Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La temporada de Prima Frutta con el calibrador electrónico ha sido todo un éxito

Prima Frutta, una de las mayores empresas de California dedicadas al embalaje y la comercialización de cerezas, ha terminado la primera temporada de esta fruta con un nuevo calibrador electrónico por defectos de 36 carriles que clasifica 50.000 cerezas por minuto y funciona durante 18 horas al día. La instalación es una solución lista para ser usada de Compac Sorting Equipment y sus socios Van Doren Sales, e incluye todos los componentes, desde el volcado de cajas hasta la fase final de embalaje.


La nueva línea contiene varias innovaciones punteras en el mundo como el control inteligente de flujo Compac, que emplea sistemas automatizados para controlar la distribución de las cerezas a lo largo el calibrador, mantener el grado de capacidad y de eficiencia al máximo. Cada canal transporta 1,5 toneladas de cerezas por hora, y gracias a su diseño, las cerezas se incorporan al flujo suavemente, lo que reduce el contacto entre la fruta. La avanzada plataforma de calibrado por defectos, InVision 9000, proporciona visión superior y lateral y toma 30 fotos de cada cereza para analizar con precisión la blandura, las macas, los espolones y las grietas, lo que convierte esta línea de cerezas en la más avanzada tecnológicamente que se haya instalado.




El calibrador Compac Small Fruit Sorter para cerezas ha sido diseñado íntegramente para ser lo suficientemente cuidadoso con variedades delicadas como la Rainier y la Royal Anne, además de para ser lo bastante eficiente como para permitir un ahorro de más del 50 % en la mano de obra; es la combinación perfecta entre alta capacidad y el manejo más cuidadoso que existe para garantizar que las cerezas llegan a sus envases sin sufrir daños al mismo tiempo que se clasifican correctamente.




“Esta instalación cuenta con innovaciones para ofrecer a Prima Frutta el mayor ahorro posible en términos de mano de obra y el mejor valor añadido en cuanto a mejora de su producto final envasado”, explica David Buys, director de Ventas & Marketing de Compac. “Hemos trabajado en estrecha colaboración con Prima Frutta en este proyecto y hemos conocido sus metas y expectativas para la temporada en California, y estamos ansiosos por mostrar a la industria lo que podemos hacer en el estado de Washington durante las próximas semanas”.


La próxima calibradora de fruta pequeña Compac Small Fruit Sorter en ponerse en funcionamiento es otro producto conjunto con Van Doren Sales, ubicada en el estado de Washington, que estará operativa durante la próxima temporada de la cereza. Un cliente en Chile ha encargado otro calibrador a la vista del éxito del proyecto de Prima Frutta. Esta instalación entrará en funcionamiento en octubre de 2013, a punto para la temporada de la cereza del hemisferio sur.


La familia Sambado lleva cultivando cerezas en el valle de San Joaquín de California desde 1947. Tras labrarse una reputación por cultivar y comercializar un producto de calidad suprema, A. Sambado & Son se expandió y comenzó a embalar su propia fruta para el mercado. En 1992, Prima Frutta y Van Doren Sales formaron equipo para desarrollar su primera línea de calibrado de cerezas a la que siguieron otras tres. Debido a la aplicación de tecnología punta, Prima Fruta es considerada líder de la industria en embalaje y comercialización de manzanas y cerezas.

 



En 2010, Compac recibió el encargo de actualizar un calibrador de cerezas ya existente instalado en Prima Frutta con un nuevo sistema Compac InVision. Este sistema mejoró de forma sustancial la capacidad de Prima Frutta para clasificar sus cerezas por color, tamaño y forma, además de incrementar el rendimiento de su instalación. En 2011, Compac recibió el encargo de diseñar e instalar dos calibradores MLS de cinco carriles con InVision 9000 para clasificar por defectos y así actualizar y expandir las instalaciones de Prima Frutta dedicadas a las manzanas.


Debido a la sólida relación entre las empresas, Prima Frutta volvió a encargar a Compac y Van Doren Sales un ambicioso proyecto: una línea completa que clasificaría 50 000 cerezas por minuto según el tamaño, la forma, el color, la blandura y los defectos de la superficie. Trabajó con sus empresas socias Van Doren Sales y Fruit Handling Systems y A&B Packing proporcionó el equipo final de embalaje.




Los calibradores Compac son capaces de clasificar el producto en función de su peso, tamaño, forma, color y defectos de la superficie. Estos calibradores emplean cámaras digitales y software desarrollado por Compac para analizar el producto y llevarlo a la zona de embalaje de la planta.


Compac proporciona soluciones de trazabilidad a plantas de embalaje donde el producto puede seguirse desde que abandona la plantación hasta que llega a la línea de embalaje y sale en bolsas, y además registra los datos para su recuperación.


Más información:
Nathan Soich
Compac
Tel.: +64 9 929 2511
nathan.soich@compacsort.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor