El transporte y las instalaciones portuarias están bajo gran presión en temporada alta

Epicentro del auge de las mandarinas en Sudáfrica

Una de las mayores envasadoras de mandarinas en Sudáfrica se encuentra en Burgersfort, Mpumalanga, una zona con dos puntos fuertes: una de las mejores tierras del país y un clima de noches frescas y días calurosos, adecuados para la producción de mandarinas.

Si juntamos ambos factores con el boom global de las mandarinas, tenemos la receta para un crecimiento exponencial, al que Indigo Fruit Farming respondió con su envasadora 'Naranja' de 14.000m2 y capacidad de 100 contenedores (o alrededor de 38 toneladas) por hora.

Algunas navels y Valencias, y un 10% de los limones se envasan allí, pero sobre todo las mandarinas que van cuidadosamente a la línea de clasificación Maf Roda. La envasadora ha recibido las calificaciones más altas de la British Retail Consortium Accreditation y Tesco.

"Manejamos las mandarinas como a la fruta de hueso, un producto muy sensible", dice Josef Malan, director general de Naranja Packers. "La diferencia entre una caja de clase 1 y una de clase 2 es de R100 [6 euros]. Una envasadora moderna es más consistente: la clase 1, la clase 2 y las selecciones son siempre las mismas. Con la tecnología moderna podemos obtener una mejora del 2% al 10% en los envases". Lucille Strecker, gerente de sistemas e información en Naranja, señala que tradicionalmente, las frutas de clase 3 representaban hasta un 15% en las envasadoras, pero ese promedio ahora se ha reducido al 8%.



Al diseñar la reforma de la envasadora original, Josef Malan y sus colegas visitaron envasadoras en todo el mundo, con el objetivo de incluir una automatización pionera para que, si fuera necesario, la envasadora pudiera seguir funcionando con 18 personas. Además, como señala Josef, procesar 100 contenedores por hora requeriría el doble de su número de personal actual.

Tal como están las cosas, ahora, durante la temporada alta, hay unas 400 personas que trabajan día y noche para clasificar y envasar los contenedores de mandarinas que llegan desde un radio de 200 km: Letsitele, Hoedspruit, Burgersfort, Nelspruit. Las proyecciones son de 64.000 toneladas por temporada y actualmente es de aproximadamente 30.000 toneladas, 8000 toneladas menos de lo esperado después de las reducciones por el granizo de Lowveld.

Para diferenciar su producto y a ellos mismos, las mandarinas ClemenGold y SweetC son su mayor producto, la envasadora ofrece a los clientes más de veinte modelos de envasado diferentes, un proceso que llevó cinco años hasta obtener los mejores diseños de cartón, los materiales adecuados y la maquinaria adecuada.


Gama de modelos de envasado 

Otra instalación pionera fue su planta de reciclaje de agua biológica, que filtra y limpia los 50.000 litros de agua usados en la envasadora para su reutilización en el riego.

Gran presión sobre la infraestructura de carreteras y puertos
Obtener la fruta de la envasadora y de los compradores extranjeros supone un problema, ya que la infraestructura vial (la infraestructura ferroviaria desempeña un papel escaso en el transporte de productos frescos) y las instalaciones portuarias están bajo presión por el gran aumento de cítricos y otros productos frescos.

"Nuestro desafío es el transporte y la logística", explica Josef Malan. "Supongamos que se envasan 32 palés por hora y la envasadora trabaja toda la noche, estaríamos hablando de 640 palés por día y para moverlos se necesitarían aproximadamente 30 camiones. Si se necesitan 30 camiones en la envasadora, 30 en la carretera y otros 30 de regreso, en total suman 90 camiones en circulación para una sola envasadora". Suponiendo que todo va bien en el puerto.

Una huelga reciente de los trabajadores del puerto causó retrasos, al igual que cosas más rutinarias como pocos enchufes para los refrigeradores o largas colas de camiones en el puerto. "En el puerto, los camiones no pueden descargarse con la suficiente rapidez, tienen que esperar si no hay suficientes almacenes refrigerados disponibles".

El pico de la temporada de aguacate coincide con el de los cítricos, lo que ejerce una mayor presión sobre las instalaciones refrigeradas en los puertos. La elección del puerto para Naranja Packers depende del producto, el tiempo y el destino. Si la fruta va al puerto de Ciudad del Cabo, casi el doble del coste del transporte desde Burgersfort, está en el mercado europeo una semana antes, mientras que el puerto de Durban ofrece mejores opciones para el trayecto de vuelta (aunque el miedo reciente a la listeriosis ha afectado a la elección de la ruta).

Se necesitan alrededor de 45 a 50 días para que las mandarinas completen su viaje desde la finca hasta sus receptores de ultramar.



Para más información:
Josef Malan
Naranja Packers

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor