Polonia: Los precios de los champiñones van en aumento

El mercado del champiñón en Polonia se está encontrando con algunos desafíos difíciles que han desembocado en un aumento de precios. No se puede señalar como causa un hecho aislado, sino que se trata de una acumulación de varios problemas que los exportadores están enfrentando actualmente, entre ellos, claro está, el brexit.

Los exportadores polacos de champiñones han tenido una temporada complicada hasta el momento. Las condiciones meteorológicas provocaron algunos problemas el verano pasado que se tradujeron en una merma de la calidad del compost para el cultivo de champiñones y a un incremento del precio de la paja. Según Joanna Leszko, de Grzybmar Matuszewscy, los polacos están siendo testigos de una pronunciada subida de los precios debido a varios factores. "Uno de ellos es que nos ha faltado mucha mano de obra. Nuestros trabajadores vienen principalmente de Ucrania, donde celebran la Navidad dos semanas más tarde que nosotros, por lo que acaban de regresar y nos han dejado con mucha escasez de trabajadores para recolectar los champiñones. La falta de mano de obra ha provocado una escasez de champiñones pequeños, aunque ahora que los trabajadores están de vuelta, se está solucionando lo mejor posible".

Si bien los empleados han vuelto al trabajo, el nuevo año ha llegado con un incremento de los salarios, como exigió el Gobierno polaco al inicio de 2019, y, según Leszko, esto ha afecta a los productores: "Los trabajadores cobran por kilo de champiñones recolectados, pero por los pequeños se les paga más, ya que cuesta más trabajo recolectar la misma cantidad de kilos si solo se recogen champiñones pequeños. La combinación de sus 'vacaciones', la subida del salario y el extra que reciben por recolectar champiñones pequeños ha provocado un fuerte aumento de los precios del producto polaco".

Ahora la energía es más cara en Polonia, y no cabe duda de que está teniendo efectos para los productores y exportadores, como explica Leszko: "Los costes generales de la energía han subido cerca de un 50%. Hay que sumar los costes adicionales de los últimos meses y tener en cuenta que la industria transformadora compra los champiñones pequeños a un precio similar al de los exportadores. La diferencia es que la industria transformadora no requiere buena calidad, como sí la exportación. Esto significa que los productores de champiñones de Polonia no necesitan realmente a los exportadores para vender los champiñones pequeños. La subida de precio es necesaria para los productores, o no podrán sacar beneficios de su trabajo. Si los precios no suben, las explotaciones empezarán a cerrar. No es un escenario hipotético, ya está empezando a ocurrir".

Otro gran problema gira en torno del brexit, pues el Reino Unido es un mercado muy importante para Grzybmar: "El brexit sigue siendo un interrogante muy grande para todos nosotros. Esperemos que interfiera en la divisa para que podamos obtener más valor por nuestro producto, lo cual compensará los costes extras. Sin embargo, tenemos que estar preparados para un aumento de los trámites administrativos, aunque no tenemos ni idea de lo que este gran cambio acarreará. Para nosotros, el Reino Unido supone en torno al 75% de nuestro negocio, Francia supone el 25% restante", explica Leszko. "Pero, sencillamente, no sabemos qué es lo que va a ocurrir, aún cabe la posibilidad de que el brexit se posponga. Ni nuestro Gobierno ni el británico nos han dado ninguna orientación".

Aun con la amenaza del brexit sobre sus cabezas, en Grzybmar siguen abiertos a la inclusión de nuevos clientes del Reino Unido este próximo año: "Como los precios están subiendo en todas partes, la gente busca otras opciones. Estamos abiertos a hacer sitio a estos nuevos clientes. Para 2019, también nos gustaría desarrollar un poco más nuestros almacenes, tal vez entrar en otros mercados".

Grzybmar también estuvo presente en la Fruit Logistica de Berlín y Leszko opina que este año han recibido muchas más visitas en su stand. "Este año la feria parecía más concurrida que otros años, sobre todo el primer día. Llegan visitantes a nuestro stand todo el día y teníamos poco tiempo para descansar entre unos y otros. Fue estupendo, por supuesto. Berlín ofrece un gran potencial de contacto con potenciales clientes nuevos, pero aún es demasiado pronto para hablar de cuáles serán los resultados. Esta ha sido la décima edición de Fruit Logistica a la que acudimos y lo que hemos aprendido es que los resultados de la feria se pueden calcular pasados seis meses. También es una buena oportunidad para reunirse con los clientes actuales y charlar cara a cara de las colaboraciones que hay en marcha. Asistir a Fruit Logistica es muy importante para cualquier comerciante que se precie. La gente tiene que ver tu marca y tu producto y que sigues en el juego".

Más información:
Joanna Leszko
Grzybmar Matuszewscy
Tel.: +48 61 44 33 404
Email: grzybmar@grzybmar.com.pl 
www.grzybmar.pl 


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor