Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Robot Ladybird

Australia: Una explotación agrícola ayuda a promover el éxito de la robótica

El desarrollador de un robot agrícola recientemente probado en Cowra ha sido galardonado con el premio Investigador del Año por el principal órgano del sector australiano de las hortalizas, Ausveg.

Ausveg ha nombrado al experto en robótica de la Universidad de Sídney, el profesor Salah Sukkarieh, investigador del año por su trabajo con robots agrícolas inteligentes, en particular el Ladybird ("Mariquita", en inglés), presentado en la explotación agrícola de Ed Fagan, donde se cultivan cebollas, remolachas y espinacas.

El profesor Sukkarieh, quien dirige un equipo de investigación dedicado al progreso de la robótica agrícola, explica que el propósito de su grupo es redefinir las áreas clave de la robótica de campo como la tecnología de sensores, el desarrollo de materiales y los mecanismos autónomos complejos.

Dice que la automatización de procesos no agrícolas está destinada a desempeñar un papel decisivo en la reducción de los gastos y el aumento de los beneficios de la agricultura futura gracias a que muchas de las tareas manuales del campo las desempeñarán dispositivos robóticos agrícolas especialmente diseñados.

"Ladybird se centra en la agricultura extensiva y está alimentado mediante energía solar. Cuenta con una serie de sensores para detectar el crecimiento de las hortalizas y las plagas, ya sean vegetales o animales", indica el profesor Sukkarieh. "Además, está equipado con un brazo robótico para retirar malas hierbas, y también tiene potencial para cosechar de forma autónoma".

El Ladybird fue diseñado y construido específicamente para la industria de las hortalizas con el objetivo de crear un robot de tierra equipado con software inteligente.

También tiene la capacidad de realizar de forma autónoma vigilancia agrícola, mapeado, clasificación y detección de diferentes hortalizas.

"El robot fue capaz de circular de forma totalmente autónoma entre las hileras y de una hilera a otra, mientras recopilaba datos con los sensores. Los sensores incluyen láseres, cámaras y cámaras hiperespectrales", añade el profesor Sukkarieh said. "Parte de nuestro programa de investigación consiste en hallar nuevas formas de proveer información valiosa para los productores sobre el estado de sus parcelas".

El robot, alimentado con energía solar, fue cargado antes de dirigirse a las fincas de cebollas, remolachas y espinacas de Cowra y se mantuvo totalmente operativo durante tres días consecutivos.

Las futuras pruebas del Ladybird incluirán un brazo robótico manipulador situado debajo del vehículo, que tiene potencial para realizar labores de detección y muestreo y está encaminado a la cosecha automatizada.

Fuente: westernadvocate.comau

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor