Grape Quality Summit

Análisis de las tendencias del sector de la uva

La apuesta por las variedades de alto rendimiento y sabor. El efecto de la inflación. La protección de la calidad de la uva.

Esos son solo algunos de los temas que surgieron en la Grape Quality Summit del pasado viernes, organizada por Hazel Technologies.

Anne-Marie Roerink, de 210 Analytics LLC, comenzó el evento con una presentación sobre el rendimiento de la uva de mesa en el retail en Estados Unidos durante el último año. Señaló que, en comparación con el año 2019, antes de que comenzara la pandemia, las ventas de frutas y hortalizas siguen yendo muy bien. "Las uvas son la tercera fruta más vendida y un motor económico de pleno derecho, con ventas de 3.600 millones de dólares, lo que supuso un aumento del 6,9% respecto al año anterior", afirma. Sin embargo, señala que, en el caso de las uvas, mientras que las ganancias han subido casi un 7% respecto al año anterior, las unidades y el volumen han bajado un 2,8% y un 2,6%.

"La gente está comprando uvas más o menos el mismo número de veces, unas 10 veces al año. Está gastando más por viaje y eso tiene que ver con esa inflación", dice Roerink, que añade que, en total, también se está gastando más por comprador en comparación con el año pasado. "Pero lo que es diferente es el número de hogares que han comprado uvas en los supermercados en el último año, que ha bajado un 0,4%".

También señala que, si se miran las ganancias frente al volumen, se observa una gran demanda de uvas durante el primer año de la pandemia. "Sin embargo, los precios bajaron. Así que, aunque vendimos muchos más kilos, no fuimos capaces de mantener el ritmo de las ganancias en los retailers", agrega Roerink. Sin embargo, en 2021, la situación cambió y el crecimiento en dólares fue más agresivo, aunque el volumen se redujo. "La inflación está empezando a golpear a las uvas y eso tiene mucho que ver con la presión que estamos viendo en las unidades y el volumen también", continúa.

Caída de las promociones
También señala que en el último año ha habido menos promociones de uva. "Esto es importante porque las uvas siempre han sido una categoría muy promocionada", dice. "El total de kilos vendidos con algún tipo de promoción se sitúa en el 35% para el total de la fruta y casi el 50% para las uvas. Si lo comparamos con la época prepandémica, se ha reducido en un 19%, frente al 60% de los años normales. Esas promociones y la visibilidad que tienen las uvas tienden a impulsar el compromiso de los hogares", afirma.

En la sesión también se habló de las variedades, y Roerink señaló que las variedades Flame/Ruby/Emperatriz y Perlette/Thompson representan casi el 30% de las ventas. Estas, junto con las variedades core green seedless, core red seedless, Cotton Candy y mixed fresh representan casi el 60% de las ventas. Sin embargo, los porcentajes de crecimiento en dólares en algunas de las variedades más pequeñas están viendo un crecimiento de dos dígitos.

En cuanto al precio por kilo, la número uno en ventas, la Flame/Ruby, tiene un precio medio por libra (450 g) de 2,10 dólares. "A diferencia de una Cotton Candy, que cuesta 4,27 dólares. Así que hay que vender muchos menos kilos de uvas Cotton Candy para llegar a las mismas ganancias en total", comenta Roerink, señalando que los consumidores están entusiasmados por tener uvas nuevas en el mercado.

Los productos ecológicos también están viendo un crecimiento significativo y Roerink dice que el 6,4% del total de las ganancias son uvas ecológicas, un 4,6% más que en 2020. "Eso no es debido solo a la inflación, estamos viendo un crecimiento por encima de la media en dólares, unidades y volumen", comparte.

Oportunidades de venta de uvas
Y en términos de aplicaciones de ventas de crecimiento, la charcutería está "al rojo vivo". "Las uvas tienen que desempeñar un papel importante como complemento de las carnes y los quesos, pero también desde el punto de vista del color", añade Roerink. "También vemos que los aperitivos para llevar están de vuelta y las tiendas de conveniencia también están en la ecuación. Así que todavía tenemos muchas áreas de crecimiento para las uvas".

A continuación, un panel analizó los avances que se están produciendo en el cultivo de la uva en la actualidad. El director de operaciones y seguridad alimentaria de Jasmine Vineyard, Luis Katsurayama, dice que está trabajando en la aplicación del aumento del salario mínimo en la mano de obra y la semana laboral de 40 horas. "Estas dos cosas tienen al sector entretenido intentando averiguar cómo adaptarse a los cambios en el entorno de California", continúa.

En el sentido de las agujas del reloj, desde la parte superior izquierda: Luis Katsurayama, Pat Flynn y Nico Tomicic.

A su vez, también está influyendo en las variedades que se producen. "Creo que las variedades de bajo rendimiento que estamos acostumbrados a consumir (Flame y Thompson) van a desaparecer de los supermercados. Este entorno comercial nos obliga a retirar las variedades de bajo rendimiento, sean o no populares. Están fuera de nuestro alcance económico como productores. Tenemos que centrarnos en las variedades de alto rendimiento o en los productos que se venden mejor", dice Katsurayama.

Problemas en la cadena de suministro
El estado de la cadena de suministro también sigue preocupando a los productores. "El tema de la logística no está mejorando, y no prevemos que mejore este verano. Así que estamos intentando averiguar cómo abastecer a los países y el avión ha sido nuestra única opción hasta ahora, limitando nuestro alcance económico", expresa Katsurayama.

Por su parte, Nico Tomicic, director de desarrollo comercial de Agtech de Hazel Technologies, señala los cambios que sigue experimentando el sector en California. "La calidad va a ser uno de los factores más importantes, junto con el rendimiento, para los productores. Creo que los buenos productores podrán exportar al extranjero y será un gran mercado para ellos", afirma. También indica que algunos productores que utilizan el producto de Hazel Technologies para ayudar a garantizar la calidad de la fruta están ayudando a mantener el mercado tardío de Chile también para las uvas.

Mario Cervantes, director de desarrollo comercial de Agtech de Hazel Technologies, habló de los ensayos centrados en la tecnología postcosecha; en la imagen se ven en las uvas Autumn Royal.

De cara a la temporada de California, Katsurayama afirma que el año pasado fue un año de rendimiento inusualmente bajo para los productores del estado. "Y este año ya es diferente. Creemos que los rendimientos van a ser mucho más altos que el año pasado", afirma. Se hace eco de la opinión de Tomicic de que, dado que habrá mucha fruta en el mercado, la calidad de las uvas determinará los productores que salgan adelante.

Al mismo tiempo, California sigue buscando innovaciones que ayuden a su producción, como los productos de Hazel Tech para garantizar la calidad, pero también la mecanización. "Eso va a ser clave para el futuro de los productores californianos dado el entorno empresarial", concluye Katsurayama. "La mano de obra es cada vez más escasa y muy cara, así que estamos buscando opciones para seguir el ritmo del sector. Pero también estamos invirtiendo en capital humano: necesitaremos mano de obra cualificada, así que estamos trabajando con nuestra mano de obra actual para que intente adaptarse a las nuevas tecnologías".

 

Para más información:
Hazel Technologies, Inc.
media@hazeltechnologies.com  
www.hazeltechnologies.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor