Aurenzo Bagioni: "Las empresas deben decidir qué camino escoger"

El cultivo del espárrago italiano se encuentra en una encrucijada

Los nuevos productores de espárragos necesitan pensar muy bien qué camino escoger y los consolidados deben tomar una decisión drástica, en función de los costes de producción y de la esperada producción bruta vendible.

"Desde hace varios años, ha surgido una transformación en la organización de las empresas italianas de espárragos", dice Aurenzo Bagioni, fabricante de máquinas para el sector esparraguero. "Ahora hay cada vez más grandes compañías con 200 o más hectáreas por un lado, y pequeñas empresas con menos de una hectárea por otro. Las primeras se dirigen con su producción a la gran distribución y ofrecen su producto a un precio más bajo, mientras que las segundas realizan ventas directas o por lo menos locales y alcanzan un promedio de 5-7 euros/kg".

La pandemia de coronavirus ha acelerado esta evolución, con grandes empresas abasteciendo al mercado industrial y a la gran distribución, y con pequeñas empresas que se decantan por la venta directa. En este panorama, las empresas medianas de unas 20 a 30 hectáreas son las que más sufren, ya que tienen los costes de una empresa pequeña pero reciben el precio de venta similar al de una empresa grande y, por lo tanto, tienen dificultades para llegar a fin de mes.

En el centro, Aurenzo Bagioni

"Con estos supuestos, mi empresa se centra desde hace años en la fabricación de máquinas cosechadoras de espárragos innovadoras y de calidad, dejando a otros la producción de maquinaria de baja tecnología y bajo costo. Cuando el mercado se pone difícil, hay que alejarse de la competencia habitual basada en los precios e invertir en nuevas tecnologías", explica Bagioni.

"Nuestras investigaciones, que han tenido costes significativos, nos han llevado a introducir en los últimos años el ordenador de a bordo, el sistema Stop&Go y las baterías de litio de alto voltaje. En 2021 presentaremos además una gran noticia que comunicaremos a través de FreshPlaza a nivel mundial, pero todo a su debido tiempo".

La pregunta es: ¿qué ventaja obtiene una empresa productora de espárragos al invertir en nuevas tecnologías que podrían hacer que las máquinas sean más complejas y menos fiables? La respuesta está en el análisis de la mano de obra disponible en los campos. A menudo son trabajadores no cualificados, a veces contratados con urgencia, especialmente en años como el actual, con escaso conocimientos tecnológicos.

Foto de archivo

"Por ello es necesario que el empresario disponga de una máquina que sea capaz de autogestionarse y de detenerse si hay peligros o fallos de funcionamiento. En fin, una máquina que pueda garantizar al empresario una tranquilidad sobre su buen uso y mantenimiento. Esto no es fácil de conseguir, porque siempre hay un factor humano y porque cualquier innovación implica un período de prueba y desarrollo que no siempre se cumple. Nosotros siempre nos hemos mostrado responsables y serios, brindando asistencia gratuita para nuestras máquinas incluso después de 5 años. Además, para el desarrollo de los prototipos, siempre nos hemos basado en los requisitos de los clientes".

"Seguimos avanzando por nuestro camino, y habrá obstáculos y riesgos, pero ofreceremos al mercado un producto con una fiabilidad cada vez mayor", concluye Bagioni.

Para más información:
Bagioni Alfiero Snc 
Via Bologna 100
47121 Forlì (Italia)
Tel.: +39 (0)543 703993
bagioni.aurenzo@libero.it
www.asparagus.it


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor