El aumento de los costes hace renunciar a los pequeños agricultores

El precio del ajo turco subirá por la bajada de la producción

El sector del ajo de Turquía tiene problemas con los costes, lo que a su vez se ha traducido en una producción menor de lo habitual. Si bien la calidad es estupenda y la demanda de ajo es estable, el descenso de los volúmenes ha provocado que quede poco producto después de abastecer la demanda del mercado interno.

Kerem Baltu es el gerente de exportación de Tumen Pakeleme ve Tarim (Tumen Tarim) y lleva en el negocio del ajo más de treinta años. Opina que esta temporada debería haber sido la mejor de la historia para el ajo turco, pero no es así: "Este año la calidad del ajo turco es mejor que nunca gracias a que el tiempo ha sido beneficioso, con periodos continuados de frío, que afecta a la piel y hace que el producto sea fuerte. Por desgracia, la realidad de la temporada es otra. Todos los años, los pequeños agricultores tienen que tirar la toalla debido al aumento de los costes de la mano de obra y los fertilizantes. Cada año que pasa cuesta más generar beneficios".

La disminución de los productores de ajo tiene un efecto directo en la exportación del producto. "El ajo turco es muy apreciado en Turquía gracias a que tiene un sabor y un aroma intensos. Sin embargo, dado que la producción será en torno a la mitad de la que hemos tenido en años anteriores, dudo que quede suficiente producto para exportar después de abastecer al mercado interno. Esto, a su vez, supone un aumento indudable de los precios", explica Baltu.

Cuando Tumen Tarim exporta su ajo, suele encontrar mercado en los países de Europa, según Baltu: "Exportamos ajo a Polonia, Francia, Ucrania e Italia, así que tenemos principalmente clientes europeos. Nuestro objetivo es entrar en el Reino Unido. Cultivamos cerca de 4.000 toneladas de ajo al año, si bien tenemos que competir con España, China y Egipto, que tienen un ajo más barato que el nuestro. No obstante, en realidad esto no afecta a nuestro mercado, pues los europeos dan prioridad a la calidad y el sabor sobre el precio. El precio del ajo fresco en Turquía ronda 1,50 euros por kilo".

Más información:
Kerem Baltu
Tumen Tarim
Tel.: +90 324 454 0088
Fax: +90 324 454 0089
Móvil: +90 532 5936970
Email: kerem@tumen-tarim.com
www.tumentarim.com 


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2019

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor