Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Sistema mixto Control Heladas y Golpes de Calor

Ahora las mermas en frutales por golpes de calor también pueden evitarse

Si hay algo destacable en la actual temporada de cítricos española, es el importante descenso de producción de naranjas en general, más severo en el caso de las clementinas y mandarinas tempranas. "La floración fue muy buena y esperábamos una muy buena cosecha, pero las olas de calor en el mes de mayo con temperaturas superiores a 40 grados provocaron fuertes caídas de fruta y, en algunas variedades, pérdidas superiores al 60% de la cosecha", explica a FreshPlaza el ingeniero agrónomo Carlos Arenes, inventor del sistema mixto de Control de Heladas y Golpes de Calor.

"Las plantas, con temperaturas superiores a 30 grados cierran los estomas de las hojas para no deshidratarse, ya que es mayor la pérdida de agua que la que ella misma puede captar del suelo, medida natural de seguridad para no deshidratarse y morir. No obstante, los frutos no tienen esta capacidad y los frutos que se deshidratan mueren y caen al suelo, ya que no disponen de ningún método para controlar la deshidratación".

"Con nuestro sistema mixto de control de heladas y de golpe de calor conseguimos aplicar agua encima de la planta". En palabras de Carlos Arenes, "cada gramo de agua que evaporamos encima de la planta le roba el calor a la misma, ya que cada gramo de agua que evaporamos absorbe 590 calorías. Si aplicamos 12 metros cúbicos por hectárea y hora son 12.000 litros, lo que se traduce en 12.000.000 de gramos de agua. Si cada gramo absorbe 590 calorías nos dan un total de 7.080.000.000 calorías que robamos a una hectárea y hora de cultivo", calcula el ingeniero agrónomo.

Con este sistema se consigue reducir la temperatura de la parcela expuesta al sol en un día de más de 40 grados a aproximadamente 24 y 25 grados, siendo algo más superior a la sombra, alrededor de 27 grados, "ya que el sol es el principal factor de evaporación, seguido del viento", recuerda Carlos Arenes.

"Con estos números ya podemos entenderlo todo un poco más", comenta. "No es fácil, ya que necesitamos que el agua evapore en el cultivo la máxima cantidad posible sin saturar la atmósfera de humedad, porque si saturamos la atmósfera de humedad, las plantas no pueden evaporar y se detiene el proceso. Por eso realizamos pulsos de agua con un tamaño de gota controlado".


Comparación de los árboles en los que no se usó el sistema (izquierda), y la fila de árboles en los que se usó el sistema mixto Control Heladas y Golpes de Calor (derecha)

"Uno de nuestros clientes conectó toda la parcela y desconectó unas pocas filas para poder ver el resultado del uso de nuestro sistema en en una finca de clementinas de la variedad Clámenmeles. ¿Y cuál es nuestra sorpresa? Las filas con el sistema mixto control de heladas y golpe de calor tienen una cosecha muy superior a otras campañas y las filas en las que no se empleó el sistema apenas tienen fruta en los árboles, aunque sí mucha vegetación", asegura Arenes.

El sistema también se ha probado en otros cultivos como el albaricoque. "El exceso de calor provoca una maduración interna muy rápida, pérdida de consistencia y caída de la fruta. Aquellos que decidieron utilizar nuestro sistema obtuvieron resultados visiblemente buenos. Podemos emplearlo en distintos cultivos frutales, como la manzana, para darle más color, etc".



Más información:
Carlos Arenes
Control Heladas
T: +34 962530388
M:+34 629632886
carlos@controheladas.com
www.controlheladas.com
www.facebook.com/controlhelada
 

Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor