Los pepinos son el único producto que se salva en un mercado malo para las verduras de invernadero

Los pepinos se están vendiendo bien, pero son el único producto bueno en el mercado de las verduras de invernadero. Arie Middleburg, de la agencia de consultoría GreenMatch, no tiene buenas noticias al respecto de pimientos, berenjenas o tomates.

Pepinos
“Los pepinos están funcionando bastante bien por ahora”, afirma Arie Middelburg. “Se está recolectando la segunda cosecha y los precios parecen haberse estabilizado alrededor de los 30 céntimos. Para esta época del año, 30 céntimos es un buen precio”, asegura. “Hemos tenido muchos problemas debido a Europa del sur en mayo y junio, más que otros años, pero el efecto ya se ha pasado. No hace mal tiempo, así que la gente todavía quiere comprar pepinos”.

Tomates
La situación no es tan buena para otras verduras de invernadero. La producción de tomates ha sido muy abundante esta semana pasada. “El año pasado fue un año realmente bueno y hasta mayo de este año, las cosas iban bastante bien. En primavera, los productores tuvieron que lidiar con un tiempo bastante malo. La luz fue limitada hasta finales de marzo, pero todo mejoró en junio y las últimas tres o cuatro semanas muchos productores han compensado los atrasos”. Los tomates Merlice tienen cifras de producción medias todos los años pero, este, “las cifras de producción son enormes”.

Sin embargo, la gran producción de tomates está dando como resultado una indebida presión sobre el mercado. “Esto sucede cuando toda Europa occidental está en plena producción. Los tomates polacos no tienen permitida la entrada en Rusia y el boicot está ejerciendo presión extra sobre los precios y el suministro en el mercado de Europa occidental. Como Polonia no puede deshacerse de sus tomates en Rusia, Alemania se convierte en el siguiente destino. Todo esto da como resultado malos precios para los tomates”.

Pimientos y berenjenas

Tampoco hay nada bueno que decir sobre los pimientos. “En las últimas semanas la producción ha sido alta y, por tanto, la presión sobre el mercado, notable. Quizá podría aliviarse, pero ahora también hemos entrado en el periodo vacacional, por lo que no se tiene escasez debido a la menor producción como en primavera”. Alguien optimista podría ver algo bueno en los precios ligeramente superiores de las berenjenas. “Los precios de las berenjenas son un poco mejores”, explica Middleburg. “Pero esto no supone una verdadera recuperación. Hasta ahora ha sido un mal año para este producto y esta pequeña mejora en el precio no compensará el resto del año”.


Más información:

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor