Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los productores peruanos de cebolla culminan una temporada con sólida demanda y precios

La temporada de cebolla peruana está llegando a su fin este mes, ya que quedan aproximadamente dos semanas de cosecha. La temporada comenzó algo temprano en verano y ha durado los seis meses habituales. Roberto Monge, de KeyPeru, afirma: “Yo diría que la temporada en general ha sido buena en términos de mercado, pero solo mediocre para los productores”.

Escasez de mano de obra esta temporada
Esta temporada se ha visto marcada por múltiples desafíos para los productores, desde la escasez de mano de obra hasta cambios políticos y retrasos en los puertos. “Uno de los factores más desafiantes durante la temporada ha sido la escasez de mano de obra que hemos experimentado debido a la pandemia. Ha sido difícil lograr tener un equipo completo trabajando, y durante los momentos críticos de la temporada, como el trasplante de la cosecha, el cosechado o el empacado, es vital tener suficiente mano de obra. Debido a que hubo escasez, hubo rendimientos más bajos de lo habitual. Este problema no ha afectado solo a Perú, sino a todos los grandes productores de cebolla”, explica Monge.

En este momento, los productores están trabajando en la siembra de cebollas para la próxima temporada y, debido a las dificultades laborales, ha habido un pequeño retraso. Monge dice: “Estamos teniendo una segunda ola del virus en Perú en este momento, por lo que es difícil conseguir un equipo completo para realizar todas las tareas habituales. Sin embargo, en general, parece que la plantación va como de costumbre y los volúmenes la próxima temporada deberían ser normales”.

Desafíos sociopolíticos
A lo largo de noviembre, hubo dos cambios presidenciales en Perú que afectaron al sector. “El presidente Vizcarra fue destituido por el Congreso en noviembre, y luego el Congreso nombró presidente a Merino en su lugar, pero hubo muchas protestas contra ello y después de solo unos días se decidió dar la presidencia a Sagasti en su lugar, al menos hasta que celebremos nuevas elecciones en abril”, explica Monge.

Mientras todo esto ocurría, y durante las semanas siguientes, se produjeron cortes de carreteras y protestas por parte del sector agrícola, que pedía cambios en la ley agraria, lo que provocó retrasos para quienes intentaban transportar sus productos a las empacadoras y puertos. “Hubo barricadas en el norte y sur de Perú a mediados de diciembre y en torno a Navidad. El problema es que incluso tras dispersarse los bloqueos en las carreteras, hubo grandes atascos y congestión en el puerto, ya que todos intentaban dar salida a sus productos lo más rápido posible. Afortunadamente para nosotros, las cebollas no son muy perecederas, pero todavía estamos sufriendo este problema ahora. Simplemente, no hay suficiente espacio en los barcos para los productos de todos”, destaca Monge.

Explica que alrededor del 10-15% de la cosecha se perdió debido a este problema. “No pudimos trasladar todo el producto del campo a la planta de empaque durante las barricadas, y parte del producto terminó quemado por el sol. Durante estas semanas, nuestro rendimiento general pasó del 90-95% al ​​80-85%”, dice.

Los retrasos en los puertos de California se suman a estos problemas, ya que los puertos de Los Ángeles y Long Beach están experimentando retrasos importantes debido a la pandemia. “Los operadores portuarios son personas altamente capacitadas, por lo que si algunos de ellos enferman de COVID, es muy difícil encontrar un reemplazo y los retrasos causados ​​por esto han sido evidentes”, comenta Monge.

Mercado sólido durante toda la temporada
A pesar de todos los desafíos para los productores, las cebollas peruanas han tenido un mercado sólido esta temporada. “Los precios se han mantenido estables durante toda la temporada. Ha habido menos cebollas disponibles y más consumo. Debido a que las personas se quedan en casa y cocinan más, se compran más cebollas, ya que son un ingrediente clave en casi cualquier receta. Además, a los consumidores también les atraen las cebollas por sus beneficios para la salud”, dice Monge.

“En general, diría que esta ha sido una gran temporada para el mercado y una buena, no excelente, temporada para los productores. Desde una perspectiva política, vamos a tener un año interesante aquí en Perú, ya que el gobierno está ultimando la elaboración de una nueva ley laboral. Con suerte, las vacunas llegarán pronto y tendremos una excelente próxima temporada”, concluye Monge.


 
Para más información:
Roberto Monge V.
KeyPeru
Tel.: +511-4477747
Email: roberto@keyperu.com 
www.keyperu.com  


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor