La agricultura húngara en tiempos de cambio climático

"El cambio climático es el mayor reto al que nos tendremos que enfrentar en los próximos años"

Desde hace muchos años, Hungría es un proveedor importante de productos agrícolas para el mercado alemán, incluidas frutas y hortalizas. Toneladas de pimientos, tomates, frutas de hueso y otros productos frescos se venden cada año a través de los mercados mayoristas alemanes o directamente a los retailers. Sin embargo, también la agricultura húngara se enfrenta a los desafíos actuales, como las secuelas de la crisis del coronavirus y los fenómenos climáticos extremos, explican Ferenc Apáti, presidente de la asociación comercial FruitVeB, y Bálint Illés, diplomático de la Embajada de Hungría en Berlín.

Al igual que otros años, los miembros del Centro para la Comercialización de Productos Agrícolas húngaro (AMC) estuvieron representados con un stand conjunto húngaro en el pabellón 21 de la feria Fruit Logistica en Berlín. AMC y sus miembros también se pueden encontrar como expositores en la Semana Verde Internacional en Berlín y en la feria BioFach en Núremberg. Las exportaciones agrícolas son uno de los pilares de la economía del país centroeuropeo. El valor de las exportaciones agrícolas el año pasado fue de alrededor de 10,6 millones de euros, de los cuales alrededor del 9% fueron frutas y hortalizas. "Con una participación total del 16%, Alemania es nuestro mercado de ventas más importante. Austria también está entre los 5 primeros", dice Illés.


Ferenc Apáti y Bálint Illés en el stand húngaro en Fruit Logistica 2022

Líder en maíz dulce
Los productos de exportación más importantes incluyen hongos comestibles, tomates, zanahorias, legumbres secas y materias primas para los sectores de congelados y conservas. "Desde hace 7 u 8 años, Hungría es el mayor productor europeo de maíz dulce. Hungría también ha sido un actor importante en el suministro de cerezas para la industria conservera internacional en los últimos años. Mientras tanto, alrededor del 50% de la cosecha nacional de cerezas, ya sea como materia prima o en forma procesada, se exporta a Alemania. A diferencia de las cerezas dulces, las guindas son mucho más robustas y, por lo tanto, menos sensibles a las heladas, lo que es particularmente ventajoso en tiempos de cambio climático", comenta Apáti.

Efectos del cambio climático
Las heladas, las lluvias y las temperaturas bajo cero durante la temporada de floración y la cosecha afectan cada vez más a las producciones húngaras de frutas y hortalizas, especialmente en el cultivo de frutas de hueso, de acuerdo con Apáti. "En el caso de los albaricoques, por ejemplo, tuvimos daños por heladas de alrededor del 80% el año pasado. La cosecha ni siquiera fue suficiente para satisfacer la demanda interna. Afortunadamente, no hemos sufrido daños significativos este año".

Para proteger los cultivos de las heladas, los productores húngaros suelen confiar en tres medidas: el riego por aspersión, las velas (algunas de las cuales se fabrican en Hungría) y las máquinas de viento. "Aunque la primera medida ha demostrado ser, con diferencia, el método más eficaz, lamentablemente los recursos hídricos no siempre son suficientes para poder regar todos nuestros huertos. Si bien somos capaces de afrontar relativamente bien las heladas puntuales, las olas de frío persistentes son mucho más difíciles de gestionar", destaca Apáti.

Mayor importancia del suministro de alimentos
En los últimos dos años, la pandemia ha restringido repetidamente la vida cotidiana de los ciudadanos húngaros. "Sin embargo, la pandemia apenas ha afectado a la agricultura y las exportaciones de productos agrícolas. Al contrario, hemos constatado que la situación excepcional ha aumentado la importancia del abastecimiento de productos de alimentación, incluidas las frutas y las hortalizas", dice Illés.

"Han sido los fenómenos climáticos extremos los que han golpeado la agricultura húngara. El cambio climático es el mayor reto al que nos tendremos que enfrentar en los próximos años. A esto se suma el aumento de los costes de producción por falta de mano de obra y los cuellos de botella en el suministro, por lo que tendremos que contar con márgenes de beneficio muy reducidos en los próximos dos o tres años", añade Apáti.

Ampliación de la superficie ecológica
Illés también habla del posible acuerdo comercial con respecto a las importaciones de productos agrícolas de terceros países, que actualmente se encuentra en discusión. "Por supuesto, este acuerdo sería particularmente desventajoso para los agricultores de Hungría y de toda la UE. Al mismo tiempo, sigue habiendo oportunidades para nuestros productores en la agricultura ecológica. En los últimos años, la superficie de cultivo ecológico ya se ha ampliado de manera considerable y, probablemente, aumentará más en el futuro cercano", concluye Illés.

Para más información:
Bálint Illés
Embajada de Hungría en Berlín
Unter den Linden 76
10117 Berlín (Alemania)
Tel.: +49 (0)30 203-10-210
Balint.Illes@mfa.gov.hu  
www.linkedin.com/ 

dr. Apáti Ferenc
FruitVeB
Tel.: +36 70 389 0556
elnok@fruitveb.hu
www.fruitveb.hu 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor