Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Marc Peyres, de Blue Whale: "Nadie tendrá 10 meses de Gala este año"

"El reto de la temporada será trasladar al mercado nuestra inflación de costes"

"Cada fenómeno meteorológico tiene sus sobresaltos", comienza Marc Peyres, director comercial de exportación de Blue Whale. "Hemos tenido unas condiciones meteorológicas excepcionales en julio-agosto". Una situación que tiene dos consecuencias. "En primer lugar, la sequía, pero también y sobre todo el excesivo calor, en particular en lo que respecta a la cosecha de Gala", que comenzó hace casi un mes. Consecuencias que podrían ser "más importantes que unas primaveras con heladas", según Marc. ¿El resultado? Frutos más pequeños y volúmenes más bajos. "Lo que vendamos estará muy bien, pero habrá mucho menos. Italia, España, Portugal, Alemania e Inglaterra, por no hablar de Polonia, están sufriendo las mismas consecuencias, no hay ningún país que se salve".

Se rebajan las previsiones de Gala
Un "escenario totalmente cambiado" para la Gala debido a las olas de calor que se han sucedido desde junio. "Una cosa es segura: no podremos cosechar todas las Gala y, por tanto, no tendremos 10 meses de Gala este año. La producción se reducirá considerablemente en todos los países europeos. No creo que podamos tener en cuenta las cifras anunciadas a principios de junio hasta que haya actualizaciones. La cosecha que tendremos no será la misma que la anunciada, debido a la excepcional secuencia climática que ha sufrido toda Europa desde principios de julio. Ya sea por los volúmenes o por la calidad, existe el riesgo de decepciones en determinados lotes". 

Presión de los distribuidores
"Espero que el mercado tome nota de la situación", continúa Marc Peyres. Mientras el sector se enfrenta a un aumento sin precedentes de los costes de los insumos, la presión de los distribuidores sobre los precios no hace sino acentuar una situación que ya es agobiante para los productores. "Como ocurre en general, todos estamos en el mismo barco. Hoy tenemos mucha presión, en todos los países europeos, a nivel de distribución en relación con la inflación, pero especialmente con la electricidad para el almacenamiento, el envasado o la mano de obra, tenemos que soportar numerosos costes adicionales. La inflación preocupa a todo el mundo, por lo que los distribuidores deberían dejar de bajar los precios. Pienso en nuestros productores, que están perdiendo fruta por los fenómenos meteorológicos; merecen tener precios adecuados en el contexto actual".

Frutas más dulces en beneficio de los consumidores
Aunque la producción de Gala se ha resentido por el calor, los consumidores encontrarán en los estantes frutas más dulces. "La tasa de azúcar será superior. Se cosechará menos fruta, pero será excelente en términos de calidad, y una fruta mejor en el mercado significa un consumo muy bueno". Este será el principal reto de la temporada. "Tenemos que ser capaces de vender calidad al consumidor y obtener un precio más alto por ella". 

Optimismo por la cosecha de otoño
"Hoy sabemos adaptarnos más fácilmente a las heladas y al granizo que al calor. Hemos efectuado cambios en nuestras variedades, nuestros huertos están situados en zonas con buen suministro de agua y podemos regar. Así que seguimos siendo optimistas, porque, por el momento, no es un buen augurio para la temporada en general, sino todo lo contrario, ya que el equilibrio entre la oferta y la demanda debería invertirse rápidamente y sernos favorable en cuanto a frutas de calidad".

Para más información:
Marc Peyres, director comercial de exportación
Blue Whale
Teléfono: +33 (0)5 63 21 56 56
contact@blue-whale.com      
blue-whale.com  


Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor