Reducción del desperdicio alimentario utilizando envases flexibles

El desperdicio en la cadena de suministro de alimentación es un problema mundial. Flexoplast, productora que ofrece envases flexibles para el sector de los congelados, decidió poner de su parte para combatir este problema.

Los investigadores estiman que en torno a un tercio de la producción mundial de alimentos se desperdicia, y el desperdicio continúa en los hogares de los consumidores. De todos los alimentos aptos para el consumo, más de 40 kilos acaban en la basura cada año. Las frutas y hortalizas están entre los cinco alimentos más desperdiciados, después de los lácteos y el pan. Flexoplast, con sede en Wieringerwerf, los Países Bajos, forma parte del grupo Clondalkin, y se centra principalmente en el sector de los congelados dentro del canal de alimentación. En esta categoría, se utilizan mucho como materiales los envases de film flexibles y de cartón.



Envases pequeños y sostenibles
La productora de envases flexibles ha escogido el sector de los congelados por la contribución positiva que se puede hacer a la reducción del desperdicio de alimentos. "Nuestros compradores producen patatas fritas, frutas, hortalizas y pescado congelados, y cada vez más todo tipo de productos refrigerados y congelados. Estos clientes, en su mayoría, envasan sus productos con su marca propia, los cuales se consumen en todo el mundo", dice Jack van der Heijden, de Flexoplast. Un envase flexible (multicapa) con la característica de actuar como barrera contribuye a la conservación de los valores nutricionales, a prolongar la vida útil y a reducir la cantidad de desperdicio. "Resulta muy satisfactorio que nuestro film ayude a combatir el desperdicio alimentario. Además, nos hemos dado cuenta de que los compradores piden envases con una imagen y un 'toque' natural cada vez más a menudo, envases más pequeños como resultado del cambio del tamaño de las porciones y envases sostenibles. También existe una necesidad creciente de reducir los costes por unidad de envasado, así como de disminuir el uso de color".

El director de ventas y marketing menciona también menciona que dentro de la cadena de suministro hay presión sobre los stocks para reducir el capital de trabajo por un lado, mientras que por el otro se espera cada vez más que los tiempos de producción se acorten. "Hemos dado respuesta a esto estandarizando pasos importantes de nuestro proceso. Pensemos, por ejemplo, en la producción de film (de polietileno). Además, colaboramos intensamente con nuestros compradores. Compartir información relevante en una fase temprana es esencial para ajustar entre sí la demanda y la capacidad".

Más información:
Flexoplast
Jack van der Heijden

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor