Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Los precios de la energía amenazan a los productores hortofrutícolas de la UE

El encarecimiento de la factura de la energía, que ha llegado a multiplicarse hasta por 12 –un agricultor belga declaró recientemente que este año su factura anual de 3.000 € se ha disparado hasta más de 50.000 €–, amenaza al sector hortofrutícola de la UE.

"Mientras que el debate a nivel europeo ha estado dominado en general por los productos lácteos y los cereales, el sector de frutas y de hortalizas es esencial para garantizar la seguridad alimentaria de la UE", según el presidente del grupo de trabajo sobre frutas y hortalizas de la organización de agricultores comunitarios COPA-COGECA, Luc Vanoirbeek. "Muchas personas dependen de este sector, debemos sobrevivir este año", ha declarado a EURACTIV, recordando que mientras los costes de producción se han disparado hasta un nivel récord, los precios de los productos "no siguen" esa subida.

La subida de los costes energéticos está impactando de diferentes formas. Del lado de la producción, los sistemas de cultivo en invernadero y los costes de insumos como los fertilizantes se han visto fuertemente afectados; esto, unido al calor extremo que se ha registrado este verano, ha hecho que la producción de algunos productos se ha reducido hasta un 20%.

Además, los productores como los de manzanas o peras, se enfrentan al elevado costo de almacenamiento en cámaras; desde el momento en que una fruta o una verdura es cosechada debe ser conservada en frío para evitar que se estropee, lo que requiere mucha energía.

"Debemos intentar intentar vender de inmediato con los precios actuales, pero por otro lado, constatamos que la venta y la comercialización son verdaderamente difíciles en este momento, con la perturbación de las exportaciones". En cuanto a las manzanas, por ejemplo, algunos Estados miembros de la UE, como Polonia, han registrado una cosecha excepcionales este año; en tiempos normales, una gran parte de estas manzanas sería exportada a los países vecinos, Ucrania y Bielorrusia, pero este año, tendrán que venderse en el mercado interior de la UE.

Un futuro incierto
El sector está atravesando actualmente una gran crisis, pero la verdadera inquietud afecta al futuro. "Por el momento, muchos (productores) tienen contratos a largo plazo hasta 2023-2024, y aún no han sido tocados de lleno por el alza de los precios". Sin embargo, muchos otros están reconsiderando su futuro dentro del sector. "Ahora reflexionan sobre lo que van a hacer en la próxima campaña, sobre si seguirán cultivando o no", ha indicado, subrayando que al contrario que en periodos de crisis anteriores, "no hay luz al final del túnel".

 

Fuente: efeagro.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor