Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Azura Group (Francia)

Un nuevo logotipo en los envases de tomates informa sobre la neutralidad de CO₂ total

En 2020, la producción, el procesamiento y la distribución de tomates del grupo Azura han logrado ser 100% neutros en CO₂. Según la dirección de la empresa familiar franco-marroquí, uno de los principales actores en la producción de frutas y hortalizas, la compañía es la primera del mundo en lograr una neutralidad de CO₂ del 100%. En 2021, por lo tanto, se colocará un logotipo especial en los envases de este productor de tomates y proveedor de supermercados.

Azura compensa casi 192.000 toneladas de CO₂ al año. Para ello, el grupo trabaja junto con Climate Partner y ya ha construido un parque eólico en la región de Tánger-Tetuán en Marruecos y un proyecto de protección de la selva tropical en Tambopata en Perú.

Logo
Al consumidor se le informa acerca de la neutralidad de CO₂ de la producción de tomates mediante un nuevo logotipo en los envases, que contiene la 'A' de Azura, un código QR y la inscripción “100% carbon neutral”.

A través del código QR, el consumidor obtendrá acceso a información relevante en el sitio web de Azura sobre los proyectos apoyados por la compañía, el volumen de compensación de CO₂ y todas las demás acciones que Azura ha llevado a cabo durante los últimos 10 años para reducir su huella ecológica.

1,26 kg CO₂ por kilo de tomates
Azura fue fundada en 1990. Desde entonces, el grupo ha estado produciendo tomates de cultivo estacional con calor natural y luz solar en Marruecos y Francia. No se utiliza ninguna otra fuente de energía para calentar los invernaderos de la empresa.

Los tomates de Azura tienen una baja huella de carbono de por sí gracias al método de cultivo antes mencionado. Se calcula que los gases de efecto invernadero emitidos durante la producción, el procesamiento y la distribución de los tomates ascienden a 1,26 kilogramos de CO₂ por kilo de hortalizas.

Medición del impacto ambiental
En 2010, Azura comenzó a medir su impacto ambiental utilizando el método LCA (Life Cycle Assessment) según las normas internacionales ISO 14040 y 14044, con el objetivo de mejorar las prácticas de cultivo. Como resultado, las emisiones de CO₂ de Azura han disminuido un 20% durante los últimos 10 años.

El método LCA mide los efectos de las actividades de Azura sobre el medio ambiente (en particular las emisiones de CO₂) y cubre todo el ciclo de vida del producto: desde las materias primas, la producción y el envasado hasta el transporte y el almacenamiento del producto en el centro de distribución.

Los cálculos de LCA tienen en cuenta a todos los productos cultivados por Azura, independientemente del destino e incluyendo tomates, hierbas aromáticas y flores comestibles.

El objetivo para los próximos años es seguir reduciendo las emisiones de CO₂, en consonancia con el plan lanzado en 2010, lo cual también implica que se irá reduciendo el volumen de compensación de CO₂.

Informe de Sostenibilidad
Además de los proyectos de compensación de CO₂, Azura también se compromete a reducir el peso de los envases (desde 2010 el peso ha disminuido en un 43%, ahorrando 1.200 toneladas de plástico desde 2015), a mejorar el reciclaje de residuos y a apoyar el desarrollo de las comunidades locales a través de la Fundación Azura. En julio de 2019, la compañía introdujo un plan de actuación 'Residuo Cero de Plaguicidas'. Toda la información sobre 2019 se puede leer en el Informe de Sostenibilidad de la empresa.

Para más información:
Azura Group
www.azura-group.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor