Anuncios

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El consumo de patatas se acelera en Francia mientras algunos distribuidores informan de un cambio en el comportamiento de compra

“Los problemas de transporte por carretera pueden comprometer las operaciones que podrían llevarse a cabo con socios históricos”

La interprofesional francesa de la patata (CNIPT) ha informado que la semana de Todos los Santos se caracterizó en el mercado francés por una aceleración del comercio nacional, “lo que corresponde a un justo reequilibrio tras la fuerte caída del año pasado”. En los lineales de las tiendas, se mantiene la riqueza del surtido, para ofrecer al consumidor una oferta adaptada a los diferentes platos de temporada. Algunos distribuidores informan de un cambio en el comportamiento del consumidor, que para algunos (dado el contexto preocupante que rodea el poder adquisitivo) está pasando de un producto premium a un producto de gama media o incluso de una gama básica a un primer precio, ha informado la CNIPT.

En cuanto a la exportación, “los problemas de transporte por carretera (falta de disponibilidad de camiones y aumento de los costos amplificados por el aumento de los precios de la energía) pueden limitar o incluso comprometer las operaciones que podrían llevarse a cabo con socios históricos”, alertó la interprofesional francesa en su último boletín.

La campaña de patata en Europa
La producción global de patatas (consumo y semillas) en los 4 países del NEPG (Alemania, Francia, Países Bajos y Bélgica), más Polonia, España, República Checa y Portugal, asciende a 36,6 toneladas, un 9,7% menos que el año pasado. La producción de los cuatro países occidentales ha descendido un 8,3%, hasta las 27,7 toneladas, ya que el aumento de la producción en los Países Bajos –las cifras de la Oficina Central de Estadística holandesa sitúan la cosecha de patata de consumo holandesa en 3,9 MT en 2022, un 19,4% más que el año pasado– se ha visto compensado por una producción mucho menor en los otros tres países. Los cuatro países del NEPG aumentaron su superficie de patatas en 2022 –un 2,4% en total, hasta las 737.100 hectáreas–, con un incremento del 3% tanto en Alemania como en Bélgica.

Los rendimientos en Alemania, Francia y Bélgica se vieron afectados por la sequía. En cambio, los rendimientos holandeses son los más altos desde 2018. Se estima que el rendimiento global en los 4 países del NEPG será un 10,5% inferior al del año pasado debido a la sequía de este año. La mayor caída de la producción se registra en Polonia, con un descenso del 14,6% hasta un mínimo histórico de 6,05 millones de toneladas. España y Portugal también registraron sus menores cosechas este año. La cosecha de la República Checa está en su nivel más bajo desde 2018.

 

Fuente: cnipt.fr / agronewscastillayleon.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor