Brasil: Sistema portátil para la detección de la virescencia de los cítricos

Desde 2005, la virescencia de los cítricos ha ocasionado daños económicos por valor de 4.500 millones de dólares en Florida y ha hecho necesaria la erradicación de 27 millones de árboles en Brasil, que representan aproximadamente un 5-15% de costes de producción.

Tradicionalmente, los productores de naranjas detectan la virescencia inspeccionando visualmente las hojas de los árboles. En Brasil, un tractor en el que van subidos cuatro inspectores de hojas recorre las hileras de árboles. La inspección visual identifica de forma precisa la enfermedad en un 60% en el mejor de los casos, y en un 30% de media. Desgraciadamente, los árboles enfermos no suelen presentar síntomas visibles durante más de un año, periodo en el que pueden transmitir la bacteria a otros árboles del huerto.

Jarbas Caiado de Castro Neto, empresario y profesor en el Instituto de Física de São Carlos, y su equipo de investigación pasaron un año y medio desarrollando un método barato y portátil para detectar la virescencia de los cítricos antes de que los árboles presenten síntomas visibles. El producto final, que tiene aproximadamente el tamaño de un datáfono, está equipado con un láser, un espectrómetro y un procesador para analizar los resultados. Incorpora una batería que puede alimentar el equipo durante todo un día de comprobación de hojas y puede dar resultados en el campo.

Las hojas de los naranjos enfermos y sanos emiten espectros de fluorescencia distintos. Las hojas afectadas por la virescencia de los cítricos emiten más luz en el rango medio del espectro visible, pero tienen un pico menor —en torno a 750 nm— asociado con la degradación de la clorofila en las hojas.

La firma espectrográfica de la enfermedad de la virescencia de los cítricos también aparece casi inmediatamente después de que el árbol se infecta, mientras que los síntomas visibles tardan un año o más en desarrollarse.

Cuando Castro y su equipo probaron sus sistema espectrográfico portátil en agosto de 2014, este detectó la virescencia con una precisión de más del 95%. El hecho de que el dispositivo pueda identificar los árboles enfermos un año antes de que muestren síntomas visibles es una enorme ventaja, según Castro, porque permite a los agricultores erradicar los árboles antes de que transmitan la enfermedad al resto. Los investigadores estiman que esta identificación temprana podría ahorrar a los productores de naranja brasileños miles de millones de dólares para 2020 si lo adoptasen de forma generalizada hoy.

La compañía que Castro y sus colegas fundaron, llamada Agricultural Optronics Systems (AgriOS), tiene un acuerdo para probar su sistema espectroscópico portátil en el mayor productor de naranjas de Brasil. Castro señala que uno de los retos a los que se enfrenta la compañía podría ser convencer a los agricultores de erradicar los árboles que no tienen signos visibles de la enfermedad. Añade que este reto podría superarse marcando los árboles que el análisis espectroscópico identifiquen como enfermos, y vigilándolos de cerca. Si los agricultores ven que los árboles sucumben a la virescencia, quizá estén más dispuestos a confiar en la tecnología.

AgriOS planea ampliar el uso de sus técnicas ópticas para detectar enfermedades en otros cultivos y, en última instancia, integrar los dispositivos en sistemas integrales de gestión agrícola.

Fuente: aip.org

Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor