Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El Miteco quiere multiplicar por 4 la producción a partir de residuos agrícolas de aquí a 2030

"Hay estudios que sitúan a España a la cabeza de Europa entre los países con mayor potencial para la producción de biogás"

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha trazado una hoja de ruta para que la producción de biogás –un combustible renovable que se obtiene a partir de residuos orgánicos y que sirve para producir electricidad, calor o biometano– se multiplique por cuatro de aquí a 2030.

La producción de esta energía, de momento, está más desarrollada en Italia, Francia, Alemania o Reino Unido, explica Martín Ramírez, que forma parte del departamento de Ingeniería Química y Tecnología de Alimentos de la Universidad de Cádiz; sin embargo, “España es el segundo mayor productor de residuos agrícolas de los países comunitarios”. Esos desechos, junto con los residuos orgánicos que el ciudadano deposita en el cubo marrón, son una materia prima de calidad para obtener biogás, indica.

Vicente Bernal, científico en Repsol Tech Lab, destaca que “hay estudios que sitúan a España a la cabeza de Europa entre los países europeos con mayor potencial para la producción de biogás. Podría haber 2.000 plantas, cuando existen menos de la décima parte”; en concreto, 146.

Con una tecnología madura, ahora es el turno de las inversiones
Víctor Marcos, director de Energía Renovables y Mercado Eléctrico en el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), apunta al plan de ayudas a la inversión por valor de 150 millones de euros que el Miteco ha puesto en marcha. “Las ayudas están orientadas a las entidades públicas y al sector privado”. Con respecto a las entidades privadas, Bernal apunta a cooperativas del ámbito rural como una forma de la que pueden beneficiarse ganaderos, agricultores, gestores de residuos, etc.

El plan consiste en que productores agroganaderos se asocien para instalar una planta próxima a sus instalaciones en la que los residuos del campo se conviertan en biogás en un ejemplo totémico de economía circular. El gas renovable obtenido puede servir para alimentar una caldera con la que calefactar los establos o para producir electricidad con la que mantener encendidas cámaras frigoríficas de almacenamiento de frutas y verduras.

“El biogás crea empleo y fija población en el ámbito rural”, afirma Marcos, de IDAE. Asimismo, garantiza la viabilidad de empresas del sector agropecuario, que pueden gestionar mejor sus desechos e incluso convertirlos en electricidad o calefacción, por lo que se reducen sus costes, subraya.

 

Fuente: elpais.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor