para automóviles", concluye Marc.

Para más información:
Marc Harskamp
Orim Energy
Noordzijde Haven 40
4611 GT Bergen op Zoom (Países Bajos)
Tel.: +31 (0)164-820 390
Marc.harskamp@orim-energy.com
www.orim-energy.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor