Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Informe de la BLE, semana 22 (Alemania):

"Los envíos nacionales siguieron dominando el mercado del espárrago"

Los envíos nacionales siguieron dominando el mercado del espárrago. Según la BLE (Agencia Federal para la Agricultura y Alimentación de Alemania), su presencia fue un tanto limitada, pero, en general, suficiente para cubrir la demanda. Sin embargo, en diversas ocasiones, las ventas habían mejorado hasta tal punto que la demanda no se pudo satisfacer por completo. En esos casos, los distribuidores pudieron incrementar sus precios previos, y de forma muy considerable en algunas ocasiones. En Fráncfort, no se pudo negar cierta saturación de clientes. Sin embargo, al haberse reducido la oferta, al final los precios también tendieron al alza.

En general, se produjo un aumento del interés en el fin de semana largo del Pentecostés. Las importación de Polonia, Hungría e Italia solo tuvieron un papel complementario. Debido a la subida del precio de los lotes nacionales, tuvieron cierta oportunidad de venta. La oferta de segunda categoría de Alemania también se aceptó sin problemas por parte de los compradores.

Manzanas
El producto nacional continuó dominando, pero perdió relevancia en general. De vez en cuanto, los precios de los productos del hemisferio sur cayeron un poco a causa de los volúmenes. Los lotes nacionales, por otro lado, se encarecieron en algunas partes como resultado de una oferta más limitada.

Peras
Las sudafricanas Abate Fetel, Trout y Packham`s Triumph marcaron la tónica. La Abate Fetel de Chile y Argentina siguieron en términos de importancia. En general, la disponibilidad fue un poco limitada y, en particular la Flamingo sudafricana perdió relevancia.

Uvas de mesa
Los envíos italianos aumentaron: Las Black Magic y Victoria fueron convincentes en cuanto a características organolépticas, pero no siempre al cien por cien. Así, se estableció un amplio rango de precios. El aumento de las llegadas de Italia, sin embargo, tuvo poca influencia en los precios de los lotes dominantes de Sudáfrica y Chile.

Fresas
La fruta local dominó el panorama. Debido a una calidad divergente, se fijó un amplio rango de precios en algunas zonas. Además, por el mismo motivo, los precios tendieron a bajar más que a subir. No obstante, no siempre se pudieron evitar los stocks.

Albaricoques
Predominó la oferta española. La presencia de lotes franceses e italianos creció. Unas pocas importaciones turcas completaron el mercado en Múnich y Fráncfort, con un coste de 13 euros por 6 kilos. Los calibres grandes recibieron más atención y, en algunas ocasiones, se pudieron vender rápido.

Cerezas
La temporada fue ganando velocidad poco a poco. Las llegadas españolas, evidentemente, fueron predominantes y estuvieron disponibles en su mayoría en los grandes calibres preferidos por los clientes. Su calidad fue convincente en su mayor parte, por lo que los clientes las compraron con gusto. Entre los productos griegos, a veces hubo algunos problemas de calidad, lo que, inevitablemente, se reflejó en los precios.

Melocotones y nectarinas
Los lotes españoles fueron más predominantes que los italianos. Aunque al producto francés aún le quedaba mucho para llegar, las primeras importaciones turcas ya estuvieron disponibles en Fráncfort el viernes. En general, se pudo observar una calidad bastante desigual. Los precios se desarrollaron en consecuencia.

Limones
En el caso de la fruta española, el cambio del económico Primofiori al más caro Verna estuvo en pleno apogeo, motivo por el que los precios tendieron al alza en general. El turco Enterdonato perdió relevancia, influidos por el volumen, los precios tendieron al alza de vez en cuando.

Bananas
Por lo general, la oferta se armonizó con las ventas. Por ese motivo, los precios solo cambiaron de manera selectiva. En Berlín, la oferta general se abarató ligeramente como resultado del factor volumen. En Múnich, por otro lado, las segundas y terceras marcas se encarecieron.

Coliflor
Los lotes nacionales dominaron y, en algunos lugares, casi tuvieron una posición de monopolio. La oferta belga los siguió en términos de importancia. La demanda había aumentado y, pese a la mayor disponibilidad, no siempre fue posible satisfacerla por completo.

Lechuga
La lechuga procedió de Bélgica y Alemania. El interés no fue particularmente fuerte y se satisfizo sin dificultad. Los precios cayeron a menudo, en parte debido a las compras y en parte, a un exceso de oferta. En el caso de la lechuga Iceberg, predominaron los productos nacionales y holandeses.

Pepinos
La gama estuvo formada por producto nacional, holandés y belga. La disponibilidad no había cambiado significativamente. También en este sector, en ocasiones hubo demasiada abundancia de oferta, lo que obligó a los comerciantes a reducir sus precios.

Tomates
Evidentemente, los lotes holandeses y belgas dominaron el mercado. Los productos nacionales e italianos tuvieron un carácter complementario. La calidad de la fruta fue convincente por lo general. Obviamente, la disponibilidad había crecido y, en ocasiones, superaba las ventas.

Pimientos
La comercialización fue bastante inestable, con una tónica marcada por los lotes holandeses y belgas. En la mayoría de los casos, la oferta superaba la demanda, lo que provocaba el descenso de los precios. De vez en cuando, sin embargo, el surtido no bastó para satisfacer el interés en su totalidad. En esos casos, también se registraron incrementos de precios.

Fuente: BLE 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor