Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Alain Cottebrune, de La Verdura, productor francés de espárragos:

"La venta directa permite obtener el 100% del valor de la producción"

Alain Cottebrune produce espárragos en el valle de Saire. Aunque hoy la venta directa de productos agrícolas se ha democratizado, en 1992, cuando el productor creó su primera tienda, fue uno de los precursores de este tipo de venta, hasta entonces poco desarrollada. "Creo que la venta directa nos da acceso a algo esencial en nuestro oficio: el contacto con el cliente. Cuando solo trabajamos con cooperativas, la única información que recibimos suele ser negativa o se refiere a problemas de calidad. Cuando nuestros productos han sido apreciados, no se nos dice. Y esta respuesta positiva, cuando nos esforzamos todo el año por producir verduras de calidad para satisfacer al consumidor, es esencial y muy motivadora".


Alain Cottebrune

Venta directa para valorizar toda la producción
Otra ventaja significativa de la venta directa es la posibilidad de aprovechar al máximo la producción. "Desde que ya no vendo a través de la cooperativa, sino directamente, ya no tiro nada. Consigo vender todas las categorías, incluidos productos rotos, que van muy bien para las promociones. Antes, me dolía tirar toneladas de verduras. Hoy en día, nada va a la basura, como debería ser en una época en la que ya no se puede tirar la comida".

Una tienda bien situada
En la actualidad, Alain Cottebrune vende sus verduras en una tienda situada a 7 km de su explotación, frente a un supermercado a la entrada del pueblo turístico de Saint-Vaast-la-Hougue. "Al principio, vendía mis verduras en un puesto de madera a 100 m de la calle principal. Pero 100 m ya era demasiado lejos. Hay tres criterios que hay que tener en cuenta cuando se decide montar un negocio: ubicación, ubicación y ubicación. Así que hace 15 años me mudé a un edificio bien situado a la entrada del pueblo, frente al supermercado. Un cambio de ubicación que dio sus frutos. Luego, como el lugar estaba menos poblado en invierno, vendía mis verduras por Internet. Entonces, enviaba un correo electrónico con una tabla en la que mostraba los productos que tenía, que más tarde estaban disponibles en los puntos de recogida de toda la región de Cotentin".

Vender productos directamente sí, pero no en la explotación
Aunque Alain Cottebrune está convencido de las ventajas de la venta directa, nunca quiso vender sus productos directamente en la explotación. "Sabía muy bien que no podría hacerlo. En la explotación, estamos para producir. Pero vender lleva tiempo. Además de no tener tiempo suficiente, la gente que suele venir a la explotación no tiene prisa. Así que creo que era esencial separar la producción de la comercialización, ya que ambas requieren mucho tiempo. Hoy, siete personas trabajan a tiempo completo en la tienda de venta directa, lo que me permite dedicarme por completo a la producción".

Aunque el productor decidió separar las dos actividades, quiso abrir su explotación a los clientes y a grupos escolares para presentar su producción. "Siempre he hecho visitas guiadas en verano para que la gente que esté interesada pueda venir a ver lo que hago y cómo cultivo".

Una producción totalmente ecológica
Alain Cottebrune cultiva espárragos blancos en 40 hectáreas y, desde hace algunos años, cada vez más espárragos verdes. La explotación obtuvo la certificación ecológica hace tres años. Esta etiqueta está en consonancia con la filosofía de la empresa: "Siempre he producido de forma muy sostenible, utilizando el menor número de insumos posible. Al final, no necesité mucho para cumplir con los requisitos del marco de condiciones ecológico, lo que me permitió obtener un valor todavía mayor que el de la producción tradicional. Así que me lancé".

Al beneficiarse de un clima templado, la temporada de espárragos de La Verdura comienza relativamente tarde. "Actualmente estamos en mitad de la temporada. La temporada nunca empieza muy temprano porque la temperatura no sube muy rápido aquí. Por eso también compré un invernadero de 2.000 m². Nuestros campos están justo en el mar, tocan la playa. Esto no afecta al crecimiento del espárrago, al contrario, porque es una de las pocas plantas que pueden soportar el agua moderadamente salada".

Para más información:
Alain Cottebrune
La Verdura
alain@laverdura.fr    


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor