Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La superficie de patata española para industria podría disminuir en favor de la patata de consumo

"Es un año bastante atípico, pero no nos impedirá crecer en volumen de kilos en dos dígitos"

El sector de la patata ha vivido en toda Europa una situación desigual. Mientras el segmento de la patata destinada a la industria ha visto reducirse su mercado drásticamente en los últimos meses con el cierre del canal horeca, la patata destinada al consumo en fresco ha podido sortear con un menor grado de incertidumbre las medidas adoptadas para contener la crisis sanitaria.

“Está siendo un año bastante atípico y complicado, pero no nos va a impedir crecer en volumen de kilos comercializados en dos dígitos respecto al año pasado”, señala José Luis Gómez, CEO de la compañía leonesa Patatas Hijolusa, dedicada a la producción, envasado y comercialización de este producto.

“Tenemos poca dependencia del canal horeca al estar enfocados principalmente en el canal retail. En la situación actual, esto es lo que nos está ayudando a que nuestras ventas vayan en una línea ascendente”, indica.

Patatas Hijolusa comercializa su producción principalmente en España, aunque también tiene una implantación importante en Portugal y exporta su producto envasado a cadenas de supermercados de diversos mercados europeos, sobre todo a países del Este. “Hemos crecido en exportación porque era un mercado que no teníamos muy abierto, aunque el mayor crecimiento lo estamos teniendo en España y Portugal”.

La calidad de su producción, estrictamente controlada a lo largo de todo el proceso productivo, no ha sido el único factor que ha impulsado el continuo crecimiento de la compañía. “Hemos sido pioneros en incorporar en el canal retail en España algunas variedades específicas para freír como la Agria o la Lady Amarilla como producto lavado. Llevamos ya varios años comercializándolas y el consumidor está más que agradecido por disponer de este producto”, destaca José Luis.

“Somos también pioneros en el desarrollo de toda una gama de productos microondables, tanto de patatas como de boniatos, para cocinar al vapor en bolsas de 400 gramos, al natural o condimentados con diferentes sabores, que vendemos bajo nuestras marcas BabyPat y SweetPat en un packaging totalmente innovador”, describe. “Este nuevo formato ha hecho que la patata sea un producto aún más atractivo, más cómodo para cocinar, más práctico y más saludable, porque se cocina solo al vapor. Somos una empresa muy activa en ese sentido y creemos que en nuestro sector se pueden hacer las cosas diferentes”, enfatiza José Luis.

Sostenibilidad energética
La empresa ha apostado fuertemente por la energía renovable con la instalación de una planta fotovoltaica para autoconsumo en la cubierta de sus instalaciones, ubicadas en la localidad leonesa de Ribaseca.



En una superficie de 3.500 m², un total de 1.120 paneles fotovoltaicos producirán anualmente 643.090 Kwh –equivalentes al consumo diario de 71.454 hogares–, con los que se evitará la emisión de 2.555 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a la plantación de 5.110 árboles.

De esta manera, Patatas Hijolusa se convierte en una de las empresas con más consumo de kilovatios procedentes de energías renovables del sector hortofrutícola. “El objetivo es que, progresivamente, el 100% de la energía que necesite nuestra industria sea energía verde”.
 
La superficie de patata para industria podría disminuir en favor de la patata de consumo
El impacto que la crisis sanitaria ha ejercido sobre el sector de la patata ha llevado a la Asociación de Productores de Patatas del Noroeste de Europa (NEPG), integrada por agricultores de Países Bajos, Bélgica, Francia, Reino Unido y Alemania, a solicitar una reducción de la superficie de cultivo de al menos un 15% para la temporada 2021-2022 como una medida de emergencia para atajar las consecuencias del coronavirus.

“Dentro de NEPG habría que hacer una diferenciación”, indica el CEO de Patatas Hijolusa. “Hay países dentro de los 5 que lo componen muy dependientes de la industria. Creo que Países Bajos, Bélgica y Alemania sí podrían ir en esa línea de la reducción del 15%, pero, por ejemplo, Francia podría ser más reticente al producir más patata de consumo”, opina. “Hay una incertidumbre importante ahora mismo en el sector porque no se sabe cómo va a ir evolucionando la pandemia”.

“En España”, continúa, “también se siembran muchas hectáreas para la industria y el canal horeca, pero la inmensa mayoría de la superficie está más destinada al consumo en fresco, sobre todo al canal retail. Creo que sí podría producirse también aquí una reducción de la superficie de producción de la patata de industria y que quizás se potencie un poco más la patata para consumo en fresco, sobre todo patata de máxima calidad tanto a nivel culinario como de lavabilidad, aunque todavía es pronto para saberlo. Hay que pensar que las primeras recolecciones en España, en la zona de la Región de Murcia, se empiezan a hacer a finales del mes de abril”, puntualiza. “Hay que esperar y ver cómo va a ir discurriendo todo”.


Para más información:
Sonia Vega Ferreras
Patatas Hijolusa
Pol. Ind. de León. Fase 2. Parcela M-33
24391 Ribaseca-Santovenia de la Valdoncina
LEÓN - ESPAÑA
T: +34 987 215 634     
marketing@hijolusa.es
www.hijolusa.es 
 


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor