Día Temático sobre las cebollas

"El proteccionismo parece amenazar las exportaciones de cebolla holandesa"

El proteccionismo y el cambio climático fueron los dos temas más importantes en el Día Temático sobre las cebollas, celebrado en la localidad holandesa de Dronten el pasado 8 de enero. De esto trataron las ponencias de Inge Ribbens, de la asociación holandesa GroentenFruit Huis, y Chayenne Wiskerke, directora de Wiskerke Onions. La cebolla holandesa es la mejor del mundo. ¿Cómo puede mantener esa posición?

Chayenne Wiskerke en su discurso sobre la influencia del cambio climático

Mediante cooperación y prevención, el clima puede ofrecer oportunidades para la cebolla holandesa
En un detallado análisis, Chayenne mostró al público a qué tendencias se enfrentará el sector de la cebolla en los próximos años. Por primera vez este año, las cebollas holandesas se exportaron a la India, donde la cosecha fue destruida por el fuerte monzón. "En diciembre de 2019, la escasez de cebollas en India había aumentado hasta el 44% y los precios habían subido un 642%", dijo Chayenne. "El país es uno de los mayores exportadores del mundo y de repente desapareció de escena".

Chayenne cree que la posibilidad de que esto pueda salir mal más a menudo en el futuro es alta. "Si observamos cómo va a cambiar el clima en los próximos años, vemos que habrá regiones en las que se prevé más sequía y otras donde aumentarán las lluvias. Habrá más lluvia en la India, mientras que África se volverá un continente cada vez más seco. Al mismo tiempo, la población crecerá de manera significativa a largo plazo en estas zonas donde las cebollas son uno de los alimentos principales. Esto ofrece oportunidades para la cebolla holandesa porque tenemos una serie de ventajas importantes: la cebolla holandesa está disponible en el mercado durante todo el año debido a sus excelentes propiedades de almacenamiento y es de alta calidad. Además, los Países Bajos cuentan con la ventaja de tener un sector logístico altamente desarrollado".

Sin embargo, Chayenne también habló de las amenazas. Aunque los Países Bajos parecen verse menos afectados por más precipitaciones o sequías extremas en el futuro, no son inmunes a ellas. Eso se puede ver, por ejemplo, en el hecho de que la temporada 2019 siempre se compara con la de 2017, porque 2018 fue un año extremadamente seco. Por otra parte, el precio de la cebolla holandesa, la intervención política, el menor uso de pesticidas químicos y las certificaciones requeridas también son factores a tener en cuenta. Sin embargo, mediante la prevención (fitomejoramiento, drenaje, desarrollos en la conservación), la cooperación entre el productor y el procesador y garantizando la calidad, se puede mantener la posición de la cebolla holandesa en el mercado en el futuro. "En última instancia, no hay nada como la cebolla holandesa".

Inge Ribbens de la asociación GroentenFruit Huis

El proteccionismo es un gran peligro
Una de las amenazas de las que se hablaron es la intervención política. En realidad, la intervención política de los países importadores es un gran cumplido para la cebolla holandesa, ya que la introducción de barreras comerciales es una forma de proteger el propio cultivo. Chayenne indicó que, aunque las exportaciones a África Occidental están aumentando, la temporada de exportación se está acortando cada vez más por las medidas de protección del propio mercado.

Inge puso más ejemplos de países que quieren mantener alejadas las cebollas holandesas. "Rusia ha cerrado su mercado desde hace varios años y también estamos teniendo dificultades para afianzarnos en China". Otros países que recientemente se han convertido en un desafío son Panamá e Indonesia. “El mercado en Panamá ya se cerró en 2006/2007, pero se abrió nuevamente después de las negociaciones diplomáticas en 2013. Sin embargo, disturbios entre los productores locales hicieron que las puertas de Panamá se cerraran nuevamente. Se introdujeron medidas adicionales como la "regla de los 120 días" para las cebollas holandesas. Nuestras cebollas, que salen al mercado, tienen que estar en el mercado de destino dentro de los siguientes 120 días. Sin embargo, esa medida no se aplica a otros países exportadores".

También en Indonesia el mercado se vuelve a cerrar. Para proteger el mercado local de las chalotas, se prohibieron las cebollas pequeñas de los Países Bajos. Aquí, como en el caso de Rusia, parece que el sector agrícola se convierte fácilmente en víctima de las disputas políticas. Debido a las sanciones al aceite de palma indonesio por parte de la UE, el país parece reaccionar desterrando a las cebollas holandesas.

Inge teme que esto solo aumente en el futuro con el brexit, la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la tendencia del consumo de alimentos locales. Solo a través de la diplomacia se pueden encontrar soluciones para proteger el libre comercio.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor