Los importadores rusos esperan que la situación no empeore

Rusia es un gran importador de todo tipo de productos hortofrutícolas de muchos países, incluidos los países europeos, Sudáfrica, Israel o China. Los primeros son una gran fuente de negocios y, por ello, los importadores rusos temen los efectos de las posibles sanciones que pueden cerrar las fronteras rusas a los productos europeos, aunque también son optimistas y esperan que la situación no empeore.

Asif Jafarov, de Akhmed Fruit Company, explica que en estos momentos “numerosos productos se importan de Europa, así que una prohibición causaría un gran trastorno”, pero cree que todo irá bien en septiembre, incluso quizás a mediados de agosto.

Por su parte, Larissa Khachikyan, de la compañía rusa Friend Fruits, explica que “la campaña de verano es un periodo de importaciones escasas, pero continuamos trabajando con proveedores con los que hemos colaborado durante años y la situación está bien. Ahora mismo, por ejemplo, estamos trabajando con exportadores de Italia, España, Francia y Sudáfrica. El país con el que trabajamos depende de la temporada”. En general, Europa suma alrededor del 50% de las importaciones de la compañía.

Larissa afirma que aunque hay algunos rumores sobre que Chile tiene miedo de trabajar con Rusia, su firma se apoya en sus relaciones comerciales de largo plazo y en su reputación de superar cualquier obstáculo que se presente.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor