Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La popularidad del boniato crece en Europa

Cuando Steven Ceccarelli empezó a informarse sobre la viabilidad de enviar boniatos de los EE. UU. a Europa, se encontró con confusión y desconcierto. Muchos de los agentes franceses con los que habló no estaban interesados por el desconocimiento del producto entre los consumidores europeos. Esto fue hace doce años y ahora la situación ha cambiado. Gracias a una fuerte campaña de marketing y a unos consumidores que están, por lo general, dispuestos a probar nuevas variedades de productos agrícolas frescos, ahora la campaña europea de Ceccarelli está dando sus frutos.



“Llamé a un mercado en Francia hace doce años para ver si estarían interesados a comprar un contenedor completo de boniatos”, recuerda Ceccarelli, de Farm Fresh Produce. “Todo el mundo pensaba que estaba loco”. Muchos de los consumidores europeos no estaban muy familiarizados con el producto y la poca oferta que llegaba a Francia venía a través de la ahora desaparecida Agrexco en Israel. Ceccarelli se enfrentaba a una batalla cuesta arriba, pero gracias a la persistencia y a los esfuerzos de marketing, ahora está viendo un cambio en el conocimiento del consumidor con respecto al producto insignia de su compañía.

“Hace cinco años cambiaron las cosas en Francia”, explica Ceccarelli. “Todo el mundo empezó a querer boniatos”. Ceccarelli apunta a una mayor visibilidad del producto en las ferias de cocina del continente y también en los mercados. La presencia constante en las mayores ferias comerciales europeas también ha aumentado el conocimiento del producto y, a medida que los consumidores se acostumbran a ver más el producto y se familiarizan con cómo incorporarlo a sus platos, las ventas del producto siguen creciendo.

Ceccarelli también ha señalado la naturaleza intrépida de los consumidores europeos en lo que respecta a los productos agrícolas frescos como otra razón por la que los boniatos han ganado mayor tracción a lo largo de los años. Mientras que los consumidores estadounidenses normalmente concentran sus compras alimentarias en menos viajes al mercado, los consumidores europeos tienden a repartir sus compras en transacciones más pequeñas a lo largo de la semana. Estos patrones de compra suponen que los estadounidenses ven lo nuevo más arriesgado que los europeos, que están más dispuestos a probar cosas nuevas.

“Todos somos animales de costumbres y la cosas nuevas nos asustan”, comenta Ceccarelli. “Pero los consumidores europeos son más abiertos de mente con respecto al producto agrícola fresco. También, en los Países Bajos, por ejemplo, las tiendas promocionan los productos nuevos de temporada y cada vez son más esperados”.

Más información:
Steven A. Ceccarelli
Farm Fresh Produce
Tel.: +1 910-508-8933
Correo e.: steven@farm-fresh-produce.com
www.farm-fresh-produce.com

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor