Los productores de patatas de la Isla del Príncipe Eduardo, sorprendidos por el cierre de la frontera

Conmocionados.

Así es como se sienten los productores y expedidores de patatas de la Isla del Príncipe Eduardo tras la decisión de la Canadian Food Inspection Agency (CFIA) de suspender la certificación de las exportaciones de todas las patatas de esta provincia canadiense a Estados Unidos. La decisión afecta a un mercado que representa 120 millones de dólares anuales para el sector de la patata de la provincia.

Foto: Consejo de la Patata de la Isla del Príncipe Eduardo

El problema es la prevención de la propagación de la verruga de la patata, de la que se encontraron dos detecciones en los campos y que ya estaba bajo regulación como parte del plan de gestión actual. Como el Consejo de la Patata de la Isla del Príncipe Eduardo, en Charlottetown, señaló en un comunicado de prensa: "La prevención de la propagación de la verruga de la patata se ha hecho bajo la asistencia del Plan de Gestión Nacional de la Verruga de la Patata a largo plazo, desarrollado por la CFIA para evitar la propagación tanto dentro de la provincia como en los destinos del mercado de las patatas de la Isla del Príncipe Eduardo. Desde el descubrimiento de la verruga de la patata en la isla en el año 2000, no ha habido ni un solo caso en ningún mercado, incluidos los Estados Unidos y el resto de Canadá, atribuible a las patatas de la Isla del Príncipe Eduardo. Tenemos fe en este plan, y también debería tenerla el gobierno que lo ha desarrollado".

Solicitud del USDA
Como señala el comunicado, esta suspensión se produjo a raíz de una petición del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), bajo la amenaza de aplicar una orden federal. "El criterio del USDA para esta acción se basa en la información de un segmento del sector americano de la patata, que aboga por esta suspensión. Según las comunicaciones que nuestros productores, comerciantes, exportadores y personal han tenido con numerosos contactos en los Estados Unidos, es evidente que estas peticiones de restricciones fronterizas no son representativas de la mayoría de las partes interesadas del sector estadounidense y de los compradores que necesitan y quieren las patatas de la Isla del Príncipe Eduardo en esta temporada", expresa el comunicado.

Foto: Consejo de la Patata de la Isla del Príncipe Eduardo

Y los productores canadienses se han quedado con mensajes contradictorios y confusión. "Como sector, estamos intentando reaccionar, pero es preocupante", dice Dwayne Coffin, de Vanco Farms, en Mount Albion, Isla del Príncipe Eduardo. "También te preguntas por qué ahora. Llevamos enviando patatas a Estados Unidos desde hace 5 o 6 semanas".

Coffin se enteró de las discusiones sobre el tema a finales de la semana pasada. "Ya se había negociado y se había cerrado la frontera para las patatas de siembra para entonces", dice, señalando que los protocolos no habían cambiado en dos décadas.

También se pregunta por qué hay un problema con las patatas frescas. "Desde el punto de vista científico, todas las patatas frescas que entran actualmente en el mercado estadounidense se lavan a fondo y se tratan con un inhibidor de brotes. Esto supone un riesgo cero para el sector estadounidense", afirma Coffin. "Entonces, si esto no funciona, ¿qué es lo que realmente necesitan? No hemos obtenido respuestas a eso".

Más interrupciones
Por otro lado, el consejo afirma que la decisión supone únicamente una interrupción del comercio por motivos políticos que limitará el comercio en un año en el que la patata ya escasea en toda Norteamérica y en el mundo. Y señala algunas consecuencias potencialmente graves de la decisión, incluyendo el aumento de los precios de las tiendas de comestibles para los consumidores estadounidenses debido a la falta de producto en las zonas que dependen de las patatas de la Isla del Príncipe Eduardo, la escasez de producto para algunas instalaciones de procesamiento con algunos despidos y también otros impactos económicos para las plantaciones de patatas de la isla y los almacenes de envasado.

Foto: Consejo de la Patata de la Isla del Príncipe Eduardo

La Junta pide que se reviertan inmediatamente las restricciones al movimiento de patatas frescas. "Pedimos a los representantes de ambos lados de la frontera que trabajen de inmediato para resolver esta cuestión. Si no se revoca rápidamente esta decisión, habrá consecuencias económicas de gran alcance no solo para los productores de patatas de la Isla del Príncipe Eduardo, sino también para la economía provincial, otros productores de patatas canadienses, los retailers y los consumidores".

En cuanto a Coffin, dice que hay una pequeño consuelo. "Estamos saliendo del gran impulso de Acción de Gracias en Estados Unidos. Gran parte de las compras y los envíos están hechos. Si esto hubiera ocurrido hace dos semanas, habría sido más desastroso", concluye. "Pero tenemos que ponerle urgencia a esto para que se reabran las cosas y los daños sean mínimos. Estas cuestiones no se arreglan de la noche a la mañana y eso es lo realmente preocupante. La semana que viene tendríamos que prepararnos para los negocios de Navidad. Si esto se alarga otras tres o cuatro semanas o más, no podremos recuperar ese mercado".

 

Para más información:
Greg Donald
PEI Potato Board
Tel.: +1 (902) 892-6551
greg@peipotato.org 
www.peipotato.org 

Dwayne Coffin
Vanco Produce Ltd.
Tel.: +1 (902) 651-2005
dwayne@vancofarms.com  
www.vancofarms.com  


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor