Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

22 muertos

La tormenta tropical Nate causa estragos en Centroamérica

La tormenta tropical Nate mató al menos a 22 personas en Centroamérica, mientras golpeaba la región con fuertes lluvias a medida que se dirigía a los centros turísticos del Caribe de México y a la costa del Golfo de los Estados Unidos, donde podría llegar a ser un huracán este fin de semana.

Las autoridades de Luisiana declararon el estado de emergencia y ordenaron a algunas personas evacuar áreas costeras e islas barrera, y las evacuaciones comenzaron en algunas plataformas petrolíferas marinas en el Golfo.

El Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos comunicó que la tormenta podría causar inundaciones peligrosas al descargar hasta de 38 a 50 centímetros de lluvia a medida que se desplazaba sobre Honduras, con mayores acumulaciones en algunos lugares.



Tuvo vientos máximos constantes de 65 km/h el jueves por la noche y probablemente se fortaleciera en el noroeste del mar Caribe el jueves por la noche y el viernes antes de un posible golpe en la región de Cancún, en el extremo de la península de Yucatán. Podría llegar a la costa del Golfo de los Estados Unidos cerca de Nueva Orleans durante el fin de semana en forma de huracán.

En Nicaragua, la llegada de Nate acarreó dos semanas de lluvia casi constante que dejó el suelo saturado y los ríos desbordados. Las autoridades pusieron a todo el país en alerta y advirtieron de inundaciones y deslizamientos de tierra.

La vicepresidenta y portavoz de Nicaragua, Rosario Murillo, dijo que al menos 15 personas habían muerto en el país debido a la tormenta.

El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica confirmó 7 muertos en el país por la tormenta y dijo que 15 personas estaban desaparecidas. Las inundaciones llevaron a 5.000 residentes a refugios de emergencia.


En Luisiana, el Gobernador John Bel Edwards declaró el estado de emergencia y movilizó a 1.300 agentes de la Guardia Nacional, 15 de los cuales se dirigieron a Nueva Orleans para controlar su frágil sistema de bombeo de agua.

Edwards instó a los residentes a prepararse para la lluvia y ponerse a salvo de la oleada de tormentas y vientos fuertes.

El gobernador de Louisiana pronostica que Nate se moverá rápidamente, en lugar de detenerse y dejar caer enormes cantidades de lluvia en el estado. Las autoridades estatales esperan que Nueva Orleans no tenga problemas con sus bombas para poder controlar el agua. Edwards advirtió, sin embargo, de no subestimar a la tormenta.

Los oficiales ordenaron la evacuación de parte de la parroquia costera de St. Bernard, en el este de Nueva Orleans, antes de la tormenta. El jueves anterior, se invitó a evacuar la isla barrera de Grand Isle al sur de Nueva Orleans.

Las autoridades de Nueva Orleans dieron indicaciones para reforzar el sistema de drenaje y bomba de la ciudad. Las debilidades del sistema se hicieron evidentes durante las inundaciones repentinas del verano.

La tormenta estuvo centrada a unos 75 kilómetros al oeste de Puerto Lempira, Honduras, y se movió hacia el norte-noroeste a una velocidad cercana a17 kilómetros por hora.

Las previsiones indicaron que la tormenta podría atravesar el extremo de la península de Yucatán el viernes por la noche, y luego llegar a la costa del Golfo de los Estados Unidos en forma de huracán el domingo por la mañana. Los meteorólogos comunicaron que podría acercarse en forma de huracán a México la noche del viernes.



 

Fuente: http://abc7ny.com/

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor