Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Inicio de la cosecha en Alemania

"Los precios de los pepinos subirán por el impuesto sobre las emisiones de carbono"

La cosecha de pepino se encuentra en la línea de salida en la región alemana de Knobslauchland. También el productor de hortalizas Willi Sippel está a punto de recolectar las primeras hortalizas de invernadero del año. Con las buenas temperaturas de estos días, la demanda de hortalizas de invernadero está aumentando en Alemania, de acuerdo con Sippel, quien añade que, debido a la crisis del coronavirus y los impuestos sobre las emisiones de CO2, sin embargo, se avecina una temporada llena de desafíos.

A pesar de la nieve y las heladas de las últimas semanas, la cosecha comienza en la semana 7/8, al igual que el año pasado. El actual aumento en la cantidad de horas de sol podría acelerar un poco el crecimiento de los pepinos y compensar en cierta medida el oscuro mes de enero. "Hace dos fines de semana, tuvimos más de 1.000 julios al día durante tres días seguidos, lo que, por supuesto, nos gusta mucho a los agricultores".


Pepinos en el invernadero en la región de Knobslauchland

Cambio en el patrón de ventas debido al coronavirus
Con el sol fuera, la demanda de hortalizas de invernadero está aumentando. "No todo el mundo está pidiendo pepinos, la demanda aún es moderada. Pero cuando las temperaturas sigan siendo buenas, la gente dejará de comer col lombarda, repollo, apio y demás hortalizas de invierno, para empezar a comprar más hortalizas de invernadero", observa Sippel, que vende parte de su producción directamente en el mercado mayorista de Núremberg. Pero si llegase otra ola de frío en febrero o marzo, las hortalizas de invernadero se volverían otra vez más difíciles de vender. "Los pepinos y tomates son bastante sensibles a las heladas y resulta difícil presentarlos bien en el mercado mayorista por la mañana temprano o en los mercados ambulantes si la temperatura está bajo cero".

La gama del productor de hortalizas incluye pepinos serpiente, minipepinos y pepinillos. Actualmente dispone de 1,3 hectáreas de invernadero, de las cuales 0,8 son para el cultivo de pepinos y 0,5 para tomates. En el futuro, Willi Sippel planea una ampliación de la superficie de cultivo. "Servimos a un amplio rango de clientes, ya sean restauradores, fruterías, comerciantes de mercados ambulantes o clientes mayoristas. Debido a las restricciones de movilidad y otras medidas para frenar la propagación del coronavirus, tuvimos más dificultad para colocar en el mercado todos nuestros productos. Las cantidades que normalmente entregamos al sector horeca se destinan ahora al retail de alimentos regional. Afortunadamente, hemos podido compensar la pérdida de ventas causada por el cierre del sector hostelero".

Sippel no teme un brote de coronavirus en la empresa. "Hacemos test a nuestros trabajadores estacionales de manera muy exhaustiva. Además, el riesgo de infección en los invernaderos es mínimo porque todos trabajan en su propia hilera".

Incremento inevitable de precios por el impuesto al carbono
La pandemia apenas tuvo efecto en los precios de las hortalizas de invernadero, de acuerdo con el productor. "Pudimos lograr ventas récord con los pepinillos, ya que las producciones al aire libre en muchos lugares sufrieron heladas tardías y hubo problemas de calidad. Además, debido a la falta de trabajadores temporeros, la superficie cultivada disminuyó, por lo que hubo menos volúmenes de producto. Pero sería un error esperar la misma formación de precios este año", dice Sippel.


Además de pepinos, se producen también numerosas variedades de tomates en el invernadero moderno.

Y es que se espera una tendencia alcista en el precio de las hortalizas de invernadero en los próximos años. "Desde este año hay un impuesto sobre las emisiones de carbono en Alemania. En el mejor de los casos, los precios para los pepinos estarán de media un 10% por encima de los del año pasado. En 2021, necesitaremos un precio adicional de 1,20 a 1,40 euros por metro cuadrado para compensar el gasto que supone este nuevo impuesto. Pero el impuesto se está introduciendo de manera escalonada y alcanzará su valor máximo en 2025. Esto significa que los precios inevitablemente tendrán que subir en los próximos años".

Para más información:
Gemüsebau Sippel GbR
Willi Sippel
Höfleser Hauptstraße 88
90427 Núremberg (Alemania)
Tel.: +49 (0)911/30700750
Fax: +49 (0)911/30700755
info@gemuesebau-sippel.de   
www.gemuesebau-sippel.de    


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor