Una mano robótica con tacto humano

Una nueva mano robótica desarrollada en la Universidad Cornell podría aportar un toque de suavidad a la robótica. La mano es blanda y delicada, como un globo, y usa sensores guiados por luz para determinar la presión, la textura y la forma a la hora de agarrar un objeto. Todas estas características son necesarias cuando la robótica se aplica a las frutas y hortalizas frescas. Dado que estos productos pueden dañarse y magullarse fácilmente, se necesita un tacto humano.

Se trata de una tendencia al alza en una industria productora cada vez más autónoma en la que la tecnología ya se emplea en naves industriales para la clasificación y el envasado de alimentos como tomates o productos de panadería. Esta tecnología también tiene potencial para mejorar la protética, que se basa en sensores precisos para lograr una prótesis más realista.

"Nuestra mano humana no funciona mediante motores para accionar cada una de las articulaciones, sino que es blanda y cuenta con muchos sensores en la superficie y en el interior de la mano", explica Huichan Zhao, autora principal del estudio. "La robótica blanda nos permite construir una mano blanda más similar a la humana".

Fuente: npr.org




Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor