Anuncios

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El huracán Michael destruye el maíz, aunque otros cultivos ya tenían problemas antes

Los proveedores de maíz han confirmado que la mayor parte de la cosecha de maíz en Bainbridge, Georgia, fue destruida por el huracán Michael a principios de este mes. Además, algunas infraestructuras agrícolas resultaron dañadas, aunque la mayoría salieron ilesas, incluidas las envasadoras. En términos de infraestructura, los informes indican que algunas zonas se vieron más afectadas que otras, aunque en general la mayoría de los edificios en el distrito de producción sobrevivieron.

"Perdimos aproximadamente tres cuartas partes de nuestras cosechas de maíz", dice Matthew Powell, de Mt Pleasant Sales. "Cosechamos lo que pudimos antes de la tormenta, pero finalmente gran parte del maíz se cayó y la mayoría se perdió. Nuestros sistemas de riego también sufrieron algunos daños, pero, afortunadamente, las envasadoras están bien".

Los productores ahora se están concentrando en la limpieza y, aunque el mercado de maíz ha aumentado, no quedan volúmenes tangibles para que los productores de Georgia puedan recuperarse. "Deberíamos terminar con la cosecha de maíz que quede en las fincas en los próximos días", agrega Powell. "El mercado es más alto, pero no hay suficiente maíz para que los productores de la zona recuperen las pérdidas. Los productores con los que tratamos tienen seguros, y ese es el camino que se debe tomar. Confiamos en que regresaremos con fuerza cuando comience la temporada de siembra en primavera", expresa.

Los productores de tomate y hortalizas "sufren" antes de la tormenta
Más cerca de la costa de Florida, los productores de hortalizas, y especialmente de tomates, han perdido la mayoría de sus cultivos por el huracán. Sin embargo, los mercados no han reaccionado con tanta fuerza como se esperaba, y la oferta del mercado norteamericano en general se ha mantenido bastante estable. "No hemos notado demasiado cambio en la oferta, para ser sinceros", dice un comerciante de tomate de Florida. "Los precios han subido ligeramente, pero no mucho".

Trampis Dowdle, un productor de Florida que ha pasado la vida produciendo hortalizas y sandías, dice que los cultivos ya estaban dañados. Sin embargo, según él, el huracán fue sólo un capítulo más de la desgracia de los productores de hortalizas de Florida, que llevan un tiempo perdiendo dinero. "Sí, ha habido pérdidas de cultivos por el huracán Michael, pero ese no es el mayor problema que enfrentan los productores de Florida o, de hecho, los productores estadounidenses en general", aclara. "Hemos sufrido durante años porque los productos llegan de la costa a un coste mucho más bajo, subcotizando a los productores de EE. UU. y echando a muchos fuera del negocio".

Según Dowdle, el Gobierno debe abordar esto antes de que más productores pierdan sus medios de vida, y señala que los productores de Florida se han visto particularmente afectados. "Cualquier dinero recibido del Gobierno para ayudar con los daños del huracán es bienvenido, pero no es una solución para el problema mucho más grande de las frutas y hortalizas de bajo precio que llegan de ultramar", afirma. "Florida es la zona que más sufre porque nuestras temporadas de hortalizas y tomates coinciden con las de México. Como resultado, aunque los retailers quieren abastecerse de producción local, están aprovechando los precios que pueden obtener de los productos de ultramar y pagan a los productores de los EE. UU. mucho menos de lo que necesitan para cubrir los costes. No hay forma de poder competir con los costes. Un productor que conozco, que también produce en México, dice que lo que paga a un trabajador en los Estados Unidos por día es el equivalente a lo que le paga a un trabajador en México en un mes. ¿Cómo podemos competir con eso?". También afirma que algunos de los productos que llegan a la frontera son una tapadera para actividades más siniestras. "Personalmente presencié y vi un camión con un par de palés de productos utilizados como tapadera para la importación de droga", comenta. "Después venden el producto, generalmente muy barato, lo que agrava el problema del exceso de oferta".

En conclusión, Dowdle enfatiza que los productores en los Estados Unidos no están en contra de las importaciones como parte del ciclo de la temporada de producción, sólo que debe haber un mayor equilibrio entre la oferta y la demanda. "No es que estemos en contra de introducir productos de ultramar, sino que es necesario regularlos para asegurarnos de que sólo puedan ingresar cuando haya escasez, para que los productores de los Estados Unidos puedan cubrir sus costes y obtener ingresos. Actualmente, la próxima generación está buscando otras formas de ganarse la vida porque la agricultura ya no es sostenible para nosotros, ya sea con huracán o sin él".

Los daños aún están siendo evaluados
La Universidad de Florida actualmente está analizando los daños y se espera saber el valor en dólares en las próximas semanas. Alan Hodges, quien es uno de los investigadores que recopilan datos, dice que todavía están trabajando en estimaciones y que aún no tienen cifras preliminares. Señala que uno de los equipos tiene drones para evaluar los daños en los cultivos e informa de que hay pérdidas muy grandes de tomates y pimientos.

La limpieza del huracán Michael continúa en Georgia y Florida, y todavía faltan muchos meses para que los productores puedan regresar a sus tareas normales. Mientras tanto, los productores como Dowdle se preguntan si vale la pena continuar con la producción o no.

Para más información:
Matthew Powell
Mt Pleasant Sales
Tel.: +1 (229) 246-1838
mpowell365@yahoo.com
www.mtpleasantsales.com

Trampis Dowdle
Dowdle Farms
Tel: +1 (863) 781-0440
haytrade@icloud.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor