Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Jacco van Kessel, de Van Kessel Fruit:

"Las variedades club serán cada vez más importantes"

"Difícil". Con esa palabra describe Jacco van Kessel, gerente general en Van Kessel Fruit (VKF), el mercado de la fruta de pepita holandesa a principios de octubre. "El mercado de la manzana es especialmente complicado. Parecía que había algo menos de manzanas, pero el mercado no estaba vacío cuando llegó la cosecha. Los precios tampoco se están manteniendo".

En su opinión, el gasto del consumidor determinará la progresión del mercado. "Parece que la gente tiene mucho más donde elegir, así que ya no es un hecho que vaya a comprar bananas, naranjas o manzanas cada semana. Es posible que la gente haya recortado en esto también, lo cual no alentará el consumo de frutas y hortalizas frescas. A ese respecto, sería fantástico que el IVA de esos productos se pudiera reducir al cero por ciento".

El incremento de los precios, como es natural, afecta también al sector de la fruta de pepita. Jacco señala que controlar los costes es difícil. "Los costes de mano de obra y electricidad son especialmente pesados", afirma. Jacco considera que la compensación al sector de la fruta de pepita por la subida de los costes de la energía –siempre que sea posible y necesario– es deseable, y añade que aún está por ver si los costes se pueden repercutir en el precio de venta. "Ahora mismo no se está aplicando, y va a tener consecuencias para el sector".

Aunque otros sectores también se enfrentan a este problema, Jacco señala que, en el sector de la fruta de pepita, es difícil recortar gastos, por ejemplo, deteniendo la refrigeración, porque entonces se pierden los productos. "No se puede vender todo nada más cosecharse; hay que almacenar una parte. Forma parte del juego y, al final, hay que cubrir todos esos costes extras como sea. Si no se consigue, a la larga el productor se ve perjudicado", explica Jacco.

Control de precios
Pese a las dificultades, el productor y comercializador de fruta afirma que las ventas de la variedad de manzana concepto Evelina –para la cual Van Kessel Fruit tiene la licencia en Países Bajos– fueron buenas el año pasado. Se muestra también optimista en cuanto al futuro de esta variedad, y quiere seguir aumentando su superficie. Hay unas cuantas variedades de manzanas que se van a retirar y los productores buscan alternativas. Para Jacco, ahí es donde entra una variedad club como Evelina; un concepto club como este podría resolver parcialmente los problemas actuales. "Una variedad club oriente más los precios y los controla mejor".

El gerente general observa que, cuando la gente compra manzanas concepto, es esencial que puedan confiar ciegamente en la buena calidad de la variedad. "Las variedades libres tienen muchos proveedores, pero nadie se hace responsable de ellas. Con una variedad club, hay un responsable. Si te equivocas, tiene consecuencias directas para la imagen de la variedad. Hay que ser constante y riguroso. De lo contrario, no se puede justificar que el precio sea más alto. Los consumidores tienen que recibir calidad por lo que pagan".

Al parecer del productor y comerciante de fruta, tampoco se puede estirar el precio infinitamente. "La gente pagará 3 €/kg por una variedad club como Pink Lady, pero si después pongamos que la Elstar está a 1 €/kg, la diferencia se vuelve demasiado grande y los consumidores elegirán la Elstar, que, por supuesto, también es una manzana fantástica".

Diversas variedades
Aunque el mercado avanza cada vez más hacia los conceptos club –en especial en el caso de las manzanas–, Jacco cree que no todo serán éxitos, aunque sí que pronostica una coexistencia de más nuevas variedades. La demanda de manzanas y peras distintivas en los supermercados desempeña un papel en este aspecto, así como la tendencia hacia variedades más robustas y resistentes a enfermedades. "La Jonagold y la Elstar no desaparecerán fácilmente, pero es probable que las variedades club cobren más importancia", adelanta.

A causa de tantos avances, le resulta difícil decir qué es lo que depara el futuro. "Indudablemente, siempre habrá un sector de fruta de pepita, pero la superficie de manzana retrocederá levemente". Jacco prevé también que, por parte del consumidor, el deseo de la sostenibilidad y, por extensión, del menor uso de fitosanitarios influirán en el cultivo y en el sector. "Entre otras cosas, porque hay costes adicionales asociados que los precios de venta, con frecuencia, no reflejan", concluye.

Para más información:
Van Kessel Fruit
www.vankesselfruit.nl  
www.evelina-appel.nl   

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor