Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El Parlamento aprueba el acuerdo

Grecia permanece en el euro

Ayer, el Parlamento griego aprobó la reforma y las medidas de austeridad que el primer ministro Tsipras se trajo de Bruselas el lunes. Aunque Tsipras calificó el acuerdo de "malo en muchos aspectos", logró tener a la mayoría de su lado. En Syriza, el partido del ministro, no todo el mundo votó a favor de las propuestas.


El primer ministro griego Tsipras. Foto: FrangiscoDer-wikimedia

"Grecia debe adherirse a las reformas fiscales dictadas por el acuerdo", señaló el primer ministro. "Las únicas opciones eran el acuerdo o una bancarrota descontrolada". De los 300 diputados, 229 votaron a favor del acuerdo, lo que otorga al país el acceso a entre 82.000 y 86.000 millones de euros en préstamos, repartidos a lo largo de los próximos tres años. "En mi opinión, estas medidas no benefician a la economía, pero estamos forzados a aceptarlas", dijo Tsipras durante el debate. En Atenas, los ciudadanos tomaron las calles durante el debate. Las protestas culminaron en disturbios.

Alivio de la deuda
Unas horas antes, la Comisión Europea había prometido a los griegos 7.000 millones de euros si accedían a las medidas. Con ese dinero, Grecia puede pagar la mayoría de las acuciantes deudas, como los 4.200 millones de euros que le debe al Banco Central Europeo. La deuda con el BCE es particularmente importante porque la apertura de los bancos griegos es mucho más difícil sin la ayuda del BCE. Hoy, se espera que la decisión del BCE apoye a los bancos griegos y el Eurogrupo también debatirá cuáles serán los siguientes pasos hoy.

Christine Lagarde, directora del FMI, manifestó ayer que la zona euro debe saldar parte de las deudas. "Es una señal positiva y la única esperanza de salir de la crisis", respondió el primer ministro griego.

Algunos países de la UE muestran su descontento
Mientras, en la UE se ha comenzado a murmurar sobre el apoyo a los griegos. La UE quiere aplicar el MEEF (Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera) para dar cabida a los griegos. Este fondo de emergencia se creó para los 28 Estados miembros. Esto da a la crisis griega una nueva dimensión y los Estados miembros de la UE que no utilizan el euro indican que no quieren ser avalistas.

El primer ministro británico Cameron se resiste a verse arrastrado a un plan de rescate para los países del euro y quiere garantías de que, por ejemplo, no le costará ni un penique a los contribuyentes británicos. Según la distribución oficial, Gran Bretaña garantizaría el 15% de cada préstamo concedido bajo el MEEF. La República Checa también está en contra. Para aplicar el MEEF, deben mostrarse a favor 15 países que representen el 65% de la población europea.

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor